Nace fundación que reúne a donantes y pacientes trasplantados

Entidad busca promover la entrega de órganos y educar sobre el proceso. A agosto, donantes habían crecido 17% y trasplantes un 7% comparado a 2015.

“Cambiemos la historia” se llama la recién creada fundación de padres y familiares de donantes, personas trasplantadas y amigos de la donación, que busca derribar mitos sobre el proceso y promover que las personas cedan sus órganos.

Su origen se remonta a noviembre de 2015, cuando tres jóvenes esperaban con urgencia un trasplante: Cristóbal Gelfenstein en la Clínica Las Condes, Cristóbal Ferrada en el Hospital Sótero del Río y Monserrat Sarmiento en el Hospital Clínico de la U. Católica. Los tres, junto a sus familiares, activaron a sus cercanos y recurrieron a las redes sociales en la búsqueda de un órgano que les salvara la vida. 

 “Vimos que la campaña de Cristóbal Gelfenstein tenía muchos más recursos que la de Cristóbal Ferrada, pero buscaban lo mismo. Entonces, pensamos que lo mejor era unirnos”, dice Alvaro Becerra, apoderado del colegio donde estudia Ferrada y presidente de la fundación.

“El fin es común: generar donaciones y que los niños se salven”, agrega Jaime Gelfenstein, tío de Cristóbal y vicepresidente de la institución. 

Con el tiempo han ido convocando a otros actores. Hoy, entre sus integrantes están Sergio, papá de Cristóbal Gelfenstein; la mamá de Monserrat Sarmiento -quien permanece como prioridad para trasplante de corazón-; la madre de Cristóbal Ferrada, Marisol Bastías; Loreto Cuevas, quien perdió a su hijo de 15 años en 2013 y decidió donar sus órganos, y Gabriel Ilabel, receptor de un hígado, entre otros.

El grupo busca crear conciencia “en un país que se precia de ser solidario, pero donde hay sólo siete donantes por cada millón de habitantes, muy lejos de lo que poseen otros países”, explicó Jaime Gelfenstein, aludiendo a naciones como Uruguay, Argentina y España, donde la tasa, respectivamente, es de 20, 25 y 36 donantes por cada millón de habitantes.

Según cifras del Ministerio de Salud, entre enero y agosto se registraron 81 donantes, lo que constituye un alza del 17% en comparación a igual fecha del año pasado, cuando fueron 69. Los trasplantes también reportan un alza: este año van 211, mientras que en 2015 a esta fecha eran 197, es decir, subieron un 7%. Mientras, la lista de espera se mantiene en casi 2.000 personas. 

El vicepresidente de la Corporación del Trasplante, Javier Domínguez, dice que “es un alza, pero no es algo significativo, salvo que se convirtiera en una tendencia. Ahí sería importante, porque más personas se podrían salvar”. 

Entre los objetivos de la fundación está esclarecer las dudas en torno a los trasplantes y a las condiciones médicas específicas que facultan a una persona para ser donante.

 “Sobre trasplantes y donaciones, uno no sabe de lo que se trata hasta que te pasa. Sólo una persona con muerte cerebral es un potencial donante, y en torno a eso hay muchos mitos que queremos derribar”, explica Gelfenstein.

Becerra, presidente de la fundación, agrega que “lamentablemente hay personas que van a fallecer. Eso es inevitable y lo que se busca es que esa persona si decidió en vida ser donante, pueda llegar a serlo y no que por falta de recursos en los hospitales o negativa de la familia eso no se logre”.

#Tags


Seguir leyendo