Los Angeles ¿Una ciudad de vagabundos?

No todo es glamour y fama en la ciudad de las estrellas, ya que Los Angeles, California, tiene una alarmante cifra de personas viviendo en sus calles: nada menos que 25 mil.

Los Angeles es sinónimo de riqueza, estrellas de Hollywood,  lujosos barrios y mansiones. Pero sus legendarias calles, que reciben millones de visitantes cada año, albergan también señales de que la ciudad del Paseo de la Fama es una de las más desiguales de Estados Unidos. 

Uno de esos signos es la creciente cantidad de vagabundos, los llamados homeless, que deambulan por las calles de la ciudad. Los resultados de la última encuesta realizada por la Autoridad de Servicios para Homeless de Los Angeles (agencia que diseña y financia programas para ayudar a que las personas que no tienen casa logren una independencia, estabilidad y un hogar permanente) mostraron una realidad preocupante: en estos momentos hay 25 mil personas viviendo en las calles de Los Angeles (ciudad y condado), un aumento del 12% con respecto al período anterior. De ellas, el número de personas viviendo en carpas, autos o directamente en la calle, aumentó en un 85% en los últimos dos años. 

 Una de las razones es la profunda brecha entre ricos y pobres. En California se convive con dos tasas económicas totalmente opuestas. Por un lado, alberga a los llamados “ultra ricos”, es decir personas que cuentan con más de US$ 30 millones en sus cuentas bancarias, según The New York Times. Y por otro, el estado tiene la peor tasa de pobreza en el país: los residentes ricos conviven codo a codo con personas de escasos recursos. Según el censo, casi un cuarto de los 38 millones de habitantes del estado viven bajo la linea de la pobreza.

También influiría el alza en el costo de los arriendos. Según Los Angeles Times, la transformación urbana, que ha traído prosperidad a barrios más pobres, ha impulsado los costos de algunas viviendas, al mismo tiempo que se han eliminado arriendos económicos del mercado.

Los vagabundos están en todas partes, durmiendo en las veredas de Sunset Boulevard, viviendo en autos en la zona sur de los Angeles y armando carpas en Skid Row, en la zona centro de la ciudad. Y junto a la sequía, es una de las mayores preocupaciones de las autoridades locales.

Nueva York, otra ciudad estadounidense con el mismo problema, tiene una mayor cantidad de homeless (59 mil), pero la gran diferencia es que muchos de ellos viven en albergues y no al aire libre. Es que el clima es el otro gran factor que explica el creciente número de vagabundos en Los Angeles, ya que ha atraído a personas de distintos lugares, por su escenario cálido y soleado. Y a diferencia de la Gran Manzana, hay poco riesgo de morir por las condiciones climáticas, si se vive en las calles.  “Vine aquí por el clima”, aseguró a The New York Times, Gloria Davis, de 57 años  y quien dice haberse enfrentado al desalojo de su departamento de bajo costo en Skid Row. “Tenemos este clima el año completo. No puedes encontrar esto en Nueva York. No puedes encontrar esto en Miami”, dijo. 

“Hay muchas razones por las que los individuos se convierten en vagabundos y eso incluye a los veteranos. La principal razón es la pérdida de trabajo, que puede llevarlos a quedarse sin hogar si no tienen una red de seguridad o sistema de apoyo. Muchas personas que se convierten en vagabundos no se mantienen así, la mayoría vivirá en la calle una vez en la vida. Nos enfocamos en mayor parte en los otros, los que se convierten en vagabundos y no pueden salir de ese estado por sí mismos”, aseguró a La Tercera Emily Bradley, del equipo Home for Good, que intenta solucionar el problema de los sin techo.

Pero también este fenómenos se atribuye a otros factores. Por ejemplo, a un recorte de fondos en el desarrollo de viviendas de bajos recursos, el esfuerzo del estado de California para reducir la población en sus súper pobladas cárceles y también a los problemas de adicción de drogas y alcohol y un factor clave: las enfermedades mentales.

En este último grupo se encuentra un gran número de veteranos de guerra que en el último censo se mantuvieron estables en 4.016, a pesar de que en promedio 10 veteranos al día se convierten en vagabundos en todo el país. “Muchos están en la calle por enfermedades mentales, uso de sustancias, historias de abuso y negligencia, violencia doméstica y muchas razones. Para los veteranos que han estado en las calles por mucho tiempo, esto puede ser por Estrés Post Traumático, una lesión cerebral traumática, discapacidades físicas o cualquier otro problema que se haya desarrollado durante o luego del servicio militar”, explica Bradley.

#Tags


Seguir leyendo