Trabajadora de Parque Safari muerta por ataque de tigre es despedida en ceremonia fúnebre: Pareja insiste en tesis de negligencia

La joven Catalina Torres fue despedida por sus familiares en Rancagua. Mientras, en las inmediaciones del Parque se presentaron grupos animalistas que exigieron al Parque no sacrificar al tigre, pese a que ello ya fue descartado por las autoridades.




Este domingo fue despedida Catalina Torres, la trabajadora del Parque Safari de Rancagua a consecuencia del ataque de un tigre blanco el pasado viernes.

Durante la mañana se realizó el responso de rigor en la iglesia Divino Maestro de la capital de la región de O’Higgins. En la ocasión participaron solo los familiares y el círculo más cercano a la mujer, fallecida a los 22 años.

Tras la ceremonia, los restos de Catalina Torres fueron trasladados hasta el cementerio Parque del Sendero de Rancagua, donde fueron cremados.

Pareja de fallecida insiste: “Esto no fue un accidente, fue una negligencia de la gente del Safari

En tanto, Javier Caro, la pareja de Torres, quien a su vez es el principal testigo de lo ocurrido, insistió en la tesis de la negligencia por parte de la dirección del Parque Safari, tal como lo han planteado otros trabajadores del recinto, lo que es materia de investigación por parte de la Brigada de Homicidios de la PDI.

“Esto no fue un accidente, fue una negligencia de la gente del Safari -aseguró en declaraciones a 24 Horas-. Nosotros hicimos todo el procedimiento como se debía, yo personalmente avise por radio, nos dieron el visto bueno, en ningún momento nos advirtieron que había un tigre suelto. Nosotros entramos confiados a hacer nuestra labor que fue encomendada por el jefe el día anterior y como ya ven, ni si quiera ellos, probablemente, sabía que el tigre estaba afuera”.

Respecto al tigre, durante esta jornada grupos animalistas se apersonaron en el Parque Safari para exigir que el felino no sea sacrificado a consecuencia del ataque, y además, un sumario al establecimiento.

Sin embargo, el viernes personal del SAG inspeccionó el lugar para constatar el estado del tigre. Tras ello, Joaquín Arriagada, seremi de Agricultura en la Región de O’Higgins, señaló a los medios que el tigre no será sacrificado. “Bajo ninguna circunstancia el tigre se va a sacrificar. Hay que recordar que estos son animales que tienen instintos y es parte de su conducta habitual este tipo de cosas. Se tendrá que ver si seguirá en el Parque o tendrá que ser reubicado en otro lado”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.