El turismo se reactiva y apuesta por el público local para el verano

T267WRWZX5HZRCKGFGL7CDGD7U

Empresarios dedicados al turismo que tuvieron que reiventarse durante estos meses; un gremio que pide que se reabran las fronteras y un plan a mediano plazo que considera menos público en restaurantes, expediciones y hoteles. Así y todo, la reaparertura gradual ha devuelto las esperanzas para quienes se dedican al rubro.


Quienes han visitado San Pedro de Atacama saben que el bar Mal de Puna es una opción popular para las noches. Simón Carrera, dueño del local, recuerda que entre los clientes se da un ambiente especial e independiente del mes o temporada -verano o invierno- siempre está lleno y sus visitantes escuchaban y aplaudían la música andina en vivo de CachiCausama o el karaoke que se extendía hasta el horario de cierre.

Tras un verano intenso, que partió con una fiesta de Año Nuevo con 1.500 personas, Mal de Puna tuvo que cerrar a mediados de marzo, al igual que muchos lugares del pueblo que viven del turismo. Simón Carrera, que también es dueño de un hostal y un restaurante, cerró este último para mantener en pie a Mal de Puna, que en los últimos meses reorientó sus servicios, primero como delivery de frutas y verduras y luego aprovechó la patente de venta de comida e instaló un servicio de sushi. “La idea no es ganar dinero, sino estar bien dentro del contexto que vivimos. Por suerte, nunca nos ha faltado nada, ni a los trabajadores ni a mí como dueño. Hemos podido sobrevivir”, asegura.

Un período complejo que ha decantado en cifras negativas. Así lo grafica el barómetro de septiembre realizado por la subsecretaría de Turismo, que señala que durante el trimestre junio-julio-agosto de 2020, los ocupados del sector presentaron una disminución interanual de -45,2% en relación con igual trimestre del año anterior, además de las 121.409 solicitudes aprobadas de trabajadores acogidos a las Leyes de Protección del Empleo, que representan un 16,2% del total de las solicitudes aprobadas.

Pero estos números deberían comenzar a mejorar en las próximas semanas, luego que desde el 28 de septiembre se permitieran los viajes interregionales entre comunas que se encuentran en las fases 3, 4 y 5 del Plan Paso a Paso, pudiendo, por consiguiente, dar esperanza a la reapertura de servicios turísticos. Sin turistas internacionales producto del cierre de fronteras, la llegada de huéspedes extranjeros cayó en un -99,7%, por lo que el foco estará puesto en cautivar a los turistas locales.

El subsecretario de turismo, José Luis Uriarte, dice a Piensa Digital que, pese a lo duro que ha sido el impacto de estos meses de cierre para el sector, la industria ha sido capaz de poner todas sus energías para estar en condiciones para cuando llegue el momento de la reapertura, sobre todo de cara a los viajes interregionales. El subsecretario resalta que cerca del 70% de los ingresos que genera el turismo en un año normal van de la mano de chilenos recorriendo el país. “Esa es la oportunidad que tenemos que ser capaces de aprovechar. Ahí se abre una apuesta de armar ofertas que sean atractivas para el público nacional”, contempla.

Una mirada que el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de Chile, Andrés Fuenzalida, ve con entusiasmo pese a que la realidad del sector que representa exige mayores facilidades, pidiendo la reapertura de fronteras y que los viajes interregionales puedan realizarse los fines de semana, donde hay mayor afluencia de turistas.

Fuenzalida refuerza su postura ejemplificando que Chile, Venezuela y Argentina son los únicos países de Latinoamérica que tienen sus fronteras cerradas para turistas extranjeros, lo que afecta un movimiento histórico que ha tenido el país desde 1990, cuando se celebró la llegada del pasajero “un millón”.  “En 2017 se logró un peak de 6.5 millones de turistas. Esto es un crecimiento de 650% en 27 años, con un promedio anual de un 24%. No hay ninguna industria que haya crecido así de esta manera”, apunta Fuenzalida.

El presidente del gremio dice que si bien 183 recintos fueron convertidos en residencia sanitaria, donde pudieron albergar hasta 13.500 personas en el peak de la pandemia y devolver a sus puestos de trabajo a una importante fuerza laboral, hoy la ocupación está cercana al 40% y los hoteles deben volver a su motivo original, con protocolos exhaustivos. Frente a la noticia de que gimnasios y cines podrán reabrir en comunas que estén en fase 4, Fuenzalida sentencia que “lo único que queremos trabajar y si nos dan las condiciones para poder hacerlo, vamos a tener el 80% de la industria operativa durante la temporada de verano”.

Verano con nuevas tendencias

Accor Hotels, operador francés dedicado a viajes y turismo con presencia en más de 95 países y 22 recintos en el país, acomodó sus instalaciones para cumplir con las nuevas exigencias de los huéspedes. Se trata del “room office”, que ofrece la posibilidad de tener en todos los hoteles un piso con las habitaciones transformadas en oficina. Franck Pruvost, jefe de operaciones de Accor en Sudamérica, cuenta que tras recoger las exigencias de los clientes después de la cuarentena, que pretenden contar con oficinas cerca de sus casas y no volver a sus empresas, donde tengan que trabajar con 50 ó 100 personas en un mismo espacio, buscarán lugares cómodos y tranquilos. Hasta la fecha, 18 de los recintos hoteleros en Chile cuentan con esa modalidad.

El segundo paso de la reinvención será la adecuación de los lobbys del hotel en espacios de coworking a partir de enero de 2021, donde incluso personas que no alojen podrán utilizarlo para trabajar tanto en espacios públicos o privados para alquiler. Pruvost cree que lo más importante ante la innovación es que “todo está hecho en base a protocolos rígidos, y no se podría hacer nada si no contamos con protocolos que den confianza al cliente”.

Por su parte, el gobierno ha tomado medidas para enfrentar los nuevos tiempos. En el proceso de reactivación, la digitalización es insustituible. El subsecretario Uriarte da cuenta que en el área existe una brecha digital importante. Solo el 50% de las empresas turísticas en Chile tiene página web, y de estas solo la mitad cuenta con transacciones finales online. Ante dicho dilema, Corfo, Sernatur y gobiernos regionales han presentado una gama de programas de capacitación, que permiten a los oferentes del turismo aprender a utilizar las aplicaciones de booking y conocer a proveedores de servicios online, que ayuden a hacer más competitiva a sus pymes. Al mismo tiempo, 7 parques nacionales del sur de Chile tendrán páginas web exclusivas para hacer reservas y conocer en detalle los días de visita, respondiendo a las tendencias y así mantener la trazabilidad de quienes visiten esos lugares durante el próximo verano.

El turismo poco a poco va encontrando formas para regresar, incluso antes de que llegue el verano. El bar Mal de Puna también alista su regreso para las fiestas de Halloween, de la mano de una ampliación del local. Favoreciendo los espacios al aire libre, con mesas al exterior y una sombra que cubra de las altas temperaturas del norte, el dueño del local ya tiene los protocolos activos para así, de manera prudente, volver a contar con música en vivo y que los pocos turistas y gente de la comuna reactiven la esencia que el bar perdió con la pandemia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.