Reforma previsional

ancianos

FOTOS: PATRICIO FUENTES Y./ LA TERCERA



SEÑOR DIRECTOR

Referente al proyecto de pensiones, la idea de ir parcialmente a un sistema de reparto con un 3% (o 6% según la oposición) de cotización extra parece poco sensata.

En primer lugar, este 3% no está destinado a lo que se llamaba sistema de reparto en el antiguo sistema, ya que en él, todo lo que cotizaba el trabajador se destinaba al pago de las pensiones de la anterior generación, con estricto apego al sueldo imponible y años cotizados; nada había entonces de solidaridad y, en ese sentido, no era un impuesto al trabajo como el actual 3%, sino un contrato intergeneracional.

En segundo lugar, este 3% hará más antipático el pago de cotizaciones y aumentará la informalidad, con lo cual todo el ahorro previsional bajará y con esto las pensiones futuras. El aumento de las pensiones bajas debe ser hecho con recursos generales y no con impuestos al trabajo, cosa que nunca se ha hecho y que nace probablemente del nombre "sistema de reparto" mal interpretado, ya que nada distribuía.

Lo importante para mejorar las pensiones es que la gente cotice más y no menos, y esto no se logra cobrando impuestos a la cotización. Para visualizarlo, tomemos los pensionados en octubre 2019: el 92% cotizó menos de 30 años, el 74% menos de 20 años y el 40% menos de diez, por esto es que las pensiones "promedio" son bajas. ¿Aumentarán los años cotizados con un impuesto al trabajo?

Juan Ariztía M.

Comenta

Imperdibles