Servicios de Salud de O'Higgins, Santiago y Viña del Mar lideran listas de espera

Imagen-RECORRIDO-HOSPITAL001-9

El proyecto de ley contempla un plan de salud universal que costará $ 70 mil mensuales por persona.

El Maule y Araucanía Sur, en tanto, son las zonas que más acumulan intervenciones quirúrgicas no Auge retrasadas. Ministro Mañalich señala que con la reforma a Fonasa, que ingresará al Congreso el 6 de enero, disminuirán los tiempos.


"Lo que nosotros esperamos con la reforma a Fonasa es terminar con la lista de espera Auge y reducir a la mitad los tiempos de espera de los pacientes No Auge", señaló este lunes a La Tercera el ministro de Salud, Jaime Mañalich. El secretario de Estado apuntaba a que el 6 de enero el gobierno ingresará al Congreso una reforma que busca modificar el Fondo Nacional de Salud (Fonasa).

El proyecto de ley contempla un plan de salud universal, que costará $ 70 mil pesos mensuales por persona, y, entre otras cosas, delegará en Fonasa la facultad de crear redes de atención según las necesidades del afiliado. También fijará plazos máximos de atención para las distintas enfermedades. Esto, con el fin de disminuir los tiempos de espera para acceder a atenciones con especialistas e intervenciones quirúrgicas, los cuales en promedio llegan actualmente a 364 días.

Según el último "reporte trimestral de garantías de oportunidad respecto a los retrasos en régimen Ges y lista de espera No Ges", realizado por el Ministerio de Salud, hasta septiembre de este año se encontraban en lista de espera (o sea, retrasadas) 1,94 millones de consultas de especialidad, 266.899 intervenciones quirúrgicas no Auge y 7.600 atenciones Ges.

En el registro se evidencian importantes diferencias en la cantidad de atenciones en los distintos servicios de Salud.

O'Higgins es la zona donde más pacientes esperan una consulta con especialistas, con 170.449 atenciones retrasadas (y un promedio de 757 días). Le siguen los servicios metropolitanos Sur Oriente (144.520 atenciones y 464 días en promedio) y Occidente (132.320 y 369 días). Continúan los de Viña del Mar (123.230), del Maule (114.959) y La Araucanía Sur (111.453). A la inversa, Arica, Aysén y Aconcagua son los servicios de salud con menos pacientes en espera por este ítem, con 11.058, 15.129 y 18.744 atenciones retrasadas, respectivamente.

Cirugías no Auge

Los servicios del Maule, La Araucanía Sur y O'Higgins son los que más acumulan cirugías no Auge retrasadas. Le siguen Viña del Mar, Metropolitano Sur Oriente y Concepción.

La lista de espera Ges, en tanto, la lidera Valparaíso.

Con respecto a estas diferencias en la cantidad de pacientes en lista de espera por zona, el ministro Mañalich aseguró que se debe a tres factores: el tamaño de la población que se atiende en el servicio de salud, la infraestructura hospitalaria de éste y la eficiencia que tiene para resolver los problemas de salud. "Tenemos diferencias de eficiencia en los hospitales", reconoció la autoridad.

La solución de las listas de espera son, en su mayoría, dependientes de la capacidad terciaria u hospitalaria. "Por eso, el Maule tiene una gran concentración de espera. Los servicios de salud de esos lugares están débiles en infraestructura y en recurso humano", explicó el secretario de Estado. Sostuvo que estos informes ayudan a priorizar dónde hay que construir más centros: "Precisamente, en este momento las regiones del Maule y La Araucanía son las que tienen máxima prioridad", indicó.

La reforma

Según Mañalich, lo que busca la reforma a Fonasa es que la entidad cumpla un rol de aseguradora y ofrezca una solución sin "la rigidez" que tiene hoy el sistema, que define a qué hospital debe asistir el paciente según su lugar de residencia. Y si este no tiene capacidad, la persona pasa a lista de espera. "La nueva Ley de Fonasa estipula plazos máximos de atención y si los tiempos no se cumplen, la entidad debe derivar al paciente a otro centro de salud", explicó.

Rafael Caviedes, exdirector de Fonasa y expresidente de la Asociación de Isapres, dijo que "para cumplir lo ofrecido por el gobierno es indispensable reformar profundamente el modelo de gestión de la red estatal de salud. Darle a los hospitales autonomía, como empresas estatales autogestionadas y concesionarlos, para que entreguen sus servicios eficientemente".

Matías Goyenechea, presidente de la Fundación Creando Salud, dijo que "nuestra red hospitalaria está bastante colapsada, y generar una presión adicional puede producir un desvío de recursos y pacientes hacia el sector privado, más que apuntar efectivamente hacia la solución de los tiempos de espera".

Comenta