El Café Diario: Las dudas sobre el futuro de los liceos Bicentenario


Los liceos Bicentenario están en el centro del debate desde el fin de semana con la decisión del gobierno de no hacer nuevas convocatorias y que, a medida que los convenios vigentes culminen, se acaben los recursos destinados específicamente a estos establecimientos. La decisión ha causado polémica y la oposición ha criticado la medida, aunque el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, aseguró que estos establecimientos “no solo continuarán existiendo, sino que serán apoyados y acompañados por el Estado”.

Formados en el primer gobierno de Sebastián Piñera e impulsados por su ministro de Educación, Joaquín Lavín, los liceos bicentenarios estaban enfocados en lo académico y su filosofía estaba marcada por la selección de los estudiantes. En el segundo Gobierno de Michelle Bachelet, sin embargo, la naturaleza de estos cerca de 60 establecimientos fue cambiando con la ley de inclusión escolar, que justamente fue terminando con el criterio de la selección. La decisión de la Administración actual, por lo tanto, sigue de alguna forma con esa misma lógica: contar con políticas dirigidas a todos los establecimientos educacionales, según dijo el ministro.

Para analizar la naturaleza de los liceos bicentenario, cómo ha resultado la experiencia en estos años y el trasfondo del debate por la decisión del gobierno de reducir en un 32,9% el aporte para este tipo de establecimientos, hoy, en El Café Diario, conversamos con Juan Pablo Valenzuela, director del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la Universidad de Chile.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.