Mitología y glaciares

Glaciar

Foto: Archivo



SEÑOR DIRECTOR

El Ejecutivo presentó una indicación sustitutiva al proyecto de ley de protección de glaciares que se tramita en el Senado. Con esto el gobierno explicita su postura y abre una nueva etapa en el largo y polémico proceso de discusión de distintas iniciativas legales sobre la materia.

En este período se ha ido creando una abundante mitología en torno a los glaciares que la realidad se ha preocupado de desmentir. Nadie se ha apropiado de glaciares -ni menos ha fundado repúblicas en ellos-, en la práctica son bienes nacionales de uso público. Nadie ha solicitado - ni se le ha otorgado- derechos de aprovechamiento de agua sobre glaciares. Todos los proyectos mineros cercanos a glaciares han adecuado sus diseños en la tramitación ambiental para evitar o mitigar impactos. Mientras tanto, lamentablemente varios glaciares han seguido retrocediendo por efecto del cambio climático, sin que los resguardos anteriores, ni la ausencia de otros, hayan tenido algo que ver.

Todo buen mito requiere un personaje que represente el mal y en el caso de los glaciares ese rol se le ha atribuido a la minería. En nuestra opinión, la creación de este mito ha sido necesaria para ocultar propuestas extremas derivadas de visiones contrarias al desarrollo sustentable con sus tres componentes: ambiental, social y económico. Si aún fuese necesario derribar el mito, podemos repetir lo señalado en todos los foros: estamos de acuerdo con proteger los glaciares sobre la base de dicha definición de desarrollo sustentable. También hemos sostenido que para dar una protección consistente debemos considerar fortalezas y debilidades de los instrumentos existentes, incluyendo las mejoras en curso: Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, Código de Aguas y Sistema de Áreas Protegidas.

La indicación del Ejecutivo contiene algunas imprecisiones que esperamos sean despejadas en la tramitación legislativa, pero estimamos que es un mejor punto de partida que los textos que venían tramitándose. En suma, una efectiva protección de glaciares no se logrará con posturas extremas ni con falta de rigurosidad legislativa.

Joaquín Villarino

Comenta

Imperdibles