Catalina España, emprendimiento Holaste! Specialty Coffee, Puerto Natales

Uno de sus elementos diferenciadores es que el modelo de negocios que implementaron les permite tener precios accesibles para la mayoría de los consumidores locales, logrando llegar a un público más transversal.




La experiencia de trabajar en diferentes cafeterías llevó a que Catalina España, quien se define como "magallánica de corazón", a desarrollar un gran interés hacia el oficio de barista lo que la hizo, en 2015, abandonar sus estudios de psicología en la Universidad de Magallanes para dedicarse por completo a este rubro.

Ese mismo año, conoció a su pareja, Sony Guineo, también barista, y ambos decidieron crear "Holaste! Specialty Coffee", emprendimiento que se concretó en 2016 y que tiene como principal objetivo acercar el mundo del café de especialidad a los habitantes de Puerto Natales.

Uno de sus elementos diferenciadores es que el modelo de negocios que implementaron les permite tener precios accesibles para la mayoría de los consumidores locales, logrando llegar a un público más transversal.

A lo anterior se suma que rechazaron inicialmente la idea de abrir una cafetería con meseros, pues consideran que se perdería la comunicación entre el cliente y el barista, y optaron por construir un carro, con un 60% de materiales reciclados, que desde marzo de 2017 se ubica dentro del Terminal de Buses de Puerto Natales.

Sus preparaciones son en base a métodos de filtrado manual y a través de una máquina de espresso. Trabajan además con tostadores nacionales y con diferentes variedades de café.

"Holaste! Specialty Coffee" funciona de forma amigable con el medioambiente, pues el equipamiento para la producción del café equilibra altos rendimientos, con bajos consumos energéticos. Además, se preocupa de disminuir la contaminación, reemplazando sachets de azúcar, cucharas desechables y mangas para el café, por opciones reutilizables, que generan un mínimo de desechos. Por otro lado, los residuos del café son destinados como abono orgánico o exfoliante natural y es regalado a los habitantes de la ciudad.

Entre los proyectos a futuro, se encuentran abrir una sucursal que funcione durante todo el año, crear una tostaduría en Puerto Natales y reutilizar los restos de café para crear productos cosméticos, como jabones.

Comenta