Arancibia no estará en audiencias de víctimas tras acuerdo de la Comisión de DD.HH.

Tras el voto político aprobado por la comisión de DD.HH. la semana pasada para que el excomandante en Jefe de la Armada no asista a las audiencias públicas, el exsenador dijo que sí acudirá y acusó que el trato que ha recibido "no corresponde, es indigno y no lo acepto”. En tanto, el abanderado de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, aseguró que el también exembajador "tiene derecho a estar en la Convención Constitucional, fue elegido por votos y representa a un sector de la población".




Siguen las repercusiones al interior de la Convención Constitucional tras la aprobación de un “voto político” por parte de la Comisión de Derechos Humanos para que el convencional de Vamos por Chile, Jorge Arancibia, esté excluido de las audiencias públicas de la instancia.

El viernes pasado nueve integrantes de la comisión elevaron la solicitud asegurando que la presencia del exmarino “revictimiza y retraumatiza a las miles de víctimas y sus familiares” del régimen de Augusto Pinochet.

Su presencia en la Comisión venía siendo cuestionada por sus pares y diversas organizaciones de DD.HH. por haber sido exedecán de Pinochet y por dichos durante el último tiempo en la prensa sobre hechos acontecidos entre 1973 y 1990.

De esta manera y por 10 votos a favor, dos en contra y tres abstenciones, la instancia acordó la semana pasada excluir al exComandante en Jefe de la Armada (1997-2001) de las más de 278 audiencias públicas que ya tenían pactadas. Al mismo tiempo, se informó que, bajo el criterio de “no negacionismo”, se rechazó la solicitud de ser escuchadas de la Fundación Jaime Guzmán, la ONG “Acción Republicana” y la Fundación “Cuide Chile”, vinculadas a la derecha.

Al final tras una tensa jornada la Comisión de Derechos Humanos llegó a un acuerdo para que Arancibia no participé de la subcomisión de Verdad Histórica, donde se escucharán a víctimas de violaciones a los DD.HH.

Arancibia: “Me dolió el alma”

“El voto político no tiene ningún sentido, no existe”. Con estas palabras se refirió este lunes el también exembajador al “voto político” en su contra. El exalmirante, quien durante la jornada fue recibido por un grupo de manifestantes de derecha que le brindaron su respaldo al llegar a la Convención, aseguró también que será parte de las audiencias de la instancia pese a la resolución de la comisión, aprobada por 10 votos a favor, dos en contra y tres abstenciones.

“Yo creo que sí (ser parte de las audiencias), ¿por qué no? El voto político no tiene ningún sentido, no existe. Es una acción política, no es una acción jurídica o reglamentaria de nuestros procedimientos”, afirmó, agregando que “yo no he tenido nada que ver con el tema de violación a los DD.HH. He reconocido que existieron las violaciones. Mi actitud ha sido de buscar soluciones cuando era comandante en Jefe. El trato que he recibido no corresponde, es indigno y no lo acepto”.

Horas después, durante la tarde, Arancibia expuso ante la propia comisión. Ahí aseguró que se enteró del voto político “por los medios de comunicación” y que le “dolió el alma”.

“Hay algunos que dicen que soy provocador porque llegué a la Comisión de DD.HH. Es que con mi experiencia, con mis años y con lo que puedo aportar, yo entré a la Comisión que estimo central del proyecto de nueva Constitución que vamos a elaborar. El tema de los DD.HH. en su amplia magnitud es central. Y por eso entré a esta comisión, no para obstruirla, no para provocarla, en ningún caso para tener una actitud negacionista”, aseguró el exAlmirante.

“Yo les pido una consideración y un respeto a este hombre, y que se me trate de acuerdo a lo que ha sido mi vida, mi trayectoria, mi recorrido. A que se me trate de los antecedentes que me acompañan (...) yo los quiero y quiero trabajar con ustedes. Y me gustaría que se me pagara con la misma moneda”, concluyó.

La coordinadora de la instancia, Manuela Royo, propuso que Arancibia se mantuviera en la Comisión, pero no en la subcomisión de Verdad donde se escucharán a víctimas de violaciones a los DD.HH. durante el régimen. Posteriormente, el otro coordinador, Roberto Celedón, planteó que se respaldara la propuesta de Royo.

“Lo que proponemos como coordinación es que pedir que se mantenga en la comisión de Marco General y que se abstenga de participar de la subcomisión de Verdad Histórica donde declararan las víctimas de violaciones a los DD.HH., de forma tan de proteger el resguardo, el cuidado y de cumplir con los estándares internacionales con respecto a la protección de víctimas de violación a los DD.HH.”, indicó Royo.

A lo que Arancibia afirmó que “voy a cumplir con los compromisos que he adquirido en la Convención y en la Comisión. Y estoy formando parte de la subcomisión de Marco y ahí me voy a mover y ahí voy a estar para que no quede ninguna duda. Esa es mi posición. Y no tengan ninguna preocupación de que yo no cumpla mi compromiso”.

RN prepara acto de desagravio

El presidente de RN, Francisco Chahuán anunció que durante la tarde de este lunes -a las 19 horas- harían un acto de desagravio al convencional de Vamos por Chile en el marco del comité político del partido.

“Quiero denunciar el neofascismo, el nuevo fascismo de izquierda que se está instalando desde la Lista del Pueblo, como si fueran los únicos representantes de la ciudadanía, con un negacionista en términos de poder hacer un trabajo que no permite construir un proceso constituyente del que todos sean parte (...) Eso no es más ni menos que el resultado de cómo los miembros elegidos en esa lista se han ido desgranando, porque sienten que se ha ido instalando una acción totalitaria y fascista de aquellos que se creen los únicos representantes de la ciudadanía. Ciertamente, Jorge Arancibia, al igual que los otros convencionales, fueron elegidos legítimamente por el pueblo”, acusó el senador.

Boric: “Tiene derecho a estar en la Convención”

La exclusión del exsenador ha generado un debate transversal y gatilló también diferentes reacciones de los candidatos presidenciales de la oposición.

Mientras el domingo, en el debate televisivo de Unidad Constituyente -organizado por TVN, Mega, Chilevisión y CNN Chile-, la abanderada del PS, Paula Narváez, aseguró que “si Arancibia participara de audiencias públicas sería tremendamente doloroso para las víctimas, siendo el cómplice directo de violaciones a los derechos humanos”, este lunes la carta de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, planteó que Arancibia “tiene derecho a estar en la convención”.

“El constituyente Arancibia tiene derecho a estar en la Convención Constitucional. Fue elegido por votos y representa a un sector de la población, con el yo no estoy de acuerdo, pero creo hay que defender el derecho a que quienes piensan distinto a uno puedan expresarse”, sostuvo Boric en diálogo con Radio Infinita.

El también diputado del Frente Amplio agregó que, según su interpretación, esta exclusión sería solo para las sesiones donde acudan víctimas de violaciones a los DD.HH. Esto, contrario al texto aprobado por la instancia, que establece que “en virtud de la garantía de un espacio libre de violencia y revictimización para la realización de las audiencias públicas de la Comisión, éstas se realicen sin la presencia del Convencional Arancibia”.

Comisión resuelve no excluir a agrupaciones

Durante la jornada, en tanto, la Comisión de DD.HH. acordó también no excluir a ninguna organización de las audiencias públicas que realizará la instancia. Esto, contrario a lo comunicado la semana pasada, y propuesto por los convencionales Manuel Woldarsky y Constanza San Juan de que, bajo el criterio de “no negacionismo”, no se recibiera a cuatro organizaciones: Fundación Jaime Guzmán, la ONG “Acción Republicana”, Confamilia y la Fundación “Cuide Chile”.

Este lunes, con 15 votos a favor, se visó el cronograma, que incluye a estas instituciones. La coordinadora Royo informó que en caso de que alguna institución que exponga emita algún discurso de odio, se podrá poner término anticipado a su intervención.

Durante la discusión previa a la votación, la convencional Patricia Politzer pidió que no se excluyera a nadie: “Repudio al negacionismo y a los discursos de odio, cuyos efectos conozco más de lo que quisiera. Nuestro país no tiene una ley que sancione el negacionismo (...) No le corresponde a la Convención Constitucional convertirse en un tribunal y por lo tanto debe abrir sus puertas sin restricciones”, indicó la periodista.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.