Boric y Elizalde abordan fórmulas para incorporación del Partido Socialista a futuro gobierno

El presidente del partido Socialista, Álvaro Elizalde, se retira del comando del presidente electo tras sostener una reunión de trabajo. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

Presidente electo se reunió ayer con el timonel de esa colectividad, Álvaro Elizalde, en la primera bilateral formal entre Boric y un partido que no forma parte de su coalición, Apruebo Dignidad. Quienes conocieron del contenido de la conversación entre ambos sostienen que el frenteamplista abordó con el senador algunos diseños para sumarlos al próximo gabinete. Una de las alternativas que estaría barajando el mandatario electo -y que ha tomado fuerza en el conglomerado- es que su participación no implique abrir las fronteras de la coalición.




Por cerca de 40 minutos estuvieron reunidos a solas este jueves el presidente electo Gabriel Boric y el timonel del Partido Socialista, Álvaro Elizalde.

Ambos se habían visto el domingo en el Hotel Fundador, tras la victoria del frenteamplista en la segunda vuelta, en una cita en que estuvieron todas las colectividades que respaldaron su opción. Sin embargo, esta cita -que coordinó previamente el propio futuro mandatario- marca la primera bilateral formal entre Boric y un partido que no forma parte de su coalición, Apruebo Dignidad. El senador por El Maule arribó cerca de las 16 horas al nuevo centro de operaciones -ubicado en Obispo Salas con Condell- en el que el también diputado se instaló durante la mañana.

El encuentro -que tuvo lugar en el segundo piso de la casona patrimonial de Providencia- se da justamente cuando el frenteamplista y su coalición han dado señales de convocar a su gabinete a dirigentes más allá de Apruebo Dignidad, sin que aquello implique abrir al conglomerado de gobierno.

Así quedó reflejado en la reunión que sostuvo Boric el miércoles con los presidentes de las directivas de todos los partidos del pacto que sustentará su futura administración.

Con esa conversación sobre la mesa, en la antesala del encuentro con Elizalde, según fuentes del Frente Amplio, Boric les habría transmitido que haría una invitación a los socialistas para que se sumaran de forma activa a su próxima administración.

Y quienes conocieron del tenor del intercambio entre el diputado por Magallanes y Elizalde afirman que efectivamente el presidente electo le planteó fórmulas para concretar la colaboración que han comprometido con el gobernante electo más allá del respaldo a su programa desde el Congreso.

Entre las alternativas que baraja Boric, según fuentes de Apruebo Dignidad, está justamente la opción de que los socialistas y, eventualmente otras fuerzas de la centroizquierda, puedan sumarse a nivel de equipos ministeriales, pero sin que eso implique desdibujar los límites de su coalición de gobierno.

De hecho, el propio mandatario electo sinceró que ambas discusiones irán por carriles separados. “Hay conversaciones en diferentes planos en eso. Hay una discusión que se está dando en el marco de los partidos de Apruebo Dignidad (...). Y respecto del gabinete, es un canal distinto, los partidos así lo expresaron ayer: yo tengo plena autonomía para la designación del gabinete y lo voy a hacer pensando en lo mejor para el país, no en cuoteos de partidos. En eso no voy a adelantar nada hasta que tengamos el equipo completo”, afirmó tras la cita.

Elizalde, por su lado, no quiso entregar detalles de la conversación que sostuvo con el presidente electo. Consultado sobre si se le había hecho una invitación formal para integrar el gobierno del frenteamplista, el senador socialista se limitó a contestar que “esta fue una primera conversación donde abordamos los desafíos programáticos y la importancia de la colaboración para que al gobierno le vaya bien. Respecto de otro tipo de decisiones, en su momento serán anunciadas y el propio presidente electo es quien tomará las decisiones correspondientes”.

“Creemos que aquí lo importante es cómo se generan condiciones para que la mayoría que se expresó de manera nítida en la segunda vuelta se traduzca en que las transformaciones que Chile demanda se hagan realidad. Por tanto, hemos insistido en nuestra voluntad para que al gobierno le vaya bien y, por lo tanto, colaborar responsable y constructivamente para que se lleven adelante sus compromisos democráticos”, añadió.

De todas formas, cualquier decisión que tome el PS tendrá que ser debatida internamente y será zanjada de forma institucional.

Otro punto que tendrá que despejar Boric -y que inevitablemente tendrá un impacto en la decisión de los socialistas- es si también convocarán a sus aliados del PPD, al PL y al PR a formar parte de estas conversaciones. Según lo que el mismo mandatario electo señaló este jueves públicamente, buscaría reunirse también con otros partidos de la centroizquierda que le dieron su respaldo para el balotaje en los próximos días.

Boric debuta en nueva sede

Previo a la reunión con los socialistas, el presidente electo sostuvo otras reuniones en la nueva sede en calle Condell. En ese edificio el futuro mandatario se instaló junto a sus equipos la mañana del jueves, luego de que la Universidad de Chile accediera a la solicitud de que les facilitaran un espacio hasta marzo.

“Ante la solicitud del comando del presidente electo Gabriel Boric Font, transmitida a inicios de esta semana, la Universidad de Chile ha respondido afirmativamente, facilitando la utilización de las dependencias universitarias del Instituto de Estudios Internacionales. Esta respuesta está basada en el carácter público de nuestro plantel, y por su rol y disposición a colaborar con las necesidades del país desde una perspectiva pluralista. Lo anterior se suma a lo ya desarrollado este año en colaboración con la Convención Constitucional. Estas dependencias serán utilizadas para actividades durante el proceso de instalación”, señalaron desde la casa de estudios a La Tercera. La casona será utilizada por el equipo de Boric, entonces, hasta marzo.

Durante el día se vio llegar a figuras que él convocó inmediatamente después del triunfo del domingo, como quien fue el jefe político de su comando de campaña, Giorgio Jackson; su jefe de comunicaciones, Felipe Valenzuela, y quien estuvo a cargo del equipo de avanzada, Constanza Martínez. Además, se sumó una de sus más cercanas asesoras, Javiera Cabello, y dirigentes que formaron parte de su equipo de Plan de Gobierno, como el economista Nicolás Grau y Antonia Orellana. Más tarde se sumaría también la diputada Camila Vallejo (PC).

En el lugar, además, el diputado se contactó con algunas embajadas, la Unión Europea y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Javier Iturriaga, también futuro comandante en jefe del Ejército.

También se reunió con Ximena Fuentes, directora de Fronteras y Límites, quien ha sonado como una posible carta para la Cancillería. Tras la cita, Boric informó que conversaron sobre materias como la demanda que interpuso Chile a Bolivia por el río Silala. “Quiero dar garantías de que en esto vamos a tener una política de Estado”, sostuvo al dejar la casona.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.