Universidad de Aysén verá a sus primeros titulados: la mitad es la primera generación profesional de su familia

Instagram U. de Aysén

Este viernes se llevará a cabo la ceremonia en que la institución titulará a sus primeros 13 estudiantes desde que comenzara a educar por ley en 2017.


El viernes 7 de octubre es un día muy especial y esperado por la Universidad de Aysén. Ese día, la institución estatal creada por ley en el segundo gobierno de Michelle Bachelet verá a sus primeros titulados.

Fue en 2015 cuando se promulgó la ley (y en 2017 el inicio de clases) que llevaba hasta Aysén y O’Higgins dos nuevas casas de estudios, y así el país pasaba a tener en todas sus regiones una universidad estatal.

“La Universidad de Aysén llegó para concretar el anhelo de la Región de Aysén de contar con educación superior sin que los y las jóvenes tuvieran que trasladarse a otros puntos del país, con todo el costo económico y familiar que eso implica. En el caso de quienes son las y los primeros titulados, más de la mitad es parte de la primera generación de profesionales de sus núcleos familiares, lo que convierte a nuestra casa de estudios en un hito para la región y para cada una de esas familias, que genera una valiosa movilidad social”, señala la rectora, Natacha Pino.

En efecto. Quizás si lo más relevante es que, según detectaron en la casa de estudios, un 53% de ellos son parte de la primera generación de profesionales de sus núcleos familiares, cuyos padres cursaron y aprobaron en su mayoría la educación media, mientras que otros solo la básica completa.

Siete años después de su creación y en línea con algo que ya vivieron en Rancagua, en el extremo sur del país tendrán su ceremonia los primeros 13 titulados de la U. de Aysén, los que desde enero hasta la fecha ya han culminado su formación.

Es incalculable lo beneficiosa que fue la universidad no solo para mí, sino que para un montón de personas”, señala Camilo León, el primer ingeniero agrónomo de la U. de Aysén. Y es que, hasta antes de la creación de esta institución, la alternativa era estudiar una carrera técnica o trasladarse a una universidad en Puerto Montt, a más de 500 kilómetros de distancia. “Que la universidad esté acá facilita mucho las cosas”, agrega el ya profesional, quien cuenta que tuvo compañeros que de otra forma no hubieran podido estudiar por todo el costo económico que implicaba.

El ingeniero agrónomo ahonda sobre esto: “Su creación y que forme parte de la región es sumamente beneficioso para la misma gente de acá. Cumple con su objetivo primordial, que es que los ayseninos podamos quedarnos aquí, desarrollarnos aquí, estudiar aquí y que el conocimiento que hayamos obtenido en la universidad dejarlo aquí, trabajar por el desarrollo de nuestra universidad y también de la región”.

Es un tremendo orgullo pertenecer a esta primera generación”, añade León, quien hace ya algunos años dio un discurso cuando la expresidenta Bachelet fue al territorio a anunciar la creación de la institución.

Y agrega: “Antes de nosotros no hay nadie, y desde ese punto de vista me enorgullece, porque es la culminación de un proceso. Es una universidad nueva, que tiene muchas expectativas y la vista de muchas personas puestas en su desarrollo”.

Son, en total, dos hombres y 11 mujeres, divididos así: tres matronas, dos enfermeras, un ingeniero agrónomo, dos ingenieras civiles industriales, cuatro trabajadoras sociales y un trabajador social.

Este grupo de estudiantes graduados y titulados, destacan desde la institución, principalmente provienen de las comunas de Coyhaique y Aysén, de la educación particular subvencionada y municipal.

¿Empleabilidad? Siete de ellos ya se encuentran trabajando.

Ahora viene la parte en la que nosotros demostramos de qué estamos hechos, tenemos que demostrar todo lo que aprendimos durante nuestro desarrollo en la universidad”, agrega León.

En tanto, la rectora Pino señala que estos primeros titulados “podrán retroalimentar nuestros procesos formativos, ya sean de pregrado o posgrado”. Serán también, agrega, embajadores de sus respectivos desafíos laborales, “en el que estamos completamente seguros de que cuentan con todos los elementos necesarios para desarrollarse de manera integral”.

La estatal de Aysén comenzó funcionando con cinco carreras: Obstetricia, Enfermería, Trabajo Social, Ingeniería Civil Industrial e Ingeniería Forestal y hoy tiene, además, Agronomía, Ingeniería Civil Informática y Sicología.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.