Torta de limón y arándanos

Esta torta es estilo naked, por lo que la idea es que la capa sea muy delgada por los lados y se alcance a ver bizcocho. Para hacer la capa más delgada, puedes poner la espátula apuntando hacia abajo, a un lado de la torta y con el borde de la espátula apuntando hacia ti, y girar la torta mientras mantienes firme la espátula.




Para una torta grande de 3 capas, 23 cm de diámetro

Ingredientes:

Para el bizcocho:

350 g Mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

450 g Azúcar

Ralladura de 3 Limones

6 Huevos, a temperatura ambiente

540 g Harina sin polvos de hornear

3 cdtas Polvos de hornear

90 ml Jugo de limón

180 ml Leche, a temperatura ambiente

Para la reducción de arándanos:

100 g Arándanos, frescos o congelados

1 Cda Agua

1 Cda Jugo de limón

1 Cda azúcar

Para el frosting:

150 g Mantequilla, a temperatura ambiente

750 g Azúcar flor

375 g Queso Crema, frío

2 cdtas Jugo de limón

150 g Arándanos frescos, para rellenar

Procedimiento:

Para el bizcocho:

1. Precalentar el horno a 170˙C. Preparar un molde Ilko redondo. Aceitarlo ligeramente y cubrir la base con papel para hornear.

2. En un bowl, cremar la mantequilla con el azúcar y ralladura de limón utilizando una batidora eléctrica.

3. Agregar los huevos de a uno y mezclar sólo hasta incorporar.

4. En un bowl aparte, agregar la harina y polvos de hornear, y mezclar bien con un batidor Ilko de mano. Agregarlos a la mezcla anterior en 3 etapas, batiendo sólo hasta incorporar.

5. Agregar el jugo de limón y la leche y mezclar hasta que estén bien incorporados.

6. Pesar la mezcla y dividir en tres, para hornear por separado las 3 capas. Traspasar un tercio de la mezcla al molde preparado y hornear a 170ºC por 35 minutos, o hasta que al insertar un palito de madera, este salga seco. Repetir con las otras dos capas. Dejar enfriar sobre una rejilla Ilko repostera.

7. Desmoldar una vez frío.

Para la reducción de arándanos:

1. Agregar todos los ingredientes a una olla pequeña. Cocinar revolviendo constantemente, aplastando los arándanos para que liberen sus jugos. Llevar a ebullición y cocinar por 1 minuto adicional, revolviendo.

2. Sacar del fuego y pasar por un colador, para utilizar sólo el jugo. Dejar enfriar completamente.

Para el frosting:

1. Con una batidora eléctrica, batir a velocidad baja la mantequilla con el azúcar flor, hasta que adquiera una textura arenosa.

2. Agregar el queso crema frío partido en varios trozos en sólo una incorporación, junto con el jugo de limón y comenzar batiendo a velocidad baja (para que no se vuele el azúcar flor), y luego seguir batiendo a velocidad media-alta por un par de minutos, hasta que esté bien incorporado y adquiera una textura suave pero firme. No batir en exceso porque con el calor se irá suavizando y ablandando cada vez más el queso crema, y la idea es que el frosting esté firme.

Para armar la torta:

1. De ser necesario, utilizar un cuchillo con serrucho para nivelar las superficies de los bizcochos y así queden planos.

2. Traspasar 1/3 del frosting de queso crema a otro bowl y agregarle un poco de la reducción de arándanos (fría) de 1 cdta a la vez, para teñir el frosting. Tener cuidado de no agregarle el exceso ya que si no el frosting quedará muy líquido y la idea es que siga firme. Traspasar ambos frostings (teñido y sin teñir) a mangas de repostería Ilko con boquilla redonda lisa, por separado.

3. Poner una de las capas de bizcocho sobre el plato que usarás para presentar la torta.

4. Con el frosting sin teñir, agregarle frosting sólo al borde del bizcocho. Rellenar el centro con frosting teñido y agregarle arándanos frescos encima. Puedes alisarlo suavemente utilizando una espátula repostera lisa Ilko.

5. Poner encima la segunda capa de bizcocho y repetir.

6. Poner la última capa de bizcocho (cuidar que el lado más parejo quede hacia arriba) y cubrir la cubierta con frosting.

7. Con la manga Ilko, agregar líneas de frosting sin teñir por los lados, y utilizar la espátula repostera lisa Ilko para esparcirlo. Esta torta es estilo naked, por lo que la idea es que la capa sea muy delgada por los lados y se alcance a ver bizcocho. Para hacer la capa más delgada, puedes poner la espátula apuntando hacia abajo, a un lado de la torta y con el borde de la espátula apuntando hacia ti, y girar la torta mientras mantienes firme la espátula. Con una cuchara, agregar manchas de reducción de arándanos por el lado de la torta, y volver a alisarlo con la espátula, para crear un efecto marmoleado.

8. Puedes decorar la torta con flores comestibles, rodajas de limón y fruta fresca.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.