Democratizar el conocimiento



Por Luis Alberto Loyola, rector de la Universidad de Antofagasta

La Convención Constitucional, que por estos días trabaja de manera intensa en dar cuerpo a una nueva Carta Magna para Chile, incluirá por primera vez una definición sobre el rol que, por mandato constitucional, se le asignará a la ciencia, la tecnología, el conocimiento y la innovación, relevando de esta manera la importancia de estas áreas, que son claves para el desarrollo nacional.

Lo anterior surge como iniciativa de la constituyente y académica de nuestra Universidad, Cristina Dorador, quien impulsó la creación de una Comisión sobre esta materia, con el fin de que el texto constitucional incorpore el conocimiento como un derecho que el Estado deberá garantizar y promover.

Desde las instituciones de educación superior públicas, vemos con atención y con mucho entusiasmo la discusión que se está llevando adelante en esta comisión, pues los rectores de las distintas universidades públicas del país hace ya largo tiempo venimos levantado la voz para hacer ver las problemáticas que se evidencian al interior de estos planteles, especialmente los regionales, que deben competir de manera desigual para contar con los mínimos recursos para subsistir.

La educación y el conocimiento son vehículos de movilidad social, por ello democratizar el acceso y entregar una formación de calidad es un desafío nacional. Pero lo es también la necesaria transformación de la matriz productiva del país, que nos permita dar el salto de una economía basada en la exportación de materias primas, a una que genere productos con un valor agregado, fruto de un nivel de desarrollo mayor.

Para llevar adelante esta misión es indispensable que el Estado apoye de manera decidida el trabajo de las universidades públicas, que han demostrado ser las principales gestoras de la investigación y delos avances en tecnología e innovación que se realizan en el país y que, fruto de la pandemia, se han visibilizado con mayor nitidez, haciendo reconocible el innegable aporte que hacen al país.

Es por ello que el trabajo de la Comisión de Conocimiento, Ciencias y Tecnología es tan importante, porque definirá los ejesque esperamos nos permitan transitar hacia el desarrollo, en un marco que considere el resguardo y cuidado del medio ambiente y el respeto a la cultura y el patrimonio heredados de nuestros pueblos originarios.

La nueva Constitución, nacida fruto del descontento social, por primera vez en nuestra historia tendrá un carácter democrático y participativo, y esperamos que también sea el marco que dé el impulso necesario para consolidar un nuevo modelo de desarrollo, donde la ciencia, la tecnología y la innovación sean los ejes de ese progreso.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.