Cómo hacer cheescake de frutas en conitos de chocolate

En la segunda semana de Verano Frutal, la chef Franziska Rösner nos trae esta receta de conitos de chocolate rellenos con cheescake de frutos rojos para disfrutar de un buen postre de verano. Esta receta es ideal para hacer con los niños, porque además de cocina, requiere de manualidades, usando por ejemplo, platos de cartón recortados para luego darle forma a los conitos. Además, la mezcla interior es muy fácil y rápida de hacer, igual que la decoración. Perfecto para pasar una tarde en la cocina con ellos, y luego servirlos al aire libre. Ojo, que las recetas de repostería y dulcería siempre requieren de mucha atención para que resulten, por lo que recomendamos seguirlas al pie de la letra.




Ingredientes:

–para 12 unidades–

· 70 gr de mantequilla, a temperatura ambiente

· 50 gr de azúcar flor

· 20 gr de glucosa o miel

· 12 gr de cacao amargo

· 58 gr de harina

· 1 plato de cartón descartable, o una lámina de cartón

Para el relleno de cheescake:

· 150 gr de queso crema

· 30 gr de azúcar flor

· Vainilla

· Ralladura de ¼ de limón

· 50 gr de crema de leche

Para los frutos rojos:

· 3 frutillas frescas

· 50 gr de arándanos

· 50 gr de frambuesas

· 50 gr de moras

Preparación:

1. Cortar la orilla del plato de cartón. Dibujar un círculo de aprox 10 cm de diámetro y recortar el interior para armar una plantilla que servirá para formar los discos de tuile –conitos–. Precalentar el horno a 150°C o a fuego mínimo y preparar una bandeja de horno con una placa de silicona.

2.Cernir la harina y el cacao juntos. En un bowl aparte, batir la mantequilla junto con el azúcar flor y la glucosa o la miel, hasta que esté homogéneo. Agregar la clara y el mix de harina y cacao a la mezcla y revolver solo hasta integrar todo.

3.Disponer el molde de cartón sobre la placa de silicona, esparcir una cucharadita de masa procurando que quede uniforme. Retirar el molde y formar más círculos de tuile hasta llenar la bandeja. Hornear por 6 min o hasta que la superficie de la masa esté seca. Sacar la bandeja del horno y soltar las placas de tuile con ayuda de una espátula.

4. Darlas vuelta y enrollar alrededor de los conos. Esto se debe hacer en caliente, si se enfrían se puede volver al horno por 15 – 20 segundos.

5. Para el relleno de cheesecake: en un bowl batir el queso crema con el azúcar, la vainilla y la ralladura de limón. Agregar la crema líquida. Verter la mezcla dentro de una manga pastelera con boquilla fina para empezar a rellenar.

6. Para la decoración, cortar algunos arándanos y frambuesas por la mitad, moras y frutillas en cuartos. Rellenar los conitos alternando el relleno de cheesecake y los arándanos, frambuesas y moras cortadas. Terminar la última capa con crema y decorar con las frutillas en cuartos y con los frutos rojos restantes. Servir.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.