Torta tres leches

Para la torta tres leches es muy importante que todos los utensilios que se utilicen para hacer el merengue estén bien secos y limpios, sin rastros de grasa, ya que si no el merengue no aumentará de volumen a su máximo.




Ingredientes para el bizcocho

  • 5 huevos, a temperatura ambiente, separadas las claras de las yemas
  • 150 g de azúcar
  • 1 cdta de extracto de vainilla
  • 100 g de harina sin polvos de hornear

Para la mezcla tres leches

  • 250 ml de leche entera
  • 397 ml de leche condensada
  • 375 ml de leche evaporada
  • 1 cdta de extracto de vainilla

Para el merengue suizo

  • 3 claras de huevo, a temperatura ambiente
  • 150 g de azúcar

Para decorar, opcional

  • Frutillas frescas

Preparación para el bizcocho

  1. Precalentar el horno a 180°C. Enmantequillar un molde cuadrado de 23x23 cm.
  2. Batir las yemas con ¼ del azúcar y la vainilla, hasta que hayan aumentado su volumen. Agregar la harina tamizada e incorporar con una espátula de silicona, con movimientos envolventes y suaves.
  3. Batir las claras a velocidad baja. Cuando comiencen a espumar, comenzar a agregar el resto del azúcar, de a una cucharada a la vez. Continuar batiendo hasta que estén firmes.
  4. Con una espátula de silicona, agregar las claras a la mezcla de yemas en cuatro etapas, con movimientos envolventes y suaves, cuidando no quitar volumen a las claras. Mezclar sólo hasta que estén bien incorporados.
  5. Traspasar la mezcla al molde preparado, cuidando no quitar volumen. Esparcir bien con una espátula. Cuidado de no golpear el molde.
  6. Hornear por 20 a 25 minutos o hasta que al insertar un palito de madera, este salga seco. Dejar enfriar completamente, sin desmoldar, sobre una rejilla.

Para la mezcla de tres leches

  1. Mezclar todos los ingredientes de tres leches en un bol.
  2. Una vez que el bizcocho esté completamente frío, pincharlo muchas veces con un palito de madera o tenedor, a lo largo de toda la superficie. Esto permitirá que el bizcocho absorba bien la mezcla de leches.
  3. Agregar de a poco la mezcla de tres leches al bizcocho, permitiendo que la absorba antes de agregar más, hasta completar toda la mezcla.
  4. Tapar con un film plástico y llevar al refrigerador durante la noche, para que quede bien húmedo.

Para el merengue suizo

  1. Una vez que el bizcocho haya reposado lo suficiente con la mezcla en el refrigerador, agregar a un bol muy limpio las claras y el azúcar, y mezclarlas con un batidor de mano.
  2. Poner el bol sobre una olla con un poco de agua a fuego bajo, para cocinarlo a baño maría, cuidando que la base del bol no toque el agua y batiendo constantemente con un batidor de mano. Cocinar hasta que se haya disuelto completamente el azúcar, sin dejar de batir. Para revisar que se haya disuelto puedes pellizcar las claras con tus dedos. Si se sienten cristales de azúcar es porque aún queda azúcar sin disolver.
  3. Una vez que se haya disuelto completamente el azúcar, sacar el bol del fuego e inmediatamente batir las claras con una batidora eléctrica a velocidad alta, hasta que las claras estén firmes y brillantes, y se hayan enfriado.
  4. Esparcir con una espátula el merengue sobre el bizcocho que reposó durante la noche. Dorar el merengue con un soplete de cocina o en el horno a temperatura alta, con el grill encendido, cuidando no quemarlo.
  5. Decorar con frutillas y servir.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.