Víctimas británicas de abuso solicitarán al Papa Francisco tomar acciones en el caso del obispo Barros

Un grupo de ingleses elegidos por el sumo pontífice para asesorar a la Iglesia en la materia, se reunirán con el cardenal Sean O'Malley, quien encabeza el comité de abusos, donde criticarán el manejo de la Santa Sede el caso del sacerdote chileno.




Un grupo de británicos que fueron abusados sexualmente por sacerdotes cuando eran adolescentes, solicitarán a la Santa Sede tomar acciones contra el obispo de Osorno, Juan Barros, quien es acusado de un eventual encubrimiento a Fernando Karadima, que fue encontrado culpable por estos ilícitos en 2011.

En declaraciones al diario inglés The Guardian, Peter Saunders -quien es una de las víctimas- señaló que se reunirán de emergencia con el cardenal Sean O'Malley, quien encabeza el comité de abuso del papa Francisco, y que es reconocido por su lucha contra la pederastia, según consigna El Mundo.

Tanto Saunders como el resto de los miembros del grupo que se reunirán con el cardenal, fueron elegidos "a dedo" por el sumo pontífice para asesorar a la Iglesia Católica sobre cómo abordar el tema de los abusos sexuales. 

"Los obispos, sacerdotes u otros religiosos que tienen convicciones, denuncias creíbles o que han encubierto a alguno de los autores (de abusos), deben ser removidos de mi Iglesia. Eso es lo que voy a pedirle al cardenal Sean que le pase al papa, si es que no puedo verlo yo mismo", sostuvo Saunders.

De esta manera criticarán al Vaticano por el manejo en el caso de Barros. Sin embargo, un portavoz de la sede del catolicismo se negó a comentar sobre el encuentro.

Según indica The Guardian, la controversia por el obispo Barros podría socavar "gravemente" el compromiso de Francisco de luchar en contra de los abusos y encubrimientos. Esto a pesar de que haya citado al comité de abusos al grupo de británicos.

Tras el nombramiento de Barros se especuló que el sumo pontífice pudo no haber estado consciente de las acusaciones en su contra, sin embargo posteriormente declararon no tener "razones objetivas" para impedir el nombramiento del obispo de Osorno.

Por otra parte, Saunders dijo que entregará una carta a Francisco donde le pedirá que se retraiga de sus comentarios sobre los golpes a los niños, que calificó como "aceptables", siempre que se mantenga su dignidad.

Comenta