Educación: pilar fundamental para el nuevo Chile

Imagen-TEMATICA-UNIVERSITARIOS-925

La superintendencia fue creada en 2018, por efecto de la Ley de Educación Superior.


El día viernes 24 de enero se conmemoró el Día Internacional de la Educación, y para este año 2020 las Naciones Unidas busca poner de relieve su naturaleza integral e impulsar sus objetivos humanistas, así como "el papel central que desempeña en la realización de nuestros anhelos colectivos en materia de desarrollo".

En momentos en que nuestro país clama por más humanidad, la educación no puede no ser el pilar fundamental para el nuevo Chile. Hemos pasado décadas debatiendo por las reglas del juego de nuestro sistema educativo, tema que quedó casi abrumadoramente zanjado en leyes fundamentales hace pocos años (Nuevo Sistema de Desarrollo Profesional Docente o Nueva Educación Pública por nombrar algunos) y hoy corresponde implementar intachablemente.

Es cierto que Chile se ha posicionado como un país que ha prosperado en sus resultados en pruebas internacionales. Sin embargo, parte de nuestro problema es justamente ese. Hemos caído en la comparación y sobre análisis de algunos restringidos aprendizajes, fallando al considerar que la educación es sólo eso.

Ahora bien, si concebimos la educación como un proceso virtuoso de tres componentes complementarias, interconectadas y sinérgicas, con la persona plena en el centro, no es difícil entenderla a través del desarrollo cognitivo, el desarrollo emocional y el desarrollo social o comunitario. Es cierto que tenemos falencias flagrantes en el primer ámbito, pero debemos ser capaces de aprender a explorarnos y reconocernos a nosotros mismos para poder vivir y convivir en sociedad.

Al ser humano no podemos seguir robándole su esencia. Catorce años de escolaridad debieran al menos acompañar este proceso de desarrollo de manera balanceada.

Chile exige una nueva educación, una educación más humana. Es de esperar que a lo largo del proceso constitucional que prosigue se enriquezca la reflexión y predomine el pensamiento mesurado, la cordialidad entre las partes y la búsqueda de un propósito colectivo. Tal como la ONU lo señala en el tema de este año, la educación es "aprendizaje para los pueblos, el planeta, la prosperidad y la paz".

Comenta

Imperdibles