Santiago Centro pasará este lunes a transición después de cuatro meses y 18 días en cuarentena

Santiago Centro en cuarentena, situación que fue modificada por las autoridades.

Cabe consignar que los 503.147 habitantes de la comuna -que registra 211 casos actuales según el último informe epidemiológico- iniciaron el más estricto confinamiento el pasado 26 de marzo a las 22.00 horas. Alcalde Alessandri expresó su satisfacción, pero llamó a la cautela.




Este era un momento esperado en Santiago Centro desde el 26 de marzo a las 22.00 horas, cuando comenzó la estricta cuarentena: este miércoles, se confirmó -tal como adelantó La Tercera- que la comuna dejará este lunes su régimen de confinamiento más estricto para pasar a la etapa de transición.

Es decir, los 503.147 habitantes podrán tener una vida un poco más normal a partir de este lunes a las 05.00 horas, es decir, después de 144 días de iniciada la cuarentena. O lo que es lo mismo, tras cuatro meses y 18 días. Una de las cuarentenas más grandes del mundo.

De acuerdo al último informe epidemiológico, el número de casos actuales en la comuna es de 211, con una tasa de incidencia de 41,9%, porcentaje distante al que exhibe la Región Metropolitana en su totalidad (86%).

Además, la baja positividad es un aspecto que resalta en esta comuna: en el período que comprende del 3 al 9 de agosto, Santiago procesó 807 test PCR, confirmando el virus en 32 personas, lo que la cifra en un 4%, porcentaje inferior al 7% promedio de todo el país durante este tramo.

Ayer, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, había expresado su deseo de que la comuna dejara la cuarentena. Expresó: “Yo espero que el ministro (Enrique) Paris y la subsecretaria (Paula) Daza puedan anunciar que Santiago y Estación Central, como macrozona, estén pasando el próximo día lunes 17 a la fase de transición”.

Anticipándose al anuncio, el edil presentó ayer un protocolo que deben cumplir los establecimientos que atiendan público en la comuna. Al respecto, comentó: “Para avanzar a la fase de transición, el casco histórico, que recibe a 2,5 millones de personas todos los días, tiene que estar preparado. Frente a eso hicimos señaléticas y un protocolo que todo el comercio debe tener y respetar. Queremos de una vez por todas empezar a abrir la ciudad con todos los resguardos necesarios”.

Satisfacción con cautela

Este miércoles, Alessandri no ocultó su satisfacción aunque pidió “llamar a la cautela. Es una etapa de transición que tiene ciertas limitantes. El comercio puede abrir, pero con dependientes que provengan de comunas en transición”.

“El llamado es a los empleadores para que mantengan el teletrabajo lo más que se pueda”, complementó.

“Llamo a la responsabilidad de los vecinos. Es una primera luz de esperanza. Hay que tomar con mucha cautela para no retroceder”, cerró.

Comenta