Consejos para pintar las paredes




Probablemente ya sean varias las personas que, luego de haber hecho casi de todo para mantenerse ocupados en cuarentena, han optado por remodelar algunos objetos y estructura de sus casas. Para quienes están pensando en pintar las paredes, deben saber que no es llegar y hacerlo, sino que existen algunas técnicas y consejos para que queden perfectas.

Que los colores más oscuros achican los espacios y que los más claros los agranda, es un mito”, asegura el decorador de interiores, Jose Vivanco (@josevivanco_decoraciones). Y es que, según el especialista, no es el tono el que da la sensación de un espacio más pequeño, sino que dónde se pone. “Si alguien pinta la primera pared que se ve al entrar a ese espacio con un color oscuro o muy fuerte, se verá más chico porque, al estar muy encima, se produce ese efecto visual de un espacio más reducido. Pero si se pintan todas las paredes de ese mismo color o las laterales, ocurrirá lo contrario ya que el fondo se alargará”, dice. Sin embargo, para quienes optan por esta última opción, es importante que la zona pintada reciba harta luz natural de día y que se cuenta con iluminación artificial de pies y mesa durante la noche.

Sobre qué color provoca -más allá de las dimensiones-, un efecto visual más agradable para la vista, su consejo es optar por tonos más neutros y evitar aquellos fuertes como el rojo, naranjo, fucsia o amarillo, en espacios en los que se pase una parte importante del tiempo porque son muy invasivos. Los tonos grises, en cambio, relajan la vista.

Manos a la obra

  • Pintura: “Pintar las paredes es la forma más económica para renovar un espacio porque, si se elige un color protagónico como un verde, no se van a necesitar de otros elementos para sumarle tonos. Por lo tanto, recomiendo invertir a la hora de elegirla”, dice Vivanco. Y es que aquellas que garantizan una buena calidad de la pintura y son de látex –que podrían costar cerca de 25 mil pesos– necesitan de una sola mano. En cambio hay otras que cuestan 5 mil pesos menos pero se necesita de más manos, entonces, se termina pagando de más. Además, si la superficie es de cemento o fierro, hay que ponerle un primer, que es una base previa para que hará que la pintura se compenetre mejor en la pared.
  • Rodillo: elegir uno de pelo corto porque absorbe menos pinturas y, para las terminaciones, optar por una brocha. Para no pasarse, hay que poner cinta adhesiva de papel en todos los bordes y retirarla cuando esté húmeda para evitar que, al secarse, se pase a llevar un pedazo de pintura.
  • Técnica: al momento de pintar, hacerlo de arriba hacia abajo y no de un lado hacia otro porque la pintura no agarrará bien de esta última manera. Además, es primordial no mezclarla con agua, ya que esto hará que se tengan que aplicar más manos para llegar al color y, por lo tanto, terminarán apareciendo grumos.

Comenta