Cuarto retiro: senadores debaten dilatar su votación para después de las elecciones

FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/ AGENCIAUNO

Las conversaciones entre oposición y oficialismo se han multiplicado porque tras las declaraciones de la DC Carolina Goic -quien manifestó que rechazará el proyecto- el escenario se complicó para todos. Algunos plantean que la decisión en la Sala se postergue para después de las elecciones, pero no todos creen en ese camino. La conversación que tengan mañana los senadores de oposición será clave para definir cuándo se podría poner en votación en el hemiciclo. Los apoyos -sostienen- aún no serían suficientes para aprobar ahora la iniciativa.




“Queremos pedirle a la presidenta del Senado y a los comités parlamentarios que puedan fijar una sesión en la cual se pueda votar a la brevedad esto en la sala del Senado”, señaló ayer el presidente de la Comisión de Constitución, Pedro Araya, en un intento por empujar la votación del proyecto de cuarto retiro, en momentos en que el escenario está muy ajustado.

No están tranquilas las aguas en la Cámara Alta con esta iniciativa, que se coló entre la campaña presidencial y parlamentaria. Quienes van a la reelección por el oficialismo están muy presionados y, fuera de micrófono, admiten que votar en contra del proyecto les puede traer consecuencias negativas en su interés por mantenerse en el Congreso. Por otro lado, en la oposición el rechazo de algunos senadores le está abriendo un flanco a su candidata presidencial Yasna Provoste (DC), especialmente tras el anuncio en esa línea que hizo la senadora Carolina Goic el fin de semana. Ello se suma a las dudas que han planteado los senadores Carlos Montes (PS) y Ricardo Lagos W. (PPD).

“Esto tiene una dimensión política. Una de las razones de los fracasos de la oposición es que siempre ha habido personas que piensan que sus ideas son lo suficientemente importantes para no acatar y sumarse a la mayoría. Esa ha sido la acción predilecta de la DC y una de las razones porque la DC está cuestionada frente al mundo de oposición”, admitió con crítica el senador Guido Girardi (PPD), que forma parte del comando de Provoste.

Tomando en cuenta la incomodidad que el proyecto genera por su contenido y sus tiempos, es que los parlamentarios están explorando varios caminos. Uno de ellos es retrasar la votación del cuarto retiro para después de las elecciones del 21 de noviembre en vista de estando en trámite el proyecto de ley de Presupuestos los plazos legislativos están estrechos como para despacharlo antes de la fecha. Otro camino es tantear la posibilidad de generar un preacuerdo que permita reunir los 26 votos que se requieren para aprobar el texto que, confiesan en la oposición, hoy no están.

Incertidumbre sobre votos

Hasta ahora lo único cierto es que la Comisión de Constitución votará en general hoy martes el proyecto. “Como comisión queremos ratificar nuestro compromiso de despachar este proyecto rápidamente. Hemos acordado que este martes vamos a celebrar una sesión desde las 10 de la mañana hasta total despacho”, indicó ayer el senador Araya.

La gran duda es si estarán o no los votos suficientes en sala para seguir avanzando con el proyecto. “Hay un alto nivel de incertidumbre de cuántos votos hay, pero le hace bien al país que el Senado despeje el tema pronto. Mi cálculo es que saca 25 o 26 votos, por eso estamos tratando de generar un acuerdo”, admitió Araya.

Las conversaciones para concordar un nuevo texto versan sobre incorporar temas como el cobro de impuestos, que se pueda retirar un techo, que sea en cuotas, que haya una salida para las rentas vitalicias y que eventualmente se genere un “candado” para que éste sea efectivamente el último retiro.

La reunión almuerzo de la oposición de hoy martes será clave para definir cómo actuarán ante el escenario que enfrentan. “Mañana en la reunión tendremos alguna idea de cuándo lo vamos a votar. Los reales cambios van a empezar a gestarse esta semana”, advirtió el jefe de comité del PS, José Miguel Insulza.

Incluso Girardi recalca que él personalmente conversará con Goic para intentar convencerla de que cambie de postura y se pliegue a la mayoría opositora que está por aprobar el retiro. De lo contrario, recalca, sólo perjudicará la postulación de Provoste a La Moneda: “(La única desfavorecida) será la DC y eso será un argumento para la derecha. Esto tiene que ver con la mínima solidaridad y generosidad que debe haber en la política, el escenario y las consecuencias son clarísimas”, acota.

Derecha dividida

Mientras que en la derecha la situación tampoco es muy clara. El senador Juan Castro (RN) sugirió aplazar la votación: “Hemos tenido conversaciones con senadores de izquierda en torno a que sería conveniente verlo después de las elecciones, y creo que los comités están con una sensación similar”. Pero Girardi no está de acuerdo en aplazar el pronunciamiento.

Efectivamente este viernes, en la reunión habitual de comités, se debiese acordar la tabla de la próxima semana que ya está recargada: el 2 de noviembre se votaría el proyecto de indulto; si se la Cámara de Diputados aprueba la acusación constitucional contra el Presidente Piñera el Senado debe revisarla entre el 5 y 8 de noviembre; y debe despachar el proyecto de Presupuestos antes del 22 del mismo mes. Todo en dos semanas, pues la correspondiente al 15 será distrital para que los parlamentarios que van a la reelección puedan dedicarse a su última fase de campaña antes de la elección del 21.

De hecho en RN el comité de nueve parlamentarios está dividido, como afirma el jefe del grupo, senador Rodrigo Galilea: “Yo votaré en contra, y la inmensa mayoría de la bancada también está por rechazar, aunque me encantaría que lográramos la unanimidad en ese sentido”.

Entre los senadores de esa tienda que anteriormente aprobaron los retiros, no se ve el mismo convencimiento esta vez. “Yo estoy a favor siempre y cuando se hagan las modificaciones”, indicó el otro jefe de comité RN, Manuel José Ossandón. “Estoy de acuerdo en votar la idea de legislar porque uno no se puede negar a revisar un tema, pero no estoy de acuerdo en el fondo”, reveló Castro. La también RN Marcela Sabat aún no se decide: “Es un mal proyecto. La clave va a estar en las indicaciones, porque, así como existen muchos efectos negativos, conozco también de cerca las razones por las que muchas familias ven en el cuarto retiro la única opción de salir de la crisis financiera personal”.

En la UDI el jefe de comité, senador Juan Antonio Coloma, espera que haya unanimidad en contra, “dentro de lo que se puede anticipar en este escenario de cortoplacismo”.

Aunque hasta ahora, los senadores gremialistas que anteriormente apoyaron los retiros tienen diferentes posturas. “Creo que no tiene ninguna posibilidad de verse antes de las próximas elecciones parlamentarias y tal como salió de la Cámara no tiene posibilidades de aprobarse. Hay que generar indicaciones”, indicó el senador José Durana.

“Yo he dicho claramente que mi postura es una sola: 100% de retiro, que es un proyecto mío. De lo contrario, la oposición buscará expropiar los fondos”, puntualizó el senador Iván Moreira. En tanto, el senador David Sandoval no quiso pronunciarse sobre el tema.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.