Esta semana comienza el primer Mercurio retrógrado de 2022: ¿Qué trae entre manos este tránsito astrológico?

Mercurio retrógrado, uno de los tránsitos más populares en la astrología, comienza este 14 de enero en los signos de Acuario y Capricornio. Aprovechar la energía de este proceso implica recapitular, reacomodar y entender las acciones que se han ido tomando estos dos últimos meses, con el objetivo de poder avanzar sin ningún detalle pendiente a la próxima etapa de nuestros procesos de conciencia.




Se habla muchísimo de Mercurio retrógrado en la cultura pop. Se dice que trae parejas del pasado, que las cosas se echan a perder y que los dispositivos electrónicos se rompen. ¿Qué real tiene de eso este tránsito astrológico?

Mercurio es el planeta más cercano al Sol, por lo tanto, tiene la órbita más rápida. Este planeta en el imaginario astrológico representa a la nuestro intelecto y modo de pensar y, además, la manera en que nos relacionamos con la comunicación y la socialización. Es el regente de Géminis y Virgo, dos signos que representan la curiosidad y el orden de las cosas.

Este planeta se mueve muy rápido al estar muy cerca del Sol. Desde la tierra, en los tiempos de la antigüedad, cuando Mercurio rebasaba la órbita de nuestro planeta podía observarse como si estuviese extrañamente moviéndose al revés. Esto despertó la curiosidad de los antiguos observadores del cielo, quienes acuñaron el concepto de movimiento retrógrado para poder explicar este fenómeno.

En la actualidad, gracias a los avances tecnológicos presentes, la astrología comprende que el movimiento retrógrado es solo un efecto visual. Los planetas retrógrados no retroceden realmente, sino que solamente desde nuestra visión podemos entenderlo así. No obstante, para la astrología este proceso sigue siendo relevante, tanto que ha sido masificado por la cultura popular.

Mercurio retrógrado ocurre tres o cuatro veces al año y representa un proceso de recapitulación. El que volvamos “hacia atrás” en la energía de un planeta nos llama a analizar eventos pasados para poder reubicarlos en nuestra psique. Es un proceso que nos pone mucho más introspectivos que de costumbre y nos entrega muchos indicios sobre el trabajo personal que debemos hacer.

Lo que más se habla sobre este tránsito planetario es el miedo a que las cosas se rompan, se pierdan o malogren. En muchos casos, las personas culpabilizan a Mercurio retrógrado de todo lo que ocurre, cuando no necesariamente es así. Este tránsito hace que estemos mucho más introspectivos y orientados a observar nuestro mundo interior, lo que puede hacer que nos distraigamos con más facilidad.

El contacto con el pasado también puede ocurrir, pero no necesariamente en la forma de que aparezca un ex a pedirnos volver en una relación. Podemos reencontrarnos con personas que fueron significativas en nuestro pasado y mantener una conversación que nos permita poder cerrar ciertos procesos emocionales relacionados con ellos, para poder avanzar. Si es que llegase a aparecer una pareja del pasado es con la misma intención.

Mercurio retrógrado nos permite entender de mejor manera lo que hemos estado haciendo los últimos meses y poder obtener nuevas respuestas sobre lo que ha ido ocurriendo. Todo lo que hemos vivido desde los eclipses de noviembre y diciembre necesita un repaso para poder terminar de cuajar los procesos vividos, así que este retrógrado es una excelente oportunidad para poder trabajar todo lo que ha sido removido.

Este retrógrado comenzará el 14 de enero y terminará el 3 de febrero. Atravesará los signos de Acuario y Capricornio, dos partes del zodíaco regidas por el planeta Saturno, representante de la disciplina, estructura y limitaciones. Este proceso nos llevará a comprender hacia dónde estamos avanzando y por qué, revisitando responsabilidades, logros, ambiciones y también las cosas en las que hemos ido cambiando.

Este Mercurio retrógrado puede sentirse como una toma de impulso hacia un espacio completamente nuevo. Podremos estar cayendo en cuenta de los grandes cambios que hemos hecho en nuestras vidas en estos últimos meses y que necesitamos darle un real espacio a eso novedoso. Es un gran proceso para tomar decisiones en tanto cómo, por qué y para qué queremos hacer las cosas en nuestras vidas.

Puede ser un proceso excelente para tomar decisiones en cuanto a lo laboral, a cerrar ciclos respecto a nuestras carreras y metas profesionales. Venus retrogradando en Capricornio nos ha pedido raudamente que cuestionemos nuestros deseos y ambiciones, por lo que este retrógrado nos viene perfecto para poder acomodar las cosas en nuestra vida.

¿Cómo sobrevivir a este tránsito? Siendo precavidas. Se aconseja tomar decisiones importantes luego del 25 de enero, cuando Mercurio ya haga el paso a Capricornio y pase el punto medio de su retrogradación. Todo el proceso previo puede desenvolverse en conversaciones, revisión de detalles y enfoque en todas las opciones disponibles.

Se recomienda no firmar documentos legales ni afianzar decisiones importantes durante este tránsito, porque usualmente se tienen que revisar luego de que termine Mercurio retrógrado. Sin embargo, si ya estás segura de lo que estás haciendo o no hay más tiempo para poder darle, hazlo igual. Lee la letra chica, habla sobre todos los detalles y aventúrate al nuevo proceso.

Se verán más afectados los signos de tierra (Tauro, Virgo y Capricornio) y aire (Géminis, Libra y Acuario) durante este proceso. Si estás de cumpleaños durante esos días, este nuevo año representará la reacomodación.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.