Qué es la gamificación y cómo se está aplicando en empresas nacionales

En Buk han aplicado herramientas como Gather, donde los colaboradores crean un avatar e interactúan en línea, “para potenciar las relaciones con otros equipos”.

Juegos de mesa, construcción de estructuras con bloques, encuentros virtuales y videojuegos son algunas de las estrategias que las compañías han comenzado a utilizar, y que las ayudan a fortalecer lazos con sus colaboradores e inculcar su formación de modo lúdico y colaborativo. En el país, algunas compañías ya la están utilizando y acá te contamos algunos ejemplos.


Estrés laboral, ansiedad o conflictos con los pares son algunos de los puntos que deben de enfrentar los colaboradores en las empresas y que, en caso de no llegar a revertir dichos estados, pueden afectar al desempeño de todo el equipo y los resultados deseados por parte de una compañía. La falta de diálogo, interacción o del fomento en el trabajo en grupos puede llegar a desarmar secciones de una organización y es ahí donde las jefaturas deben de incidir e instalar prácticas que ataquen estas situaciones.

En ese contexto, la gamificación o ludificación de los entornos laborales se ha vuelto una oportunidad para limar asperezas, estrechas los lazos entre compañeros e incluso descubrir habilidades o facultades que los mismos trabajadores desconocían en sí mismos.

¿Qué es la gamificación? La aplicación de mecánicas lúdicas o de juego en un entorno laboral, sea en tareas específicas en el corto, mediano o largo plazo buscan aumentar la motivación y compromiso de los colaboradores con respecto a sus asignaciones. Hay instancias más análogas y que pueden, por ejemplo, asimilarse a jugar en “alianzas” con equipos de desconocidos o con pares con los que se tiene una nula o poco cercana relación.

La idea, en ese sentido, es poder derribar cualquier prejuicio y promover el trabajo en equipo, sin diferencias y con los objetivos demarcados como la gran meta por cumplir. Y ese es solo un caso, puesto que cualquier estrategia de este tipo, y que promueva el compromiso y motivación de los colaboradores, ayudará a las organizaciones a mejorar las dinámicas al interior. Existen también estrategias digitales y en las que algunas empresas utilizan herramientas similares a videojuegos, y que facilitan la fidelización por parte de los trabajadores y el aligerar la carga laboral.

Esta estrategia es muy utilizada en las aulas, donde los tutores se encargan de acercar a sus pupilos para que mejoren sus vínculos o, simplemente, puedan continuar con el aprendizaje de determinada materia, pero de forma lúdica. Colegios y jardines infantiles, junto a empresas dedicadas al área, han puesto en práctica estas herramientas, con las que fomentan la promoción de contenido vinculado a asignaturas como Historia, Matemática, e incluso idiomas, para así plantear una enseñanza entretenida.

Estos mismos principios son los que impulsan la ‘gamificación’ en el entorno laboral y que pueden a ser una pieza fundamental, sobre todo en un ambiente que pueda parecer hostil, poco propenso al cambio y a la rutina. Esto, además, ha servido a través de las respuestas digitales, particularmente durante el periodo de pandemia y que algunas compañías incluyeron también en sus procesos de selección. Y las mismas están siendo utilizadas, por ejemplo, en entornos laborales digitales, como en el metaverso, que permite estar en una oficina virtual, sin moverse del propio hogar pero, al mismo tiempo, generar instancias de juego.

“La gamificación se ha convertido en una buena técnica de aprendizaje y participación en varias dimensiones de la vida de las personas, como la educación y también en el ámbito laboral. En las empresas, aplicar lógicas de juego puede mejorar la productividad y lograr equipos más comprometidos y motivados, además de fomentar la creatividad, la innovación y la comunicación interna”, sintetiza Felipe Gómez, director de Marketing y Desarrollo de Claro Chile.

El ejecutivo de Claro añade que es importante tener en cuenta “que debe existir un objetivo en la implementación de la técnica que estamos aplicando, para que la dinámica no se quede solo en eso. También es relevante tener conciencia del nivel de competencias digitales de los colaboradores para que este ejercicio se convierta en un desafío y no un sufrimiento”.

Descubrir sus habilidades

La implementación de este tipo de encuentros se realizan en áreas específicas. La Compañía de Cervecerías Unidas, CCU, hizo lo suyo en 2019 en el área de Servicio al Cliente. La motivación, dice Marcela Díaz, Jefa de Servicio al Cliente y Consumidor de la compañía, fue la innovación y la necesidad de hacer algo distinto y entretenido para sus trabajadores.

Díaz cuenta que necesitaban agregar valor al equipo de trabajo, con una metodología diferente y no el típico curso o programa de capacitación. Querían, plantea, fortalecer las competencias e impulsar el alto desempeño de su grupo de trabajo, “pasándolo bien a través de la gamificación”.

“Nuestro objetivo es entregar en cada contacto la mejor experiencia de servicio y con esta metodología el equipo valoró aún más la importancia de gestionar nuestras emociones adecuadamente y tolerar mejor al otro”, asegura la ejecutiva, sobre el proceso de trabajo que incluyó teatro con representaciones muy reales respecto a sus labores, armado de estructuras con bloques de Lego que interpretaron y analizaron en conjunto. Además, crearon un himno para el área, cantaron y “abrimos nuestra mente, para trabajar la imaginación y salir de nuestra zona de conforto, que evidentemente nos ayuda a crecer”.

El área está compuesta por 10 personas, que participaron activamente de una malla de formación “bastante robusta” para el equipo y que tardó un total de unas 24

horas. Eso fue tres años atrás, pero durante el periodo más duro de la pandemia, con cuarentenas implementadas para prevenir el contagio de la ciudadanía, volvieron a implementar este tipo de encuentros, pero esta vez de forma remota y, además, incluyeron nuevos ejercicios y técnicas de relajación, para que así pudiesen sobrellevar la carga laboral del trabajo a distancia.

“Después de esto, hubo una mejora en el desempeño del equipo, con una mirada más amplia en cuanto a los propios recursos emocionales con los que cuentan para atender a nuestros clientes”, apunta la ejecutiva de CCU.

Además, en cuanto a este tipo de prácticas, dice que son tremendamente favorables para fortalecer a los equipos de trabajo y su desempeño. “Particularmente cuando este tipo de jornadas están bien dirigidas, porque se conocen en una instancia que es totalmente distinta y fuera de su normalidad, que les permite desarrollar la creatividad, valorar sus propias capacidades y visualizar con mayor claridad algunas habilidades, como el liderazgo”, asegura Díaz.

A diferencia de otras actividades, en las que se puede ver cierta reticencia de participar cuando de juego se trata, plantea que en su equipo nunca se mostró desinterés y siempre estuvieron “motivadas y entusiastas” a participar en todo. “Por eso es muy importante quién dirige esta metodología, porque si no está bien aplicada al equipo en particular, no va a ser tan efectiva, y esto ayuda a que nos conozcamos en otra faceta”, añade Marcela Díaz.

000-LEGO
El armado de estructuras con bloques de Lego es un ejercicio tradicional en los modelos análogos de ludificación.

Experiencia digital

Hoy existe un sinnúmero de consultoras dedicadas a la gamificación y que brindan sus servicios a distintas empresas. Las hay con técnicas más análogas y que estructuran estrategias particulares y personalizadas para cada compañía, así como también las que facilitan herramientas tecnológicas para fomentar la interacción virtual o digital de sus colaboradores, como si de un videojuego se tratara, pero con resultados en la vida real y en el entorno laboral.

Buk es una de las principales startups de recursos humanos en Chile y uno de sus más preciados objetivos es la felicidad de los trabajadores. No solo de aquellos colaboradores de sus clientes, sino también de los propios. De hecho, el índice de felicidad que realiza la compañía es una muestra de ello, y que deja en claro cuánto más se han comenzado a preocupar las empresas de la felicidad de sus propios miembros.

Teresita Morán, Country Manager de Buk, concuerda en que la gamificación puede utilizarse en distintos procesos de gestión de personas. Menciona el proceso de de reclutamiento, onboarding e inducción, la gestión del desempeño, formación continua, entre otros.

En el caso de la startup, lo han aplicado en diferentes instancias, con juegos como Dixit, “para mejorar el trabajo en equipo”, utilizando Gather, en donde crean un avatar e interactúan en línea, “para potenciar las relaciones con otros equipos”. “Actualmente lo estamos aplicando en los procesos de formación y capacitación, a través de nuestro módulo de Capacitaciones LMS (Learning Management System) con cursos a través de juegos”, dice la ejecutiva.

Desde fines de 2021, porque están empeñados en retener y potenciar a los talentos dentro de la compañía, están generando un programa de formación continua que llamaron “Buk University” en donde tendrás cursos a través de la gamificación. Esto les permite potenciar el engagement de sus participantes y también mejorar la experiencia de aprendizaje. “Los bukers pueden ir superándose, subiendo de nivel, pasando etapas y ganando medallas, para integrar así con el juego el aprendizaje para hacer todo una experiencia más entretenida e innovadora”, asegura.

Todo este proceso que realizan, añade, puede ayudar en la motivación y reconocimiento de quienes se forman. “Uno de los principales temas que queremos potenciar es la autogestión del aprendizaje, que se empoderen en su desarrollo, que ellos mismos naveguen en la plataforma y se puedan seguir formando”, afirma. Esta herramienta está habilitada para sus colaboradores, así como también para sus clientes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

En Conversaciones Piensa Digital estuvimos junto Pía Salas, Country Manager de Fortinet; Fabián Rodríguez, CEO de la startup de ciberseguridad Camel Secure; Francisco Guzmán, Director de Claro empresas y Claudio Toledo, Subcomisario de la Brigada del Cibercrimen de la Policía de Investigaciones. Revisa aquí el video.