En conferencia conservadora de Brasil: Kast sostiene que “en Chile fue elegido el Presidente Boric, pero gobierna el Partido Comunista”

En la imagen, José Antonio Kast. Dragomir Yankovic/Aton Chile

Al evento -que reúne a diversas figuras políticas de tendencia conservadora o de derecha- están invitados Jair Bolsonaro y Javier Milei.


En la tarde de este sábado, el excandidato presidencial y fundador del Partido Republicano, José Antonio Kast aseguró que en Chile “gobierna el Partido Comunista”, a su turno de exponer en la Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC), que tuvo lugar en Brasil.

Tras agradecer a los organizadores del evento -que tiene como invitados a Jair Bolsonaro y Javier Milei-, Kast expresó que “uno de los principales problemas que tenemos hoy día en Chile para ejercer la libertad de educación, la libertad de pensamiento, la libertad religiosa y todas las libertades, es la inseguridad. Lo decía recién un diputado, cuando la izquierda llega al poder, trata de quitarnos nuestra propiedad, nuestra libertad y parte de eso, es desarmar a la ciudadanía”.

“Chile hoy día vive con miedo. Miedo que obliga a los ciudadanos a encerrarse en sus casas, temerosos de ser asesinados, violados, violentados, simplemente por atreverse a salir a la calle. Lamentablemente en Chile el narcotráfico y el crimen organizado avanzan sin control, como ocurre en casi todos los países donde gobierna la izquierda. Y nuestro país, que antes era un lugar tranquilo para vivir, hoy es un refugio para bandas criminales, carteles de drogas, que están destruyendo nuestra patria, sobre todo afectando a nuestra juventud”, agregó.

José Antonio Kast se reúne con Javier Milei en Santiago, referente de la derecha argentina
José Antonio Kast y Javier Milei

Junto con ello, recalcó que “es fundamental fortalecer y apoyar a nuestras policías, trabajar en la unidad de la familia y recuperar paso a paso la libertad en nuestros barrios”. En ese sentido, aseguró que “la izquierda radical que nos gobierna hoy en Chile no entiende que la seguridad es un derecho fundamental y que también es una condición indispensable para el progreso. Sin seguridad, no hay libertad y sin libertad, no hay progreso”.

Asimismo citó a los gobiernos de Nayib Bukele en El Salvador y Javier Milei en Argentina, como ejemplos a seguir. Sobre el presidente salvadoreño sostuvo que “recuperó la seguridad y logró la libertad con un liderazgo claro” y al mandatario trasandino lo calificó como “un defensor de la libertad, alguien que va a recuperar el progreso y el desarrollo de Argentina, nación destruida por la izquierda radical”.

Por otra parte, realizó una crítica a la administración del Presidente Gabriel Boric y al Partido Comunista: “Nosotros debemos recuperar el orden, el valor de la democracia representativa, el valor de los derechos humanos universales y recuperar el consenso de que la violencia no es aceptable como método de acción política, como sí lo cree y lo practica la izquierda, impulsada principalmente por el Partido Comunista”.

“En Chile, ese Partido Comunista nos llevó a vivir uno de los momentos más críticos de la historia de nuestro país, con la violencia ejercida en octubre del año 2019. En Chile, fue elegido el Presidente Boric, pero gobierna el Partido Comunista, que es un actor muy poderoso en la política nacional. Ese mismo Partido Comunista que defiende dictaduras como la de Cuba, Venezuela y Nicaragua”, prosiguió.

El Presidente Gabriel Boric. ALESSANDRO DELLA VALLE/Pool via REUTERS

Adicionalmente, reprochó a quienes lo tildan de “extremo”: “Lamentablemente existen medios de comunicación en todo el mundo y también en Chile que dicen que nosotros somos extremos. Extremos en nada, extremos en defender el sentido común. Y callan esos mismos medios de comunicación a quienes son los verdaderos extremistas, que son los comunistas. Ellos ejercen la violencia, ellos destruyen los países y también adoran dictaduras que han traído violencia y miseria a millones de personas”.

El final de su alocución estuvo centrado en Venezuela y en las elecciones presidenciales del 28 de julio. “(Maduro) tendrá que salir por la presión internacional. Y todos somos necesarios para eso. Tenemos que exigirle a la ONU, a la OEA que dejen ser organismos de adorno, porque hoy día ellos cierran sus ojos, cierran sus oídos. Y no ven ni escuchan las violaciones de los derechos humanos en Venezuela, Cuba y Nicaragua”.

“El dictador Nicolás Maduro es un peligro para la seguridad de Latinoamérica. Y es un deber liberar Venezuela. Tenemos que usar todas las herramientas legales y constitucionales, nacionales e internacionales para evitar que vuelva a seguir gobernando, que siga gobernando ese narco dictador. Tenemos que conformar una gran coalición. Con Brasil, Argentina, Ecuador, Chile. Todos los países de Latinoamérica para liberarnos todos del flagelo del comunismo y de las dictaduras de izquierda”, concluyó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.