Comisión de DD.HH. aprueba “voto político” para que en sus audiencias no participe el convencional Jorge Arancibia

Esto tras una propuesta de nueve convencionales de la instancia, quienes aseguraron que la participación del exmarino "revictimiza y retraumatiza a las miles de víctimas y sus familiares" del régimen de Augusto Pinochet. Lo visado tendrá carácter de vinculante. Vamos por Chile acusó "veto" contra el exComandante en jefe de la Armada. También se señaló que se han recibido 278 solicitudes para exponer ante la comisión y que se definió no recibir a la Fundación Jaime Guzmán, la ONG “Acción Republicana” y la Fundación “Cuide Chile”.




La Comisión de DD.HH., Verdad Histórica y Bases para la Justicia, Reparación Integral y Garantías de No Repetición de la Convención Constitucional aprobó este viernes un “voto político” para que en las audiencias que realice la instancia no participe el convencional de Vamos por Chile, Jorge Arancibia.

La presencia del excomandante en Jefe de la Armada (entre 1997 y 2001) venía siendo cuestionada por algunos convencionales y organizaciones de DD.HH. por su rol como exedecán de Augusto Pinochet y por declaraciones del exsenador a la prensa.

El pasado 3 de agosto los convencionales de La Lista del Pueblo, María Magdalena Rivera y Manuel Woldarsky, además de la Machi Francisca Linconao, habían pedido al exgeneral que dejara la comisión. Solicitud que fue rechazada por Arancibia argumentando que fue “elegido por un montón de personas, por miles, para estar representándolas, defendiéndolas e interpretándolas en esta Convención y en esta Comisión. Y eso es lo que voy a hacer”.

En medio de esas tensiones, finalmente este viernes los convencionales Carolina Videla, Giovanna Roa, María Magdalena Rivera, Juan José Martin, Ivanna Olivares Constanza San Juan, Mario Vargas, Adolfo Millabur y Manuel Woldarsky plantearon un voto político para impedir la presencia del también exembajador en las audiencias.

La propuesta fue aprobada por 10 votos a favor (de los patrocinantes y de Manuela Royo), dos en contra (Ruth Hurtado y Margarita Letelier) y tres abstenciones (Roberto Celedón, Felipe Harboe y Pedro Muñoz).

Entre los fundamentos de los firmantes para impulsar el “voto político” se expuso que “consideramos que la participación del convencional Arancibia en la Comisión atenta gravemente al cumplimiento de los objetivos de nuestro trabajo. Su presencia es un acto altamente violento, que revictimiza y retraumatiza a las miles de víctimas y sus familiares, y a los sobrevivientes del terrorismo de Estado de Chile perpetrado durante la Dictadura entre 1973 y 1990″.

Se agregó que “entre 1980 y 1982, el Convencional Arancibia fue Edecán naval del Dictador Augusto Pinochet. Desde el año 1973 a la fecha en reiteradas ocasiones el Convencional ha avalado y celebrado públicamente el Golpe de Estado cívico- militar y ha negado las sistemáticas violaciones a los derechos humanos cometidas en ese período (...) Considerando que tanto la Convención como esta Comisión ha manifestado de manera expresa que durante este proceso constituyente no hay espacio alguno al negacionismo y considerando las normas de funcionamiento que han sido aprobadas en este misma Comisión, responsablemente declaramos inaceptable la continuidad de la participación del Convencional Arancibia en este espacio ya que contraviene las reglas que nosotros y nosotras mismas hemos acordado”, complementaron.

También “aclararon” que “no pretendemos anular su elección plenamente democrática y por tanto su derecho a ser parte de esta Convención. Sin embargo, como Convencionales Constituyentes tenemos el deber de cautelar los principios y valores que deben guiar nuestra labor, especialmente ante la tarea de sentar las bases de garantía de derechos humanos para un nuevo Chile”.

Finalmente, en específico, lo que se visó fue que “en virtud de la garantía de un espacio libre de violencia y revictimización para la realización de las audiencias públicas de la Comisión, éstas se realicen sin la presencia del Convencional Arancibia dada su historia de negacionismo de la violación de derechos humanos y su colaboración con la dictadura de Augusto Pinochet”.

Previo a la votación había surgido un debate respecto de si la comisión estaba habilitada para adoptar este tipo de decisiones. La coordinadora de la instancia, Manuela Royo, detalló al respecto que “el lunes, en reunión con la mesa de la Convención, se explicó que respecto a este tipo de decisiones la mesa establecía que había autonomía de las Comisiones para tomar este tipo de decisiones”.

Por su parte, la convencional Roa aseguró que la determinación adoptada sí era vinculante para el funcionamiento de la instancia. “Este mandato deberá ser llevado a la práctica por la Mesa de Coordinación quienes tienen que hacer cumplir el reglamento de funcionamiento interno, las audiencias comienzan el lunes y no podrán contar con la presencia del convencional Arancibia”, detalló.

La aprobación del voto político generó una serie de reacciones al interior de la instancia, principalmente de Vamos por Chile, desde donde acusaron que se trataba de un “veto”

La convencional Hurtado aseguró que “votó en contra porque vetar a un convencional creo que es vetar también a las miles de personas que votaron por él. Y no podemos anular en este espacio democrático la presencia de nadie”.

En tanto, el PPD y exsenador, Felipe Harboe, quien se abstuvo, aseguró que “no comparto los juicios que ha hecho el señor Arancibia (...) No creo que sea adecuado devolver con la misma moneda que nosotros criticamos la marginación permanente. Por tanto, no compartiendo la trayectoria ni los dichos de Arancibia, creo que él fue elegido por los ciudadanos al igual que nosotros. Yo no me siento con el derecho a vetar a nadie”.

En la vereda contraria, Roa aseguró que lo concordado hoy por la instancia “es un gesto mínimo de protección de la integridad de los y las expositoras y una responsabilidad ética con el resguardo de la no revictimización”.

Videla, quien además fue víctima de violaciones a los DD.HH., afirmó que “en esta comisión existe una persona que es un negacionista y que fue cómplice de la dictadura, que ha reivindicado el golpe de Estado y las violaciones de DD.HH. (…), él es el convencional Arancibia”.

No se recibirá a Fundación Jaime Guzmán

Durante la sesión, además, Woldarsky y San Juan detallaron que se han recibido 278 solicitudes para exponer ante la Comisión y que, bajo el criterio deno negacionismo” aprobado en la instancia, se definió no recibir a tres organizaciones: Fundación Jaime Guzmán, la ONG “Acción Republicana” y la Fundación “Cuide Chile”, vinculadas a la derecha.

Decisión que fue rechazada por la convencional Hurtado: “No estoy de acuerdo que se vete a nadie, siento que todos tenemos algo que decir, algo que expresar”, dijo. Poco después, el líder del Partido Republicano y candidato presidencial, José Antonio Kast, también salió a cuestionar la decisión. “La Convención Constitucional no solamente se sube las asignaciones y exige privilegios, sino que quiere vetar y censurar a organizaciones que defienden los derechos humanos. Eso es inaceptable”, dijo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.