Jacqueline van Rysselberghe, presidenta UDI: “Hay una derecha que se siente medio culpable de pensar cómo pensamos”

La editora general de La Tercera, Gloria Faúndez, entrevistó para el ciclo "Conversaciones LT" a la presidenta de la UDI, Jaqueline van Rysselberghe.

En Conversaciones LT, un ciclo de diálogos exclusivo para suscriptores de La Tercera, la dirigente gremialista aseguró -en medio de la tensa situación que vive el oficialismo- que "dentro de la centroderecha hay personas que tienden a encandilarse con las banderas de la izquierda". Abordó también el debate por el retiro del 10% de los fondos de pensiones y criticó a José Antonio Kast.




“No creo que hayan más derechas (diferentes derechas). Pienso que dentro de la centroderecha hay personas que tienden a encandilarse con las banderas de la izquierda, porque normalmente son multicolores, atractivas, pero no necesariamente son las que permiten tener buenos resultados”.

Así respondió la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, consultada si, a su entender, existen “dos almas” al interior del conglomerado de gobierno: una más social y otra con mirada economicista.

En Conversaciones LT, un ciclo de diálogos exclusivos para suscriptores de La Tercera y en el marco de las diferencias que se han profundizado en Chile Vamos producto de debates como el del retiro de 10% de los fondos de las AFP, Van Rysselberghe aseguró: “en nuestro país lo que ha pasado es eso, que se ha ido perdiendo la capacidad de defender las ideas que creemos. Y hasta cierto punto, sí comparto que de repente hay una derecha media culposa, que se siente medio culpable de pensar cómo pensamos y, por lo mismo, no se atreven a defender las ideas con la fuerza que corresponde”.

Justamente sobre el proyecto para el retiro de parte de los fondos de pensiones en el marco de la pandemia, que fue aprobado por la Cámara de Diputados con el apoyo de 13 diputados de Chile Vamos, Van Rysselberghe reconoció que se trató de un golpe para el sector y el Ejecutivo.

“Fue un traspié importante para el gobierno y el Comité Político, pero por sobre todo es una mala noticia para el país. No solo porque estoy convencida de que es una mala medida desde el punto de vista de política pública; que la oferta que hace el gobierno de un subsidio más un préstamo blando es mucho mejor que echar mano a los fondos de pensiones”, indicó.

A juicio de la senadora por el Biobío “lo que pasó esta semana y la semana pasada venía desde mucho antes y en eso todos tenemos que tener una mirada crítica de nuestras propias actuaciones y también de las actuaciones del sector, porque si queremos salir adelante y poner de pie a nuestro país una vez que esto pase, tenemos que ser capaces de ordenarnos”.

La senadora profundizó también en la decisión de la comisión política de la UDI de pasar al Tribunal Supremo a los cinco diputados del partido que apoyaron la iniciativa; determinación que fue criticada por algunos senadores como Iván Moreira y José Miguel Durana, quienes no han cerrado la puerta a aprobar el proyecto en la Cámara Alta.

“(Los diputados) tendrán que explicar sus razones (...) Pero creo que hay una mezcla de cosas”.

“Hay algunos que dijeron que están enojados con el gobierno. Yo lo puedo entender, porque yo también me he enojado muchas veces con el gobierno. Pero creo que hay que encausar los enojos, no pueden ser a cualquier costo. Porque esto no le hace daño al gobierno, le hace daño al país. Cuando la democracia se deteriora, el país pierde”, agregó

En ese sentido señaló, además, que “no es fácil enfrentarse o llevar la contra en temas de esta naturaleza, donde normalmente las funas virtuales son feroces y las no virtuales también. No es fácil enfrentar a la izquierda en temas como éste donde además tienen bastante expertise para demostrarlo atractivo, porque la gente efectivamente lo está pasando mal, necesitan ayuda y frente a esta alternativa dicen ‘ya ok, denme eso’, pero la obligación de quienes tienen el deber de generar políticas públicas es poder tender la mano hoy de buena manera y también poder pensar en el futuro”.

Quórum

En momentos en que el proyecto para el retiro de fondos ingresó ya al Senado -será votado el lunes por la Comisión de Constitución de la Cámara Alta-, la presidenta UDI alertó sobre los quórum requeridos para la votación en sala.

“Lo que nos preocupa es que haya personas de nuestro sector que caen en la trampa de la izquierda de usar resquicios legales para poder saltarse las normas constitucionales. Un tema de seguridad social tiene que buscar grandes consensos, porque eso le da estabilidad al país. Y por eso se tiene que aprobar con 2/3. Como estamos en emergencia esto se puede modificar solo como medida de emergencia por 3/5, como una norma transitoria. Entonces en un tema que es una reforma constitucional porque afecta la seguridad social que debiera aprobarse por 2/3 se está aprobando por 3/5 y bajando los quórums y evitando generar los consenso necesarios”, indicó.

Esto, en línea con otros senadores de Chile Vamos que han apuntado a una modificación del quorum de 2/3, lo que haría muy difícil su aprobación en la Cámara Alta.

Comité Político: “No es el minuto de andar pidiendo cambios”

Van Rysseberghe también abordó los cuestionamientos que han surgido de sectores de Chile Vamos a la conducción del comité político de La Moneda, y en concreto de la UDI a la gestión del titular de Interior, Gonzalo Blumel. Pese a las críticas de las últimas semanas, la presidenta de la UDI aseguró que no es el momento para que el Presidente Sebastián Piñera realice un nuevo cambio de gabinete.

“Más allá de que uno pueda tener críticas o una visión crítica al accionar del comité político en algunos campos, yo estoy convencida de que hoy no es el minuto de andar pidiendo cambios de gabinete. Normalmente un gabinete para que se afiance se demora dos o tres meses”.

En esa misma línea, Van Rysseblerghe afirmó que “lo que hay que hacer hoy es tratar de apoyar (al gabinete) para pasar esta crisis de la mejor manera posible. Y lo que sí creo que se necesitan son cambios de actitud, para que podamos gobernar y legislar desde nuestras convicciones, sin tener que ceder siempre, más allá de la izquierda, que nos suele poner de rodillas”.

Finalmente, la senadora también tuvo palabras para el excandidato presidencial y exmilitante gremialista, José Antonio Kast.

“Tengo una visión bien crítica de José Antonio. Y la tengo bastante crítica porque él estuvo en los altos cargos de la UDI, el fue secretario general de la UDI, compitió dos o tres veces por la presidencia de la UDI y perdió. Y la última vez que perdió decidió irse y formar un partido aparte (Republicano). Entonces, a mí eso no me gusta. No puedes competir y si te va mal agarrar tus cosas y mandarte a cambiar. Eso a mí no me gusta”.

Para agregar que “tampoco me gusta, creo que a veces esta cosa que siendo un partido que es, se supone de derecha, golpee tan fuerte al gobierno en épocas de crisis, porque él se declaró de oposición. Y me parece que declararse de oposición es traspasar un límite”.

Comenta