Andrónico Luksic: "Esta reforma tributaria tiene el combustible necesario para de nuevo darle fuerza a nuestra economía"

Acompañando al Presidente Piñera en su gira por Asia, el empresario defiende la necesidad de impulsar la reforma tributaria, aunque dice no compartir los cambios que se han realizado en el Congreso. Asegura además que si se suben los impuestos la gente no invierte. También sostiene que la gente está cansada de tener una política de "guerrilla permanente". Afirma que no tiene aspiraciones presidenciales y que está "cómodo" con este gobierno.


Son las 14.00 del sábado en China (2.00 horas de Chile) y el avión presidencial -que despegó hace unos minutos - traslada a Sebastián Piñera desde Beijing a Shenzhen, la segunda parada de la gira a Asia del Mandatario. Sobre la aeronave, el presidente de Quiñenco, Andrónico Luksic -quien por primera vez participa de una gira de Piñera-, interrumpe la lectura de un libro, "La única historia" de Julian Barnes, para realizar esta entrevista.

El empresario, cuya presencia en el viaje ha generado cuestionamientos desde la oposición y ha sorprendido a los integrantes de la comitiva -quienes comentan, en privado, que les pareció positivo que aceptara ir en el avión presidencial y no en un vuelo privado-, aborda el escenario económico y político del país.

Así Luksic, si bien destaca los avances en materia económica bajo el gobierno de Piñera y afirma que es necesaria la reforma tributaria, reconoce que no le gusta cómo ha evolucionado esta iniciativa del gobierno. "Creo que ha ido evolucionando mal lamentablemente", dice. En ese sentido, el empresario emplaza a la oposición a que reflexione sobre el tema.

Esta es primera vez que acompaña al Presidente Piñera en una gira, ¿por qué aceptó la invitación?

La acepté por una razón muy sencilla: en el primer gobierno del Presidente Piñera nunca me invitó, jamás. Por supuesto que uno a través de la Sofofa puede llegar, pero jamás me invitó. Y en este gobierno me hizo esta invitación, y yo feliz de ir. El Presidente Aylwin tuvo la gentileza, en su momento, de invitarme a Estados Unidos y fuimos a Washington. La Presidenta Bachelet, en su momento, también me invitó para que la acompañara a México y Panamá, básicamente en Panamá porque estoy vinculado al Canal de Panamá. En este gobierno me llegó la invitación del Presidente, ¿cómo le voy a decir que no? Además que quedé bastante sentido porque nunca me había invitado. Bueno, no necesariamente me tienen que invitar a mí a los viajes presidenciales, pero me pareció importante China (....). Me gusta China, le tengo cariño a China.

Usted dice que en su primer gobierno Piñera no lo invitó y ahora sí, ¿nota un cambio o aprendizaje en él?

No sé. Eso no me atrevo a decir, pero no tengo ninguna duda que todos aprendemos con los años de nuestros errores, de las cosas que hacemos bien.

¿Cuál es la importancia de este viaje para Chile?

Yo creo que, sin duda, esta es una invitación que se dio y se aprovechó una coyuntura muy especial, que el Presidente Xi Jinping estaba haciendo el foro de "Una franja, una ruta". Fue muy inteligente haber tomado la invitación y haber participado de este foro porque claramente Asia es el futuro para nosotros los chilenos, no solamente China. El 95% de las cerezas que se comieron los chinos el año pasado, vienen de Chile...Yo creo que hoy día pueden crecer mucho más las cerezas, este es un mercado importante para nosotros, no podemos olvidarlo.

Igualmente, no tenemos que olvidarnos de un socio muy importante como es Estados Unidos, hoy día Chile tiene dos socios comerciales muy importantes: China y Estados Unidos.

El Presidente Piñera se reúne hoy con el CEO de la empresa Huawei, ¿cree que Chile se debería inclinar por esa compañía para la construcción del cable transoceánico para unir Chile con Asia?

Creo que Chile debe hacer una licitación abierta, muy clara y darle la oportunidad a todos los que fabricamos cables en el mundo.

¿A usted también?

Pero absolutamente.

¿Participará de esa licitación?

No tengo idea, no sé cuáles son las condiciones del cable, pero tenemos una compañía que hace cables submarinos (Nexans), no es nuestra, somos accionistas del 30% y acabamos de terminar de poner el cable entre Mallorca y la Península. Voy a llamar por teléfono en cuanto aterricemos en Chile para ver si hemos estado participando, yo creo que sí.

¿Y cuál es la importancia de esta visita para su holding? ¿Aprovechó el viaje para hacer gestiones para su empresa?

No, he estado acompañando al Presidente. He tenido la oportunidad de conversar un par de cosas con él, me ha preguntado un par de cosas.

¿Qué cosas?

Hemos hablado de la economía del mundo, cómo la ve él y la ve como la vemos todos. Lo que está pasando en general, mire lo que pasa en Latinoamérica, a nuestros vecinos que no les ha ido muy bien. Ojalá que les vaya bien.

Pero para el holding suyo, ¿qué tan relevante es la visita? Hubo críticas por parte de algunos parlamentarios luego que el presidente de Codelco cuestionara que no fue invitado...

No, salvo lo que un diputado mencionó: que yo había venido por el cobre más o menos.

Giorgio Jackson...

No dijo eso la verdad, no quiero ser injusto. Pero efectivamente, tenemos una oficina en Shangai hace más de siete años.

¿Qué le pareció la polémica que se generó con Nelson Pizarro?

Me pareció una chimuchina ridícula respecto de lo que se está haciendo y lo que está haciendo el Presidente en China.

¿Había que invitarlo o no a la gira?

No tengo idea. Yo soy invitado, quien invita usted sabe quién es.

De todas formas, se terminó retractando Pizarro. ¿Fue bueno que lo hiciera?

Conozco a don Nelson Pizarro, le tengo un gran respeto, un gran minero. No quiero decir nada, demos vuelta la hoja.

"Venezuela viene disminuyendo en democracia, al contrario de China, que se abre y genera libertades"

¿Qué le parecieron las críticas hacia el Presidente por sus dichos sobre el régimen político de China? El Mandatario sostuvo que "cada uno tiene el sistema político que quiera", marcando un contraste con su postura con Venezuela.

Honestamente, no lo vi, ni lo escuché. Desconozco cuál fue el comentario.

¿Es cuestionable, a su juicio, relacionarse con China, que es un país que tiene un régimen político que algunos califican como dictadura?

Yo creo que China es un país que tiene dos mil o tres mil años de historia y que ha venido abriéndose al mundo, donde se han abierto libertades, el comercio, donde ha generado prosperidad y ha incorporado mucha gente para que pueda tener una casa, agua potable. Creo que China hay que mirarla en ese sentido, ojalá fuera más rápido, pero es un problema de los chinos cómo van de rápido. Pero que están abriéndose, que están generando una apertura, que está visualizando una China distinta a lo que había hace diez años atrás, este país está abriéndose al mundo, a lo mejor no con la velocidad que le gustaría algunos. Yo el año 84 llegué acá y lo único que había era una bicicleta, mire hoy día.

Pero se genera un contraste en el gobierno en alabar a China y cuestionar a Venezuela...

Oiga, pa' qué le buscamos cinco patas al gato. Venezuela viene disminuyendo en democracia, al contrario de China, que se abre y genera libertades, a lo mejor no todas las que quisiera a sus habitantes, pero genera bienestar, le genera prosperidad, genera posibilidades de estudio a los hijos. ¿Y qué pasa hoy día en Venezuela? Totalmente al revés. Vamos cerrando esas libertades y se va generando un gobierno que está sostenido solamente por las Fuerzas Armadas y donde yo creo que el pueblo está hoy día con hambre, sin luz, sin agua.

¿Venezuela es una dictadura, a su juicio?

No tengo idea si es una dictadura o no. Lo que sí tengo claro es que una elección abierta y bien hecha hoy día, no tengo ninguna duda que gana la oposición.

"Es importante hacer la Reforma Tributaria, porque el país va a estar mejor"

En cuanto al gobierno del Presidente Piñera, ¿cómo evalúa la reforma tributaria y cómo ha ido evolucionado su tramitación?

Creo que ha ido evolucionando mal lamentablemente. Creo que esto es una reforma que tiene varios propósitos, pero que tiene una cosa principal: arreglar y simplificar la reforma que se hizo en el gobierno anterior. Una entelequia que no entiende nadie, por lo tanto, la veo, en ese sentido, absolutamente importante, porque esta no es una reforma para recaudar, sino que para simplificar, para ayudar y colaborar a las pymes tremendamente. Yo soy partidario absolutamente de que esto tiene que ser un sistema integrado. No hay que olvidarse de que por 20 años este es el sistema que nos llevó y crecimos desde el año 90 en adelante, cuando entramos en democracia. Tiene ventajas, ahora, en este momento donde la economía empieza a flaquear un poquito, es verdad. Efectivamente tenemos un medio ambiente en general en el mundo. En ese sentido, es fundamental que la reforma tributaria salga con la menor cantidad de cambios posibles. Yo soy partidario de un sistema integrado, tiene que ser así... acá en China, el año pasado, cuando empezó el problema de crecimiento se tomaron varias medidas, pero una de las medidas que se tomó es bajarle los impuestos a las personas. Imagínese nosotros yendo para atrás, la oposición está yendo para atrás.

El gobierno para aprobar la idea de legislar de la reforma incorporó ideas de la oposición, sin embargo, siguen rechazando la integración. Usted dice que la reforma ha evolucionado mal, ¿en qué cosas?

Yo creo que la integración es fundamental. Y que se generen los créditos tributarios tal como se generaban antes, las empresas van a invertir obviamente más, pero lo más importante es que se va a despejar. Llevamos tres gobiernos hablando de reformas, partiendo por el gobierno de Piñera, el primer gobierno, que me parece fue una muy mala idea, pero no importa. Lo hecho, hecho está.

Y en este segundo gobierno, ¿cómo ha visto la propuesta y el liderazgo del Presidente Piñera en la reforma tributaria?

Yo tengo la sensación personal de que se atrasó un poquito, esto debió haberse presentado y negociado con la oposición antes, pero bueno, no se hizo. Hoy día las cosas han cambiado y se está tratando de negociar. Yo pido y hago un llamado honestamente a la izquierda, la derecha y al centro, esta reforma tributaria tiene el combustible necesario para de nuevo darle fuerza a nuestra economía y no vayamos de a poco perdiendo fuerza. En ese sentido, hay que tener claro: el crecimiento es lo único que nos permite progresar, avanzar a un país mejor, a mejores sueldos, a mejores rentas. Si no hay reforma estamos los chilenos pagando más impuestos que los extranjeros, ¿le parece razonable?

Durante la campaña presidencial, el entonces candidato Sebastián Piñera dijo que iba a bajar los impuestos a las empresas, sin embargo, luego se retractó debido al escenario económico. ¿Qué le pareció eso?

Me parece que hizo una promesa en el entendido de que bajar los impuestos cuando las cosas están andando bien le da una mayor fuerza a la economía y, por lo tanto, las empresas invierten más, se generan más trabajo y más progreso. Las cosas no se le dieron políticamente y, bueno, no hay nada que hacer. Si no tiene la Cámara de Diputados, ni tampoco mayoría en el Senado.

¿No se debió hacer ese compromiso?

A lo mejor tenía la idea de que efectivamente podía haber un cambio en las cámaras.

¿Pero le gustaría que se bajaran los impuestos a las empresas?

Yo creo que hablar de bajar impuestos en Chile no es un tema que sea popular y genera rápidamente urticaria en mucha gente. Y eso hay que entenderlo así y no hay ningún problema. Lo que sí es importante es que esta reforma pase lo antes posible. Yo le pediría al Congreso, no soy nadie para hacerlo, pero le pediría honestamente que lo miraran con una visión país, una visión de Chile, que no hagamos la suma o la resta de si nos va tener más votos o menos votos. Yo creo que es importante hacerla, porque el país va a estar mejor.

¿Cómo ha visto la oposición hasta ahora?

Mire lo que pasó con la posibilidad de la idea legislar, mire todo el tremendo problema que se generó... me parece que la oposición en ese sentido debería hacer una reflexión. Uno puede pensar internamente cuál es la manera de hacerlo, que ideológicamente la manera de hacerlo no es esta, bueno, se respeta, pero también hay que tener buena memoria y pensar que lo que han hecho en el pasado, particularmente en el gobierno de la Presidenta Bachelet fue un desastre. Se suponía que la reforma iba a recaudar para poder pagar la educación gratuita. Creo que alcanzamos el 60% y ni siquiera se recaudó lo que se pensaba por una cosa muy sencilla: porque en definitiva cuando usted sube impuestos la gente no invierte, así funciona. Si queremos ir en contra de las cosas que funcionan bien en el mundo, hagámoslo, ¿con qué objeto? Cuando lo que queremos todos es que este país salga adelante bien.

¿Pero le gusta o no cómo está la reforma tributaria actualmente? Hay empresarios que han planteado que se ha desdibujado

Yo no lo he leído el proyecto, solo lo que he conversado con mis asesores, pero en definitiva, yo creo que no es la reforma que este país necesita en este momento para volver a generar fuerza para que la economía crezca. Yo creo que no es la reforma.

¿No le gusta entonces?

Creo que se la he metido muchas cosas, se le ha cambiado una serie de cosas. Aquí todo el mundo quiere negociar todo, puede ser, está bien, pero no en esto. Despachemos rápidamente esto para hablar seriamente de un problema que es mucho más importante que son las pensiones.

Entonces, no le gusta la reforma tributaria, pero quiere que igual se apruebe….

El proyecto ya está adentro. En China cuando bajaron los impuestos a las personas nadie se preocupó de los multimillonarios o billonarios si iban a ahorrarse uno o dos pesos, era lo que le hacía falta al país, para todos. En ese sentido, si la integración genera buenos beneficios y hay gente de la oposición que le da urticaria, a lo mejor habrá que pedirles a esas empresas grandes, que es el 1% de Chile, que se ven beneficiadas, o a esas personas que se ven beneficiadas, que hagan una contribución mayor en las pensiones, por ejemplo.

¿La solución pasa por ahí?

Ya le di mi opinión. Ojalá salga lo antes posible. Ojalá haya efectivamente una visión país, empecemos a conversar y no perdamos el tiempo. La gente está aburrida que el Parlamento no se transforme en una herramienta que contribuya efectivamente a que este país siga creciendo, que es lo que necesitamos.

Usted mencionó la reforma a las pensiones, ¿cómo evalúa la propuesta del gobierno?

Me parece fundamental que la reforma tributaria salga lo antes posible del Congreso y que nos aboquemos todos, digamos, a la reforma a las pensiones. En ese sentido, yo creo que es fundamental el pilar solidario que el gobierno está pensando agregar y también la contribución de las empresas en términos de que si es un 4% o un 5%, me parece que debemos hacerlo. Ese es un tema prioritario, importante y fundamental.

Las expectativas económicas de la ciudadanía han ido cayendo según las encuestas, en su caso, ¿pensó que este gobierno iba a hacerlo mejor en lo económico al ser de centroderecha?

El Presidente Piñera salió elegido con la clase media de Chile, que ha crecido tremendamente y lo que le interesa es seguir mejorando su condición de vida y ya lo han logrado. Ese beneficio que hoy día tiene, esa garantía que hoy día tiene, la posibilidad de viajar, de tener un segundo auto, la posibilidad de tener una casa en la playa... Nadie puede decir que este país no ha progresado, hay que ser muy ignorante. Que todavía hay gente que vive en condiciones que no debería, por supuesto, a eso tenemos que abocarnos. ¿Cómo nos abocamos? No poniéndole problemas a la reforma, no tratando que al gobierno le vaya mal para que la oposición pueda tener la posibilidad de ganar el gobierno en dos años más. Esa no es la manera, eso Chile no lo quiere, los chilenos no queremos ese tipo de políticos. No estoy conforme. Me parece que Chile puede más y esta reforma le puede dar el combustible necesaria.

El Presidente ha transmitido que la situación económica global del país es más compleja de lo que se esperaba, ¿cuánto cree que pueda repercutir en Chile?

El mundo está en un proceso complicado, muy complicado. Nosotros tenemos la oportunidad que tenemos un país ordenado en términos financieros, un gran Banco Central. Para qué corremos el riesgo esperando una reforma que nos pueda ayudar nuevamente. Es el combustible que necesitamos para que el avión tome más altura. Punto.

¿Qué debería hacer el gobierno?

Yo creo que el gobierno está haciendo todo lo que puede en un contexto donde no tiene mayoría en las cámaras, no es fácil. Y es menos fácil cuando esa oposición pretende tratar de que no le vaya bien. Si en definitiva, eso es. Yo creo que la gente está cansada de tener una política de guerrilla permanente.

"Me siento cómodo con este gobierno"

¿A qué cree que se debe esa postura de la oposición?

Porque perdieron el gobierno y van a querer volver.

¿No le gustaría que volviera un gobierno de centroizquierda?

El pueblo, que somos todos, elegimos a o b y si a sale tenemos que trabajar con a, si b sale hay que trabajar con b.

¿Pero se siente más cómodo con un gobierno de derecha?

Me siento cómodo con este gobierno. Creo que tenemos un Presidente que trabaja como ningún otro Presidente, que trabaja 18, 20 horas, un hombre inteligente. Tiene sus caídas, a lo mejor sus chistes son malos y se equivoca en hacerlos cuando no hay que hacerlos, todos tenemos, nadie es perfecto. Pero tenemos un gran Presidente.

¿Está conforme con su liderazgo?

Me gusta su liderazgo, sí. Ahora, creo que también se mete un poquitito mucho, se expone mucho digamos.

¿En qué cosas, por ejemplo?

Yo creo que tiene buenos ministros y tiene que dejarlos trabajar un poco. Lo que pasa es que me da la impresión que el Presidente se desespera un poco porque las cosas no salen a la velocidad que él quiere. Cuatro años es muy poco, además, deberían haber sido seis.

¿Se debería volver a un sistema de seis años? El gobierno estaba estudiando una propuesta en esa línea…

De todas maneras, absolutamente.

¿Por un tema de continuidad de las reformas?

Sí. Y soy partidario también de la reelección. Y nadie se va atrever a tocar el punto, todo el mundo va a pensar que se va apitutar este, se va apitutar el otro, pero alguien debería hacerlo. Yo soy partidario absolutamente, como también soy partidario de que los parlamentarios se puedan reelegir una sola vez. No puede ser posible que permanezcan durante cuatros, ochos, diez periodos. Si finalmente vamos perdiendo energía. No digo que lo hagan mal, uno va perdiendo energía.

Si se pudiera, ¿le gustaría la reelección del Presidente Piñera?

Me gustaría, sin duda, ojalá se pudiera, pero no va a haber nadie, nadie, y menos con estas cámaras, sin tener la mayoría... no se va a poder hacer no más.

Ya que tocó el tema de los parlamentarios, ¿cree que sería razonable reducirles el sueldo?

Yo creo que los parlamentarios tienen que tener sueldos como los que hoy día tienen. Yo sinceramente creo que tienen que tener buenos asesores y qué se yo. Ahora, también creo que es importante que haya un buen control de gasto y transparencia por parte de la propia Cámara de Diputados, del Senado. La gente hoy día quiere transparencia.

Usted mencionó que el Presidente debería dejar trabajar más a sus ministros, ¿le gusta cómo lo está haciendo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín?

Mire, conozco al ministro de Hacienda. Me parece que también es un hombre que ha tenido experiencia en el gobierno anterior. Yo creo que aprendió algunas cosas que le faltaban. Creo que es un gran tecnócrata, creo que es un hombre que conoce y que tiene la mejor intención en términos de lo que está poniendo.

¿Ha hecho suficiente para llegar a acuerdos con la oposición?

Yo creo que más que el ministro, me pareció que en los primeros meses de este gobierno hubo una mayor conversación, una mayor relación con la oposición. Yo sinceramente pensé que iba haber una cosa más unitaria en términos de discusiones. Yo creo que eso se ha perdido y ojalá se retomara porque creo que es importante. Este país va a salir adelante en la medida que todos colaboremos. Por supuesto que hay extremos que no van a estar nunca de acuerdo y que tienen sus propias visiones totalmente añejas y que ya se enterraron hace mucho años.

El gobierno está trabajando en una iniciativa que se llama compromiso país, que busca potenciar el desarrollo, ¿lo invitaron a participar?

No, pero invitaron a mi hermana. Me parece una buena iniciativa, ahora, no conozco cómo funciona, me pareció una buena iniciativa en su momento…Ahora, hay mucho que hacer en este país. Es cierto que nos falta mucho, hay gente que no tiene todavía los beneficios que debería tener, falta. Eso solamente se hace con crecimiento, tienen que entenderlo. Chile, la gente ya lo entendió, por eso salió el Presidente Piñera. Los que tienen que entenderlo ahora son los parlamentarios de oposición.

¿Quiénes particularmente de la oposición?

Aquellos que tienen una visión sesgada. Dejemos la suma chica de lado, démosle a este país la fuerza necesaria. Y si mañana entregamos un país creciendo mejor para el próximo gobierno que venga, pero más importante para la gente que necesita que este bienestar le llegue.

"Hay gente rica en Chile, hay gente rica y pobre en Argentina, Perú, Brasil, China, Estados Unidos y en todos lados. O sea, no le busquemos cinco patas al gato"

Usted que es una de las personas más ricas en este país, ¿qué responsabilidad cree que tiene para ese bienestar?

Tengo mis dudas respecto del más rico del país, creo que hay otros empresarios (se ríe). Yo creo que tenemos una responsabilidad, todos los empresarios del país, particularmente los grandes. En mi caso, yo la visualizo en términos de que las personas que trabajan en el grupo puedan ir cada día mejorando sus condiciones, sus puestos de trabajo y sus rentas.

¿Y qué le parece el problema de distribución de la riqueza que existe en Chile? Los mayores ingresos están concentrados en un pequeño porcentaje de la población....

Creo que está concentrado en el 1%, no tengo idea en cuánto está concentrado. Pero mire, hay gente rica en Chile, hay gente rica y pobre en Argentina, Perú, Brasil, China, Estados Unidos y en todos lados. O sea, no le busquemos cinco patas al gato. Ahora, podemos hacer que eso sea menor, por supuesto. ¿Y cómo? creciendo, creciendo. Necesitamos crecer más, el país requiere crecer más.

En otras reformas, ¿qué le parece la reforma a las isapres y Fonasa?

Me estoy recién metiendo en ese tema, como para darle mi opinión.

¿Y qué piensa del matrimonio igualitario y del aborto?

Me parece que por razones personales, (en el matrimonio igualitario) es una cosa que he ido evolucionando en el tiempo y hoy día me parece que es algo que la sociedad debe entender y comprender. En el aborto, tenemos en Chile las tres causales. Si usted me pregunta a mí, en el fondo de mi corazón, nunca fui partidario del aborto, pero ya está la ley, da lo mismo lo que yo piense. Pero, no soy partidario, pero hay que respetar lo que una mayoría importante quiere.

Quiñenco

Este año cumplió cinco años a la cabeza de Quiñenco, ¿qué diagnóstico hace?

Cumplí cinco años desde que mi hermano murió lamentablemente. Nos ha tocado con el grupo que me acompaña, porque en esto claramente no estoy solo, hacernos cargos de dos o tres problemas que teníamos, particularmente en la Sudamericana de Vapores, que hemos logrado hacer la fusión, después la fusión con la Naviera Árabe. Hoy día la compañía se ve con buenas perspectivas. Yo hago un buen balance. Creo que hemos mirado al exterior con fuerza, con interés. En definitiva yo creo que el crecimiento nuestro debería ser un poco más afuera.

¿Cuáles son las metas que tiene para este año?

Consolidar un par de cosas que tenemos pendientes. Yo creo que nuestra posición de accionista importante en Nexans, una compañía que tiene un mercado complejo, el mercado de los cables. Ahí necesitamos consolidar que la compañía tome un ritmo transformador importante. En eso estamos y yo tengo gran confianza en la administración nueva que hoy día tiene la compañía.

¿Qué análisis hace estando ad portas de completar el pago de la deuda subordinada por parte del Banco de Chile?

Pensé que no me iba a preguntar de lo único que me tiene extremadamente feliz y muy orgulloso, no solamente yo, sino que las 16 mil personas del Banco de Chile han colaborado para esto (...). Era una cifra muy grande, que el día 2 de mayo, deberíamos de terminar de pagar la última cuota, con lo cual se libera una cantidad importante de acciones, el banco pasa a ser uno de los bancos con mayor transacción, por lo tanto, se va a poder tranzar mucho más de lo que hoy día se tranza. Esto cierra una etapa de una época financiera negra en Chile, que fue cuando tuvieron problemas los bancos. Y lo más importante, se cierra esa etapa habiendo casi todos los bancos, yo creo que todos, pagado el préstamo a UF más cinco. Bueno, alguien dirá a UF más cinco, cuando nos prestaron el dinero a SAO, SM era una tasa buena. Sí, efectivamente fue una tasa buena, pero los últimos diez años, UF más cinco, oiga, el Banco Central no quiso que le pagáramos el año pasado, queríamos prepagarlo y ¿por qué? porque es una colocación muy buena. No creo que tenga el Banco Central una colocación mejor que UF más cinco, pero que se le acaba el día 2 de mayo, donde espero estar ahí y darle la mano al presidente del Banco Central, con el presidente, por supuesto, del Banco de Chile y llevarle un chequecito, o una cosa para dar por cerrado este capítulo (se ríe).

Junto con su llegada a la cabeza de Quiñenco, a los años después, potenció el uso de sus redes sociales respondiendo todo por esa vía. ¿Por qué tomó esa decisión?

Cuando fui a declarar a tribunales y me pegaron no solamente a la salida, sino que cuando salí del tribunal y el ascensor habían 30, 40 personas y los gendarmes no tuvieron ninguna condición de poder protegerme. Me pegaron, me escupieron, esa rabia que ví, me pregunté por qué, qué hemos hecho tan mal. Y la verdad que es que me pareció importante tener un instrumento, algo por si alguien me dice que yo soy un ladrón, yo pueda responderle que está equivocado. No tiene ningún otro propósito.

¿No es para posicionarse? En redes sociales hay quienes le han dicho que sea candidato presidencial...

Usted es la única que me ve como candidato presidencial. No hay nadie que me vea así.

¿Y aspiraciones no tiene?

No, ninguna. ¿A esta edad? No, hay políticos jóvenes y políticos que van a entender este mundo nuevo, digital.

Comenta