Diferencias entre regiones, la irrupción de Parisi y el bajo desempeño de los candidatos de las coaliciones tradicionales: cinco claves para entender los resultados de la presidencial

Foto: Agencia UNO

Mientras el Servel sigue actualizando las cifras, La Tercera entrega un primer análisis para leer los resultados preliminares de esta elección presidencial. José Antonio Kast y Gabriel Boric, las cartas del Partido Republicano y Apruebo dignidad respectivamente, fueron los candidatos que, tal como lo mostraban las encuestas, lograron pasar al balotaje. ¿Cómo estuvo la votación en las regiones? ¿Hacia dónde buscar los votos en segunda vuelta? Estos son algunos de los puntos que están presentes a esta hora en esta jornada histórica.




1. J. A. Kast suma más votos que el Rechazo y Boric mantiene la base electoral de la primaria de Apruebo Dignidad

El gran ganador de esta jornada electoral es el candidato del Partido Republicano, José Antonio Kast. El exdiputado de la UDI se pegó un salto electoral relevante al pasar de los 523.213 votos conseguidos en 2017 (7,9%) a casi 1,9 millón de votos (27,9%), hasta el cierre de esta edición.

La cifra no es menor al considerar que en la primaria de Chile Vamos el sector logró movilizar a 1,3 millón de personas. Y, de hecho, Kast superó la cantidad de votos que tuvo la opción Rechazo en el plebiscito de 2020. En esos comicios la opción que se oponía a redactar una nueva Constitución tuvo 1,6 millón de votos.

En el caso de Boric la situación es totalmente distinta. Mientras Kast aumentó su base electoral, el diputado de Convergencia Social la mantuvo y no logró sumar nuevos votantes. El candidato de Apruebo Dignidad obtuvo su pase al balotaje con casi el 26% de las preferencias. Ese porcentaje se traduce, hasta el cierre de esta edición, en más de 1,7 millón de votos. La cifra logró superar los 1.058.027 sufragios que consiguió en la primaria del Frente Amplio y el Partido Comunista, pero no pudo superar la participación total de esos comicios.

De hecho el pacto, en esa votación, movilizó un total de 1,7 millón de personas, algo que hasta el momento la coalición no está logrando asegurar en estos comicios.

La diferencia entre ambos candidatos es de poco más del 2%. ¿Será suficiente para triunfar en el balotaje? Eso está por verse. Previo a estas elecciones algunos analistas comentaban que una diferencia superior a un 5% era difícil de revertir. Lo que sí está presente en el análisis es que, hasta ahora, nunca en la historia de Chile ha ganado la presidencial un candidato que haya pasado en segundo lugar al balotaje.

2. ¿A dónde buscar votos?

Ninguno de los candidatos que se quedó abajo del balotaje consiguió más del 15% de los votos, una cifra que a juicio de varios analistas era lo suficientemente grande como para convertirse en un bolsón de votos interesante de ir a buscar en la segunda vuelta.

Por lo mismo la caza de los votos de cara al balotaje se ve difusa y no será nada de fácil endosarlos a Kast o Boric. Hasta el momento Sebastián Sichel ha dicho que no votará por Boric, que tiene diferencias programáticas con Kast, pero que está dispuesto a conversar. El Partido Socialista ya adelantó que respaldará a Boric y se espera que Provoste haga lo mismo.

Pese a que durante la campaña ME-O fue muy duro contra Boric, discursivamente siempre defendió que la centro izquierda y la izquierda debía comprometerse a apoyar al candidato que logre el pase al balotaje para frenar a la derecha.

La gran incógnita serán los pasos que haga Parisi, quien concentra la tercera preferencia y respecto de cuya base electoral poco se sabe sobre cuál podría ser su orientación ideológica en el mapa político nacional.

3. La sorpresa del día: Parisi, el candidato virtual

Fue candidato sin estar en Chile durante toda la campaña. Pese a que hizo un amague de llegar al país días antes de la votación, nunca concretó lo que dijo y estuvo moviendo los votos de forma virtual desde Alabama en Estados Unidos.

Nada de eso fue un obstáculo para que Parisi se convirtiera en la sorpresa del día al quedar posicionado como el tercer candidato más votado de esta primera vuelta. El ingeniero comercial, que en 2013 logró el 10,11% de los votos, esta vez aumentó su base electoral. Según las cifras del Servel, hasta el cierre de esta edición, Parisi conseguía el 13,2% de las preferencias, es decir, más de 730 mil votos.

De hecho, el economista consiguió un rendimiento sorprendente en las regiones del norte del país, quedando entre las dos primeras opciones en todos los territorios entre Arica y Parinacota y Atacama, e incluso ganando Antofagasta con el 36% de los votos.

Parisi corrió en la carrera presidencial como candidato del recién formado Partido de la Gente, una colectividad que se sumó a estas elecciones de forma completa: en la presidencial y con listas parlamentarias de diputados, senadores y consejeros regionales.

El fuerte de la campaña estuvo orientado en el mundo digital, con estrategias bien agresivas en redes sociales como Facebook y Youtube. La gran interrogante que quedará es hacia dónde se irán estos apoyos en el balotaje.

4. JAK gana en 10 regiones, Provoste retiene Atacama, Parisi arrasa en Antofagasta y Boric se queda con Coquimbo, Valparaíso, la Metropolitana y Magallanes

Al hacer un análisis a nivel regional, la conclusión es clara: Kast logró imponerse en 10 de las 16 regiones del país. Su desempeño electoral tuvo dos énfasis relevantes.

El primero es que el exdiputado se quedó con el norte. Fue el candidato más votado de las regiones de Arica y de Tarapacá. En ambas zonas la crisis migratoria ha sido un tema electoral gravitante dado que han sido los sectores que más han sufrido el alza de los migrantes que han ingresado por pasos no habilitados. De hecho Kast hizo de este tema un punto fuerte de su campaña y programa. Visitó Colchane y además ha defendido su idea de construir una zanja para evitar los ingresos irregulares.

Otro punto importante es que el exparlamentario logró quedarse con todas las regiones del centro sur del país, desde O’Higgins hasta Aysén. En este grupo territorial destaca especialmente el 42% que consiguió en La Araucanía, una región en la que tradicionalmente la derecha obtiene buenos resultados y que en esta elección estuvo marcada por un estado de excepción constitucional, fuerte presencia policial y militar y un aumento de los hechos de violencia.

Boric consiguió quedarse con cuatro regiones: Coquimbo, Valparaíso, la Metropolitana y Magallanes. Su fuerte está en dos de las regiones más pobladas del país, lo cual puede ser un punto gravitante de cara al balotaje.

En el caso de Provoste, no hubo sorpresas y consiguió asegurar la región de Atacama de la cual es su senadora. Ella centró su campaña en regiones y sobre todo el norte. De hecho su candidatura la lanzó en Vallenar, su ciudad natal.

El caso de Antofagasta se suma a las sorpresas del día. Parisi arrasó y casi logró el 40% de las preferencias.

5. Provoste y Sichel obtienen los peores resultados de sus coaliciones

Las principales coaliciones de la política tradicional tuvieron esta vez su peor desempeño electoral histórico. Tanto Provoste como Sichel no lograron prender en sus respectivos pactos y se anotaron dos duras derrotas.

En el caso de la senadora democratacristiana al cierre de esta nota figuraba más de 790 mil votos (11,6%). El antecedente más relevante fue la presidencial de 2017 cuando la ex Nueva Mayoría compitió dividida en primera vuelta con dos candidatos.

Por un lado el senador Alejandro Guillier compitió por el pacto llamado La Fuerza de la Mayoría, que agrupaba a todos los partido de la ex Concertación menos la DC. Además la senadora Carolina Goic fue la carta de la DC que optó por correr por un camino propio.

Guillier logró el 22,7% de los votos lo cual equivale a 1.497.116 votos. Goic, por su parte, consiguió el 5,9% de las preferencias, es decir, 387.780 sufragios. Si se suman ambos desempeños las cifras quedan así: 28,6% y 1.884.896 votos.

En el caso de Sichel la situación es similar. El antecedente en este caso fue la presidencial de 2013 cuando la actual alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, compitió contra la expresidenta Michelle Bachelet que corría como la favorita de esos comicios.

Matthei en esa elección logró 1.647.490 votos, lo cual equivale al 25% de las preferencias. Esta vez Sichel solo pudo sellar, por ahora, más de 681 mil preferencias lo cual equivale al 12,7%, peleando voto a voto el tercer lugar con Parisi. A ambos los separan poco más de 12 mil sufragios.


*Esta nota fue actualizada a las 00.30 para incorporar las cifras con casi el 97% escrutado

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.