El Café Diario: ¿Es posible el diálogo en la Araucanía?




De todos los problemas que heredará el gobierno que se instalará el 11 de marzo, el conflicto en la Araucanía es sin duda uno de los más relevantes. Se trata de una herencia histórica: cada gobierno desde el retorno de la democracia ha debido enfrentarlo, y cada uno ha fracasado en su búsqueda de una salida. Y si bien la ley indígena de 1993 entregó al Estado las herramientas para responder en alguna medida a las demandas de restitución territorial del pueblo mapuche, el conflicto claramente ha desbordado esa dimensión.

En los últimos años, el problema se ha agravado con la acción de grupos violentos como la Coordinadora Arauco Malleco, CAM, y -para muchos- con la respuesta policial y militar del Estado. El gobierno de Sebastián Piñera concluye su mandato con la llamada “macrozona sur” bajo estado de excepción, y el gobierno de Gabriel Boric ha anunciado un cambio de estrategia. El propio presidente electo y su equipo han anunciado que buscarán establecer un diálogo, algo que ha despertado polémica: podría incluir a quienes han recurrido a la vía violenta, como la propia CAM.

Para entender cómo se ve este momento del conflicto y las posibilidades de establecer un diálogo fructífero conversamos con un especialista que vive en la zona desde hace tres décadas.

El abogado José Aylwin Oyarzún es coordinador del programa de Globalización y Derechos Humanos del Observatorio Ciudadano, una ONG de documentación, promoción y defensa de derechos humanos de pueblos indígenas en Chile.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.