“Lamento que algunas personas se sintieran ofendidas y heridas”: Subsecretaria de DD.HH aborda polémica por terapias de conversión y reitera que el gobierno se opone a estas prácticas

Lorena Recabarren participó nuevamente en la comisión que discute modificaciones a la Ley Zamudio. En esta instancia la senadora Adriana Muñoz valoró la disposición de la autoridad a trabajar en temas "controvertidos" y sostuvo que hubo una "muy mala interpretación" de sus dichos.


En una nueva sesión de la Comisión de Derechos Humanos del Senado en que se discuten modificaciones para fortalecer la ley antidiscriminación -conocida como ley Zamudio-, la subsecretaria Lorena Recabarren lamentó la polémica que protagonizó la semana pasada cuando se analizaba un artículo relacionado con las denominadas “terapias de conversión”, e insistió en que el gobierno se opone a estas prácticas.

Sin embargo, antes de que Recabarren comenzara su intervención en la instancia, la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD) -quien también integra dicha comisión- aseguró que todo se trató de un “mala interpretación” y valoró la apertura de Recabarren a la hora de abordar “temas controvertidos”.

“Quisiera dejar para la historia de la ley que lo que propuso la subsecretaria en esa sesión a mí me parece que para nada expresa una no apertura de ella para acoger esta propuesta. Creo que hubo una muy mala interpretación y yo lo conversé con ella y también con dirigentes de la diversidad sexual en el sentido de que no observé en ningún momento que la subsecretaria asumiera una posición que contraviniera sustantivamente lo que estábamos proponiendo”, dijo Muñoz.

Las palabras de la senadora fueron valoradas por sus pares Felipe Kast (Evópoli) e Iván Moreira (UDI) y también por la propia subsecretaria.

“Quiero lamentar que la interpretación que se dio a mis palabras provocó que algunas personas se sintieran ofendidas y heridas”

Posteriormente, Recabarren expresó su “convicción, la del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y la del gobierno”, respecto a que las así llamadas terapias de conversión que “no deben tener ningún espacio en el ordenamiento jurídico nacional”.

“Quiero lamentar de verdad, profundamente, que mi intervención haya generado un malentendido y, en especial lo lamento porque esta interpretación que se dio a mis palabras provocó que algunas personas se sintieran ofendidas y heridas, y eso lo lamento. La interpretación que se dio a mis palabras no se condice con mis convicciones, ni mis pensamientos, ni mis intenciones, ni tampoco con las convicciones que este gobierno tiene, al cual represento”, agregó.

Recabarren insistió en que “el gobierno se opone sin matices a cualquier práctica que atente contra la dignidad de las personas, ya sea por su identidad o expresión de género o su orientación sexual, tal como ya aclaré la semana pasada y como reafirmaron en su minuto el ministro de Justicia, Hernán Larraín, como el vocero de gobierno, Jaime Bellolio. Y prueba de lo anterior creo que es la indicación que hoy día el Ejecutivo presenta”.

La subsecretaria relató que “en esta comisión hemos trabajado siempre desde la buena fe, con un espíritu colaborativo, de forma transparente y creo que de eso esta comisión se debe sentir orgullosa. Hemos tramitado proyectos muy importantes en materia de DD.HH., como es la ley 21.120 que de hecho reconoce y da protección al derecho de identidad de género; hemos tramitado el mecanismo nacional de prevención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos y degradantes; y la ley 21.171, que creó el catastro nacional de mortinatos para facilitar la individualización y la sepultación de estos personas, niños, hijos que no alcanzan a nacer”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La startup hizo pública su intención de revivir al ave conocida como Dodo, que desapareció en el siglo XVI.