“La Constitución del 80 está política y socialmente derogada”: Elizalde afirma que es “imprescindible” continuar con el proceso constituyente si gana el Rechazo

Durante su cuenta pública, subrayó que en caso de que se concrete ese escenario, “también debemos garantizar el mandato ciudadano expresado en las urnas sea respetado". La semana pasada el Presidente Gabriel Boric había planteado que si no se aprueba el texto de la Convención “tiene que haber un nuevo proceso constituyente” y una votación para elegir convencionales.


Este miércoles en la sede del Congreso Nacional en Valparaíso se realizó la cuenta pública de los presidentes del Senado, Álvaro Elizalde, y de la Cámara de Diputados, Raúl Soto.

Fue en este marco que el líder de la Cámara Alta abordó en su discurso lo que fue el proceso constituyente, asegurando que es “imprescindible” su continuidad en caso de que el Rechazo se imponga en las urnas el próximo 4 de septiembre, cuando la ciudadanía se pronuncie sobre el texto de nueva Constitución redactado por la Convención Constitucional.

“El acuerdo el 15 de noviembre fue consecuencia del estallido de octubre. Una respuesta del sistema político para canalizar de forma participativa, democrática e institucional el reclamo ciudadano generalizado. Quienes suscribimos este acuerdo nos comprometimos a garantizar el protagonismo del pueblo en el proceso constituyente. No podemos apartarnos de dicho compromiso”, afirmó Elizalde en su alocución.

La actividad contó con la presencia de algunos ministros y del Presidente Gabriel Boric, quien justamente la semana pasada abrió una “hoja de ruta” -que remeció el escenario político- al asegurar que si gana el Rechazo “tiene que haber un nuevo proceso constituyente” y una votación para elegir convencionales. Uno de los argumentos con los que el gobierno defendió su postura fue que se debía respetar el “mandato popular” del plebiscito del 25 de octubre, cuando se aprobó “una nueva Constitución, que sea redactada por un órgano 100% electo para ese fin”.

Sobre el plebiscito del próximo 4 de septiembre, Elizalde aseguró que su “opción es de público conocimiento, como la de la gran mayoría de quienes integran ambas cámaras del Congreso Nacional. En todo caso, no es este el espacio ni el momento para hacer proselitismo en favor de una u otra opción”.

“Sin embargo, no importando nuestra preferencia, tenemos una responsabilidad con Chile de la que no podemos sustraernos. En caso de triunfar el Apruebo deberemos cumplir con el mandato ciudadano para implementar la nueva Constitución, tramitando los proyectos de ley correspondientes. No cabe duda que será un trabajo arduo”, agregó.

Y complementó señalando que “además deberemos abocarnos a las reformas que sean necesarias para actualizar, precisar y disipar dudas, conforme a las demandas ciudadanas que permitan ampliar la base de apoyo social y política del nuevo texto más allá de quienes voten Apruebo”.

“Las constituciones, como toda obra humana, son perfectibles. No deben escribirse sobre piedra. Deben siempre establecer mecanismos de reforma que les permitan adaptarse a los cambios y demandas del pueblo”, añadió Elizalde.

En esa línea, el presidente del Senado señaló que en caso de imponerse el Rechazo “también debemos garantizar el mandato ciudadano expresado en las urnas sea respetado y por ello es imprescindible continuar con el proceso constituyente” y que “la Constitución del 80, si bien está vigente, se encuentra política y socialmente derogada”.

“La gran mayoría de nuestros compatriotas exige una nueva Constitución y corresponde, por tanto, garantizar un proceso democrático y participativo para, en este caso, continuar con el proceso de elaboración de una Constitución en democracia”, complementó.

A juicio del senador socialista “los problemas de la democracia se resuelven con más democracia. Por ello no podemos retroceder en los estándares de participación ciudadana para la elaboración de un nuevo texto. La ciudadanía debe ser siempre la protagonista del proceso constituyente y es la que tiene, por tanto, la primera y última palabra”.

“No podemos pasar de la sorpresa que generó en parte importante en la élite nacional el estallido de octubre de 2019, a creer que, porque hoy hemos vuelto a una aparente normalidad, Chile ha superado esta crisis. Una crisis de esta magnitud, con un malestar generalizado como el que se expresó en las calles de los pueblos y ciudades a lo largo de todo el país, no se supera si no se dan repuestas a la altura del clamor ciudadano”, advirtió.

En ese contexto, aseguró que no se puede caer en el “inmovilismo” y que como instituciones deben “proponer un plan que nos permita enfrentar estos sobresaltos y dar certidumbre en el corto plazo, mientras resolvemos democráticamente las grandes líneas con las que garantizaremos nuestro desarrollo a largo plazo y nuestro

También, en medio del fin de la institución que plantea la propuesta de nueva Constitución, destacó la labor histórica del Senado.

Vallejo: “Nuestro anuncio ha hecho eco en el Congreso”

Momentos más tarde, la ministra vocera, Camila Vallejo, se refirió a la cuenta pública de los presidentes del Senado y de la Cámara, asegurando que “ningún discurso evitó hablar de lo que vamos a enfrentar en el plebiscito del 4 de septiembre y que como gobierno creemos que nuestro anuncio o lo que ha señalado el Presidente de la República también ha hecho eco en el Congreso Nacional”.

En concreto, explicó que el llamado de Boric “ha tenido resonancia en respetar lo que ha sido el mandato popular que fue, además, respaldado y acordado por el Congreso en su momento de que la ciudadanía definiera el camino, la ciudadanía definió la necesidad de una nueva Constitución”.

“Cual sea el resultado del 4 de septiembre, lo que tenemos que hacer como gobierno y Congreso es respetar ese mandato popular y para eso estaremos disponibles”, subrayó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El hallazgo se produjo en el Lago Tagua Tagua, sector por el cual los Gomphotheres, parientes extintos del elefante moderno, que vagaban hace miles de años.