68 proyectos se han presentado para hacer frente a la pandemia

La sede del Congreso Nacional, en Valparaíso.

Las temáticas van desde la modificación del calendario electoral para postergar el plebiscito hasta la suspensión o rebaja en pagos de distintos servicios básicos. No obstante, la inmensa mayoría de las iniciativas ha tenido nulo avance.




Desde que el pasado 3 de marzo se detectara el primer caso de coronavirus en Chile, el impacto en los distintos aspectos del quehacer nacional ha sido creciente. Y el ámbito legislativo no ha sido la excepción.

Si bien el Parlamento sintió el golpe de la llegada de la enfermedad y lo que puede significar, tardó en reaccionar. En los primeros días luego de ese caso inicial, los parlamentarios continuaron con su quehacer, con sesiones de sala y comisión inalteradas e ingresando proyectos de ley sobre variadas materias, ninguno -por cierto- relacionado con la pandemia.

Pero transcurridas dos semanas, el 17 de marzo pasado, los denominados “proyectos Covid” coparon por completo la agenda legislativa. Así, entre el 4 de marzo y hoy, senadores y diputados han presentado 104 proyectos de ley; de estos, 68 -lo que equivale a un 65,3%- corresponden a iniciativas que buscan hacer frente a los efectos que está dejando la pandemia en el país.

Las temáticas son variadas y van desde la modificación del calendario electoral acordada por los partidos políticos con el gobierno -cuestión en la que, incluso, intervino el Colegio Médico- hasta el aumento de penas para quienes infrinjan la cuarentena, sanciones contra “el lucro excesivo en prestaciones de salud y venta de insumos médicos y medicamentos”, rebajas en el valor de gastos comunes en edificios o condominios, o la suspensión del cobro o las multas relacionadas con el pago de los servicios básicos.

Este último ítem ha sido uno de los que mayor preocupación ha generado entre los legisladores, pues se trata de la materia que más mociones ha motivado: siete en total, seis en la Cámara y una en el Senado, por parlamentarios de todos los sectores políticos.

Pero, pese a la transversalidad en algunas de las iniciativas ingresadas o la urgencia que pudiera significar dar respuestas a materias que se vinculan con la emergencia sanitaria, los avances de los proyectos son prácticamente nulos. Solo 10 de los 68 “proyectos Covid” han tenido algún grado de avance; es decir, el 14,7% de las mociones logra dar un paso más que la simple presentación.

¿Cuáles son los proyectos que más avanzaron?

Entre aquellas iniciativas que han sido tramitadas con mayor éxito está el cambio del calendario electoral. Fruto de dos mociones refundidas presentadas por senadores de distintas colectividades, actualmente ya está publicada la reforma constitucional respectiva, dejando en el camino otros cuatro proyectos sobre la materia.

Otro ámbito que se resolvió con éxito y hoy ya es ley de la República es la votación telemática para los parlamentarios. Sobre esta materia, la UDI presentó un proyecto el 17 de marzo, pero un día después fue rechazado por la sala. Esa misma tarde, eso sí, el senador Álvaro Elizalde (PS) presentó un proyecto del mismo tenor, convirtiéndose en ley una semana después.

Esos mismos días, la Cámara de Diputados también discutió el polémico proyecto que prorrogaba el pago de los permisos de circulación. En su oportunidad, el Senado lo declaró inadmisible, se constituyó una comisión mixta, luego se aprobó lo acordado en ambas salas y llegó el día en que comenzaron a abundar las advertencias de los alcaldes por los problemas que tenía el texto. Finalmente, la intervención del gobierno -el 31 de marzo- a través de un veto presidencial permitió llenar los vacíos que el proyecto había dejado.

Con mejor suerte y menos polémica, un grupo de diputados presentó una moción para prorrogar la vigencia de las licencias de conducir. Su primer trámite tardó 24 horas en la Cámara Baja; pasó al Senado el 25 de marzo, que en esa misma jornada lo revisó en comisión y sala introduciendo algunas modificaciones, las que fueron aprobadas por la Cámara un día después. Es decir, el proyecto tuvo una legislación exprés: en 72 horas se convirtió en ley.

¿Quiénes lideran las presentaciones?

En el marco de la crisis Covid-19, 163 parlamentarios han ingresado proyectos de ley, es decir, el 82% del Congreso.

En la Cámara Alta, quien lidera el ranking es el senador Francisco Chahuán (RN), quien ha ingresado 10 textos, mientras que el segundo lugar se lo llevan Álvaro Elizalde (PS), Felipe Harboe (PPD) y Juan Pablo Letelier (PS), con seis proyectos cada uno.

En la Cámara de Diputados, en tanto, Alejandra Sepúlveda (FRVS) ha presentado 14 mociones, seguida por Marcela Hernando (PR), quien ha ingresado 12 proyectos. El podio lo completan los diputados de RN Alejandro Santana y Ximena Ossandón, con 11 mociones cada uno.

Más atrás en la Cámara están los legisladores Jaime Mulet (FRVS) y René Alinco (independiente), con 10 textos a su haber.

Comenta