AUGE, Transantiago, concesionarias y nueva Constitución: el relato de Ricardo Lagos en “Conversaciones de futuro a la luz de la experiencia”

En una conversación distendida, el expresidente relató anécdotas que marcaron las políticas públicas impulsadas durante su gobierno, pero también abordó temas de actualidad, como el nuevo proceso constituyente -del cual se mostró optimista- y las reformas previsional y tributaria elaboradas en la administración de Gabriel Boric.


“Después vamos a hablar de las micros”. Desatando risas del auditorio, por la clara alusión al Transantiago, el expresidente Ricardo Lagos Escobar comentaba este lunes lo que fue una de las iniciativas que marcaron su gobierno (2000-2006).

Lo hizo en el marco del ciclo “Conversaciones de futuro a la luz de la experiencia”, organizado por el Centro de Políticas Públicas de la Pontificia Universidad Católica -en alianza con La Tercera-, a raíz de sus 20 años y que incluirá coloquios con todos los exmandatarios.

Fue una conversación distendida, conducida por Paula Escobar, periodista y columnista de LT, e Ignacio Irarrázaval, director del Centro de Políticas Públicas UC, que se extendió por más de una hora y que incluyó anécdotas que marcaron políticas impulsadas durante el periodo presidencial de Lagos, como el Plan de Acceso Universal de Garantías Explícitas (AUGE), el Transantiago y las concesionarias.

Pero también se abordaron temas de actualidad, como el nuevo proceso constituyente -del cual se mostró optimista- y las reformas previsional y tributaria elaboradas en el actual gobierno del Presidente Gabriel Boric.

Las anécdotas que marcaron la promulgación del AUGE

Enfrentamientos con el Colegio Médico (Colmed) y advertencias para llevarlo al Tribunal Constitucional (TC) fueron parte del relato del expresidente Lagos para abordar una de las políticas públicas que marcaron su periodo en La Moneda: el AUGE.

“El AUGE implica una mirada distinta del punto de vista de políticas de salud”, dijo el exmandatario, recordando que uno de los actores que se opusieron a la medida en aquella época fue el Colmed.

“El Colegio Médico también se opuso que al quedar patologías cubiertas, las patologías no cubiertas en el AUGE se iban a desatender”, comentó y sinceró que nunca pudo resolver la discusión con la asociación gremial.

Fue un enfrentamiento duro -recordó- porque no me gustó cuando, en ese tiempo habían micros amarillas, después vamos a hablar de las micros, un día yo descubro en las micros que circulaban todas con un gran letrero a lo ancho con ‘el AUGE es puro cuento’ y salía un señor con una nariz, tenía cara de presidente. Cuando descubro esto del AUGE es puro cuento en las micros no lo podía creer”.

“Entonces me dijeron, cuando ya la cosa se crispó, vamos a la huelga… ¡Cómo van a ir a la huelga por el AUGE! (...), y ahí reconozco que me indigné. Fui directo contra los médicos y dije ‘señor, he sido notificado, acepto el desafío, pero con una condición, se van a la huelga en la mañana cuando trabajan para el sector público y también exijo en la tarde cuando trabajen para el sector privado”, comentó Lagos y aseguró que “esa fue declaración de guerra”.

“Pero usted en una política pública tiene que creérsela y yo me la creí, y sabía que si eso no se hacía así no había AUGE, y no había acceso universal con garantías explícitas”, agregó.

Pero ese no fue la única traba que -según comentó- debió enfrentar en la discusión por el AUGE. “El AUGE representó una amenaza para muchos, las isapres no estaban contentas con el AUGE, esa es la verdad, porque se daban cuenta que era un elemento raro, un animal raro”, señaló.

Y aseguró que tampoco “fue bien recibido en el Congreso Nacional, porque entendiendo primero que para financiar el AUGE se requería financiar con fondos de Fonasa y con fondos de las isapres, y una distinguida senadora de oposición en mi gobierno sostuvo que eso era expropiatorio respecto de las isapres y me dijo que me iba a llevar al Tribunal Constitucional”.

“Yo a esas alturas sabía que si me llevaba al tribunal el TC iba a decir ‘sí, es expropiatorio’ y, en consecuencia, estaba liquidado”, admitió.

Transantiago y concesionarias

Indudablemente, otro de los temas que formó parte del diálogo fue el Transantiago, una política que -a juicio del exjefe de Estado- “implica una concepción distinta del punto de vista del gasto en infraestructura en el país”.

Era una política a largo plazo, y esa política llevaba también un conjunto de mejoras a las autopistas”, aseguró, abriendo el debate sobre las concesionarias y el cobro en las autopistas.

“Si usted quiere que no haya carreteras concesionadas ningún problema, aumentemos entonces los impuestos, mire qué fácil, ¿no? Ahora, lo otro es decir mire, pero después de todo se puede justificar que usted haga un esfuerzo para pagar eso porque la está usando”, señaló Lagos y afirmó que “las carreteras son del Estado de Chile, no son de ningún particular”.

Una mirada optimista sobre el nuevo proceso constituyente

“Finalmente va a haber un entendimiento político, que es lo razonable”, dijo el expresidente sobre la discusión por una nueva Constitución que llevan adelante los representantes de las fuerzas políticas del país, tras el triunfo del Rechazo en el plebiscito constitucional.

El exmandatario reconoció ser “optimista” sobre el proceso y aseguró que se llegará a un consenso -que se reflejará en una nueva Carta Fundamental-, pero que la propuesta debe ser sometida a la consulta de la ciudadanía mediante un plebiscito de salida. “Esas son las normas que nos van a dar el tema”, enfatizó.

En esa línea, recordó el proceso de reforma a la actual Constitución que se llevó a cabo durante su gobierno. “Paso un aviso, la Constitución lleva mi firma, y si me dicen ¿y por qué no la plebiscitó? Porque no se me ocurrió”, comentó, desatando risas de los presentes.

“La Constitución se aprobó por 149 votos y dos abstenciones, no hubo voto en contra, hubo dos abstenciones no más, entonces se da cuenta si hubiese dicho hay que plebiscitar... era ridículo, pero bueno, no se me ocurrió”, explicó.

El exmandatario se negó a la posibilidad de reformar nuevamente la Constitución actual y que no se elabore una nueva. “Por ningún motivo”, señaló tajantemente y reconoció que uno de sus reparos es por el carácter de Estado subsidiario.

Esa Constitución pasa el test democrático, pero de mí no, no me gusta, porque el Estado sigue siendo subsidiario”, señaló, abogando por un Estado social y democrático de derecho.

Desigualdad y los dardos contra los gobiernos de Piñera

“La desigualdad debe estar como primera prioridad, pero se requieren políticas concretas”, expresó Lagos consultado por su percepción respecto a la desigualdad en Chile.

Según comentó el expresidente, se debe “hacer una revisión impositiva en serio” respecto al “aumento de la presión tributaria en Chile”.

“¿Cuándo se empezó a endeudar Chile? Bachelet uno lo dejó en ocho, porque le tocó la crisis asiática. Yo lo dejé en cinco y con Piñera empezó a subir, y con Bachelet siguió subiendo y con Piñera terminó de subir”, aseguró Lagos, y apuntó directamente contra los gobiernos de Sebastián Piñera (2010-2014 y 2018-2022).

Piñera I y Piñera II son dos gobiernos que se dedicaron a endeudar el país. Y no le pregunto nada cuánto sacaron de Codelco, que es otro tema que lo dejamos para otro día”, aseveró el exjefe de Estado.

El apoyo a la reforma previsional de Boric y la valoración a Marcel

Si bien admitió que no ha estudiado “en particular” la reforma previsional presentada por el Presidente Boric, Lagos reconoció que “es un proyecto adecuado” y destacó que “el componente solidario tiene que ir para los que lo necesitan”.

El exmandatario, además, valoró la figura del ministro de Hacienda, Mario Marcel -sobre todo como ejecutor de la reforma tributaria- y aseguró que el expresidente del Banco Central “es un crecimiento del gobierno”.

Finalmente, el exjefe de Estado manifestó desacuerdo con la postura de la oposición respecto al rechazo a algunas partidas del Presupuesto 2023, en la Cámara de Diputados.

“No me parece que sea razonable lo que ha ocurrido recientemente en donde partidas íntegras del presupuesto se sacan porque es una forma de presionar, ‘si no me da tal cosa le quito la plata para otra’. Esto no lo he visto nunca, yo entendía que haya muchas cosas que se podían dar y que muchos no estaban de acuerdo, una cosa es votar en contra porque no estoy de acuerdo, pero no presionar y decirle no le doy la plata”, aseveró Lagos.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Revisa en nuestro video de la semana, cuál es su origen, cuáles son sus características y cuál es el posible futuro de la pandemia debido a su masificación.