Seis mil carabineros, refuerzos desde regiones y el registro para evitar un "nuevo Catrillanca": El operativo de la policía en su noche más difícil

twitter-carabineros

Carabineros dispuso de un gran contingente policial en las calles de Santiago durante la jornada de ayer, quienes se vieron sobrepasados por los hechos de violencia registrados durante la noche. A esta hora, los efectivos de la institución resguardan 50 puntos críticos del Metro, donde no hay militares.


"Todas las unidades acuartelarse". Así fue el mensaje que cerca de las 16.00 comenzó a bajar de los mandos de Carabineros a las distintas unidades de la policía uniformadas, entre ellas las Fuerzas Especiales, OS-9, OS-7 y la Dirección de Inteligencia. A esa hora los disturbios escalaban rápidamente por los capital, aunque aún no se sabía cómo terminaría el día en que los efectivos de institución se verían sobrepasados.

Fueron 6 mi carabineros los que se dispusieron para contener las manifestaciones de ayer, prácticamente toda la dotación de la Región Metropolitana. El primer cálculo que se hizo fue que diez policías debían resguardar cada una de las 136 estaciones del Metro, lo que se tradujo en 1.360 efectivos por zona. El resto debía contener las manifestaciones y reprimir la escalada de violencia.

Sin embargo, ya entrada la noche la situación se complicó. A eso de las 20.00 horas eran casi 100 los focos de violencia, entre ellos la quema del edificio corporativo de Enel, la quema de 16 micros y saqueos en locales comerciales.

El general director de Carabineros, Mario Rozas, dispuso que un contingente de carabineros reforzara los servicios. Viajaron desde Rancagua y Talca, 200 policías de cada ciudad, para ayudar a controlar las barricadas y los disturbios.

Aún así, la situación ya era incontrolable. Pasaban los minutos, y la policía se veía sobrepasada y el mando de Carabineros lo sabía. Se necesitaban más manos para controlar la acción delictual, la que ya pasadas las 22.00 de la noche, tenía algunos edificios a puntos de derrumbarse.

Hubo un minuto de la noche de ayer, en que una interrogante circuló por redes sociales y la opinión pública: ¿Dónde está carabineros? ¿Se replegaron? Fuentes policiales niegan el replique y descartan que se hayan abandonados las calles, y explican que hubo un momento en que los riesgos de derrumbe era crítico. Sumado a eso, la policía también concurrió a contener la quema de los pórticos de la carretera.

Quiénes dispararon y 50 puntos críticos sin militares

El apoyo del gobierno a la acción de Carabineros fue total. Fue el propio ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien dijo en La Moneda que la policía tenía el respaldo del Ejecutivo para controlar los actos de violencia.

El general Rozas atendió el punto y transmitió el apoyo a los efectivos policiales desplegados en la calle. Pero este apoyo no significaba que podían hacer lo que quisieran, sino que se ajustara a los "protocolos de acción", es decir, que solo se usaran las armas disuasivas una vez que los policías fueran atacados y se estuviera en un acto de flagrancia delictual.

Además de eso, el mando dispuso un registro de disparo y munición para los efectivos. Es decir, cada carabineros que uso su arma se lo informó a su jefatura directa, entregando el número de serie del arma de la munición utilizada. Esto, cuentan en la institución, para evitar un "caso Catrillanca" (Camilo Catrillanca falleció producto de un disparo de la policía, el 14 de noviembre en La Araucanía).

Ya con el control de los militares, los policías pudieron "respirar". Sin embargo, solo fue por unos minutos. A esta hora, algunas escaramuzas vuelven a preocupar a la institución, quienes dispusieron que en los lugares donde no hay militares abocar carabineros.

Son 50 las estaciones de Metro que Carabineros está resguardando, pues son considerandos focos críticos. Entre ellas están: Santa lucia, U. Católica, B. Artes, Einstein, Vespucio Norte. Los libertadores, P. Valdivia, Laguna azul, Pudahuel, entre otras.

Aunque para el mando de Carabineros la salida de los militares a efectuar labores de vigilancia fue considerada un "alivio", hay una parte de los efectivos de la institución que consideran que igual es la policía la que sigue en las calles.

Comenta