Constituyentes de Vamos por Chile llevan a la mesa de Loncon y Bassa a la Comisión de Ética por hechos que “contribuyen a defraudar las esperanzas de la ciudadanía”

La presidenta de la Convención, Elisa Loncón, y el vicepresidente Jaime Bassa.

La presentación fue ingresada por Katerine Montealegre (distrito 26), Arturo Zúñiga (Distrito 9) y Luciano Silva (Distrito 20), justo luego de que la instancia acordara que el reglamento de la Cámara de Diputados respecto al funcionamiento de la Comisión empiece a regir desde que lo apruebe el pleno y hasta que se apruebe el reglamento general del órgano constituyente.




Los convencionales de Vamos por Chile pertenecientes a la Comisión de Ética llevarán a la instancia a la mesa directiva del órgano constituyente liderada por Elisa Loncon y Jaime Bassa por una serie de hechos que, a su juicio, “contribuyen a defraudar las esperanzas de la ciudadanía”.

En el requerimiento -al que accedió La Tercera- Katerine Montealegre (distrito 26), Arturo Zúñiga (Distrito 9) y Luciano Silva (Distrito 20) piden a la instancia “se pronuncie respecto a hechos que a nuestro parecer atentan con los objetivos que nos hemos propuesto y que dificultan el rol institucional que deben ejercer los miembros de la Mesa Directiva, contribuyendo a defraudar las esperanzas que la ciudadanía a puesto sobre nuestros hombros”.

La presentación fue ingresada justo luego de que la instancia acordara que el reglamento de la Cámara de Diputados respecto al funcionamiento de la Comisión empiece a regir desde que lo apruebe el pleno y hasta que se apruebe el reglamento general del órgano constituyente.

En específico estos tres representantes apuntan a que la Comisión adopte un pronunciamiento respecto de “preocupantes declaraciones” emitidas durante las últimas semanas tanto por Loncon como de Bassa.

Entre ellas se hizo mención a la que la representante del pueblo mapuche, Elisa Loncon hizo respecto a quienes estuvieron por el Rechazo en el plebiscito de octubre de 2020, a quienes calificó como “sector de privilegio”.

También criticaron que reiterara dichas palabras en una entrevista con El Mercurio el pasado 1 de agosto. “Que, en esta misma entrevista, al ser consultada directamente sobre si además del uso de la violencia, como forma de luchar por las reivindicaciones mapuches, ella pediría que se utilizare otra, señaló que, “no es mi propósito en este momento, estoy trabajando en la Constitución. Yo no tengo el estándar de Mandela, para pedir que bajen las armas”, evitando deliberadamente hacer uso de su rol institucional para condenar el uso de la violencia y dar una señal de empatía con las todas las víctimas del terrorismo en la Macro Zona Sur”, señala el requerimiento.

Pero, además, sostuvieron que “en razón de los últimos episodios de la denominada “violencia rural”, las mismas víctimas han emplazado a la presidenta Loncón, solicitándole que condene estos sucesos que afectan profundamente el día a día de miles de compatriotas. Sin embargo, sigue negándose a dar esta señal tan importante en su calidad de máxima autoridad de este órgano constituyente”.

Otra punto es por la declaración que Bassa hizo en una entrevista con La Tercera, “donde abordó las críticas que se le han hecho a su conducción, haciendo prevalecer su opinión personal, por sobre el rol institucional que debe primar en el tratamiento de estas materias”.

Finalmente el documento presentado por Vamos por Chile ante Ética señala que “por la relevancia del rol que se nos han encomendado y la importancia de este precedente para el futuro, consideramos que es fundamental que como entidad encargada de abordar estas materias y, particularmente, el consenso que hemos alcanzado en orden a desarrollar nuestra labor sin sesgos y promoviendo siempre el buen desempeño de nuestros cargos, es imperativo que se dé lugar a nuestra solicitud y sentemos las bases para resguardar nuestra institucionalidad y la confianza de millones de chilenos”.

El convencional Zúñiga aseguró sobre la presentación que “para nosotros la conducta de los 155 convencionales, pero más aún la de la mesa que sí tiene que además tener mucha imparcialidad cuando hablan desde su cargo de presidenta o vicepresidente. En ese sentido pusimos ahora en conocimiento un documento donde hay una serie de situaciones que creemos van en contra de estos lograr acuerdos, lograr la paz de los ciudadanos y van con un discurso más de cancelación, de luchas de clases y de no condenar la violencia”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.