DC descongela diálogo con la Nueva Mayoría y agenda cita para debatir rol opositor

La bancada de diputados de la DC en la sala de la Cámara.

La bancada de diputados de la DC en la sala de la Cámara. Foto: Agenciauno

Diputados oficialistas encargados de la negociación por la mesa de la Cámara acordaron un encuentro para fines de febrero. En la reunión no está contemplado el Frente Amplio.




Un encuentro a fines de febrero, tras el retorno de los legisladores de sus vacaciones, agendaron en los últimos días los parlamentarios de la Nueva Mayoría que lideran las conversaciones del oficialismo para la presidencia de la Cámara de Diputados y de las comisiones.

En la cita participarán los diputados de la DC, retomando así el diálogo con la Nueva Mayoría que el partido congeló la última semana de enero. Esto, luego de que parlamentarios del bloque votaran en contra de la nominación del senador Andrés Zaldívar como futuro integrante del Consejo de Asignaciones Parlamentarias, gatillando la molestia de la Democracia Cristiana.

La reapertura al diálogo por parte de la DC es vista con interés por el resto de los partidos de la Nueva Mayoría, ya que se producirá en momentos en que algunos diputados de la falange se han mostrado disponibles para un acuerdo por la testera de la Cámara con Chile Vamos, en vez de un pacto con el oficialismo y el Frente Amplio.

Además, los votos de la DC son claves para el bloque, considerando que para alcanzar la mayoría de 78 diputados que les permita quedarse con la presidencia, el sector requeriría sumar a los 14 parlamentarios de la DC, a los 20 del Frente Amplio, además del voto de la única representante del partido País Progresista, Marisela Santibáñez, quien en marzo anunciará a qué comité de la Nueva Mayoría se sumará.

Chile Vamos, por su parte, tiene un total de 72 escaños, por lo que podría alcanzar la testera en caso de conseguir el apoyo de 6 diputados de la DC o de otros partidos de la Nueva Mayoría.

Futura oposición

Aunque diputados DC ya confirmaron públicamente la reunión, el partido no ha dado certeza a sus compañeros de coalición de acogerse a un acuerdo con la Nueva Mayoría.

De hecho, han bajado las expectativas frente a un eventual pacto en la Cámara, circunscribiendo la reunión, más bien, a un diálogo para evaluar el rol que tendrán como oposición a partir del 11 de marzo, cuando asuma Sebastián Piñera como Presidente.

En esa dirección contextualizan también en el partido el hecho de que el Frente Amplio no participe en el encuentro fijado para este mes.

"Tendremos reunión con la Nueva Mayoría a fines de febrero, pero desde la DC no existe ansiedad ni premura por sellar algún acuerdo parlamentario, sino, más bien, queremos discutir con la Nueva Mayoría la arquitectura que debe tener la nueva oposición y cómo nos plantearemos desde ahí al país y frente al gobierno", explicó a La Tercera el subjefe de la bancada de diputados de la DC, Gabriel Silber, uno de los negociadores del partido y quien ha llevado las conversaciones con el resto de las colectividades para coordinar la cita.

El también diputado democratacristiano Víctor Torres agregó a este diario que "efectivamente la motivación de reunirnos responde, más bien, al ánimo de la DC de ir construyendo una oposición en el sentido de lo definido en nuestra pasada junta nacional, y de ahí el diálogo que se plantea con la Nueva Mayoría para verificar de qué manera se pueden coordinar acciones para el mejor cumplimiento de dicho rol. Luego de ello es factible avanzar en materia de acuerdo parlamentario".

El encuentro de los negociadores de la Nueva Mayoría será el primero de ese tipo en que se aborde el futuro rol opositor al gobierno de Piñera. Y se producirá luego de que la DC tomó distancia de la opción de mantenerse en una coalición bajo el nuevo escenario que enfrentarán a partir de marzo.

En su junta nacional de enero, la colectividad -que compitió de manera inédita con candidato propio en la elección presidencial- aprobó un voto político en el que se afirma que "el partido desarrollará todos los esfuerzos, en el marco de la oposición, para impedir que se produzca algún retroceso en los derechos y conquistas que han beneficiado a los más vulnerables". Además, se señaló que "la Democracia Cristiana desarrollará su oposición de manera democrática, fiscalizadora y propositiva, para lo cual no se requerirá de coalición".

El sector progresista que lideró la redacción del texto -a cargo del diputado Torres- interpretó el voto como una opción de generar alianzas con la centroizquierda, sin vetos de ningún tipo, abriendo la posibilidad de acercamientos con el PC e, incluso, con el Frente Amplio. Justamente, en partidos como el PS y el PPD han abogado por una alianza de centroizquierda que pueda incluir desde la DC hasta el FA, algo a lo que son contrarios en los sectores más conservadores de la DC.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.