Controles de detención



SEÑOR DIRECTOR

Un grupo de jueces de garantía del Centro de Justicia de Santiago ha solicitado a la Corte Suprema mantener el sistema implementado de realización de controles de detención en las comisarías. Ello, por cuanto los subsecretarios de Interior y de Prevención del Delito plantearon en la Comisión de Sistema Procesal Penal que distrae a los carabineros de sus funciones y quienes no están capacitados para estas labores.

El Centro de Justicia recibe todos los días a los detenidos de prácticamente toda la Región Metropolitana, quienes aguardan a sus audiencias de control de detención en una zona de tránsito con calabozos. En ese sector, las posibilidades de contagio del Covid-19 son enormes, porque no existe espacio suficiente para adoptar medidas de aislamiento y la espera puede ser de largas horas.

Consideramos que el sistema por el que los detenidos “asisten” a su control de detención por vía remota, a través de videoconferencia, a la que concurren abogados defensores, fiscales y jueces, es uno que disminuye riesgos y resulta eficiente, evitando traslados y contactos innecesarios y demoras peligrosas, y por ende debiera mantenerse mientras dure la pandemia.

Si bien existe suspicacia, y riesgo, de que en las comisarías los detenidos puedan ser maltratados sin contar con condiciones para denunciar, así como que no se les pueda asegurar la privacidad necesaria en las comunicaciones con sus abogados defensores, creemos que estas dificultades -que pueden entrañar enormes vulneraciones a los derechos de los detenidos- pueden subsanarse con protocolos sencillos de funcionamiento, que se elaboren conjuntamente por las instituciones involucradas.

Permitir contagios es equivalente a permitir golpizas, que pueden llegar a ser incluso mortales, por lo que el principal foco del sistema debe estar en evitarlos o minimizarlos.

Estos son tiempos en que la flexibilidad es fundamental, las instituciones deben adaptarse rápidamente, eligiendo los procedimientos menos riesgosos y para ello se requiere también de dosis enormes de solidaridad, conciencia, diálogo y respeto.

Paula Vial

Libertad Triviño

Grace Schmidt

Joanna Heskia

Abogadas penalistas

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Arqueólogos encontraron los restos que corresponderían a Ankhesenamun, esposa de Tutankamón, y su madre Nefertiti, la legendaria faraona que gobernó Egipto hace 5.500 años.