Lanzan plataforma digital para ayudar a organizaciones a enfrentar la pandemia

Los aportes son seguidos en tiempo real, posibilidad que da la plataforma tecnológica clyc.me, que forma parte de la iniciativa. IMAGEN: CLYC.ME

Organizaciones sociales, el BID y el Ministerio de Desarrollo Social están detrás del sitio movidosxchile.cl, que permitirá a empresas, entidades y personas conocer en detalle causas benéficas de distinto tipo, relacionadas al Covid-19, para aportar y realizar seguimiento del uso de los dineros.


En los últimos días, junto con las diversas noticias, alertas y recomendaciones sobre el Covid-19, han surgido iniciativas públicas y privadas que buscan cómo enfrentar la pandemia desde las necesidades inmediatas, como producir alcohol gel, mascarillas y respiradores mecánicos, a requerimientos menos visibilizados, como los temas de salud mental. A partir de hoy, una plataforma  digital se une a estos proyectos, buscando proporcionar un sistema estructurado, estable y confiable en la administración de recursos para acciones benéficas.

El sitio movidosxchile.cl está desarrollado por empresas y fundaciones locales, articulados por el Ministerio de Desarrollo Social y el Banco Interamericano de Desarrollo, con la idea de armar puentes entre las organizaciones que necesitan ayuda y quiénes la pueden entregar, sean empresas, entidades de distinto tipo o personas. La campaña se presentará bajo el lema #MeSumoalaCausa.

El Ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, explica: “La página mostrará causas que representan las necesidades de una organización, o en ocasiones de un grupo de organizaciones que se coordinan, porque trabajan con los mismos beneficiarios y necesitan lo mismo. Una empresa o persona natural interesada en colaborar podrá hacerlo directamente en la página y lo importante es que podrá seguir en la misma web el camino de su donación y su trazabilidad hasta que llegue a destino”.

“Una empresa o persona natural interesada en colaborar podrá hacerlo directamente en la página y lo importante es que podrá seguir en la misma web el camino de su donación”. Sebastián Sichel, Ministro de Desarrollo Social.

Este concepto es clave para los involucrados en la plataforma digital: la trazabilidad, es decir, seguir el uso de los aportes es esencial para personas y organizaciones filantrópicas. Rosa Madera, fundadora y gerenta general de Empatthy, dedicada a la filantropía estratégica e inversión social, explica: “Buscamos articular con las fundaciones y empresas para que las necesidades/causas queden bien tangibles en la plataforma. La articulación es clave para no duplicar esfuerzos y que seamos bien eficientes y rápidos para que llegue la ayuda. El diálogo permanente entre los sectores es fundamental (…) Las 3 Ts le llamamos en Empatthy: Transparencia, Tangibilidad, Trazabilidad”.

Así, los aportes son seguidos en línea, en tiempo real, posibilidad que da la plataforma tecnológica clyc.me que también forma parte de la iniciativa. Su director ejecutivo, Gonzalo Larenas, relata que trabajaron contra el tiempo: el plan comenzó a desarrollarse los últimos días de marzo, tras la convocatoria del BID y del Ministerio de Desarrollo Social para organizar necesidades y aportes relacionados a la pandemia.

Desde este miércoles 8 de abril, la plataforma digital está oficialmente activa en movidosxchile.cl, con una serie de iniciativas detalladas, cada una con sus objetivos planteados y la manera en que organizaciones y personas pueden aportar. El Ministro Sichel explicita: “Con esta plataforma se soluciona un problema que escucho mucho a diario y es el ‘no sé dónde ir con mi propuesta’, ‘no sé dónde o quién podría escuchar mi causa’. Bueno, la plataforma es precisamente eso, un lugar de encuentro entre las necesidades de las organizaciones civiles y quienes efectivamente pueden aportar o articular esa ayuda”.

Un antes y un después

Yolanda Martínez, representante del Banco Interamericano de Desarrollo en el país, explica el rol del organismo en esta plataforma: “Ayudar a una mejor articulación entre las necesidades de la población vulnerable con aquellas personas o entidades que pueden ayudar a cubrirlas, forma parte de nuestro ADN (…)”. La participación del BID fue determinante: “Desde el Banco, lo que hicimos fue apoyar financieramente, a través de un proyecto en ejecución alineado con la mejora en la calidad de vida de población vulnerable en Chile, el fortalecimiento y articulación conjunta de dos plataformas tecnológicas orientadas a apoyar iniciativas con impacto social: clyc.me y MovidosxChile, con el apoyo técnico de Fundación San Carlos de Maipo”.

Dentro de las primeras causas que difunde la plataforma digital movidosxchile.cl están las necesidades para los beneficiarios de entidades llamadas “de primer piso”, dedicadas a adultos mayores, personas con discapacidad y personas en situación de calle que necesitan de artículos de higiene, aseo y alimentación.  También hay acciones como disponer de tablets para que ancianos que viven en hogares y están aislados puedan conectar con sus familias, y artículos de higiene y aseo para niños, niñas y adolescentes que viven en residencias administradas por organismos colaboradores de Sename, entre otras ya publicadas en la plataforma.

Rafael Rodríguez, jefe del área de estudio y desarrollo de la Fundación San Carlos de Maipo, a cargo del apoyo técnico para las diversas causas, manifiesta: “Sería ideal que esta plataforma digital se convirtiera en la página de referencia para quienes buscan donaciones y para quieren darlas. Este proyecto incluye tecnologías que le permiten a los donantes estar seguros de que las organizaciones que piden recursos son confiables y que las causas son justificadas. Además, pueden hacer seguimiento al estado de sus aportes y también cuentan con una verificación de la calidad con que se cumplieron las metas comprometidas”.

También destaca el rol de las organizaciones civiles y su responsabilidad en este proyecto: “La Sociedad Civil tiene distintos roles como apoyar a que la plataforma cuente con la tecnología adecuada para cumplir con los objetivos, asegurar que la logística de la operación funcione sin contratiempo mayores, poder identificar las causas sociales y presentarlas de una manera comprensible para los que quieran realizar las donaciones. Luego, lograr que las causas se solucionen con un alto estándar ético y técnico. Por último, pero transversal a los otros roles, la Sociedad Civil debe actuar de manera coordinada y colaborativa para que la plataforma pueda tener un mayor impacto social”.

Gonzalo Larenas, de clyc.me, apuesta a que este es un camino de vinculación y de profesionalización de los proyectos sociales que seguirá en desarrollo: “Lo que buscamos es unir a dos mundos que muchas veces buscan generar un impacto positivo, pero que no hablan el mismo idioma, esto lo hemos visto en distintos lugares, ya que hemos trabajado emergencias en distintos países de América Latina”.

“Lo que buscamos es unir a dos mundos que muchas veces buscan generar un impacto positivo, pero que no hablan el mismo idioma”. Gonzalo Larenas, director ejecutivo de Clyc.me.

La pandemia cambió nuestras rutinas, nuestra economía, alteró la educación y formas de trabajar, junto a otras áreas que aún no visibilizamos, por lo que la propuesta del BID es seguir atentos a este tipo de alternativas: “Ante la pandemia del COVID-19 se ha marcado un antes y un después en las relaciones humanas y por lo tanto de las propias instituciones, donde el rol de la tecnología como habilitador de soluciones juega un papel muy importante. Debemos propiciar la generación de soluciones digitales centradas en las necesidades de las personas y #MeSumoalaCausa es un ejemplo de cómo un ecosistema puede coordinarse para brindar desde un solo punto una plataforma que permita canalizar los esfuerzos hacia las personas que lo necesitan”, concluye Yolanda Martínez.

Una imagen recurrente de estas semanas: las organizaciones sociales se han puesto de acuerdo a través de videoconferencias

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.