Las horas perdidas de Rubilar

KARLA-RUBILAR

Foto: AgenciaUno

Recién a la 1 de la madrugada de hoy, la autoridad tuvo su primera aparición pública para referirse a la caótica situación que enfrentaba la capital. Su ausencia, tema obligado en la jornada de ayer, fue explicada desde el oficialismo como parte del diseño que definió La Moneda para enfrentar la crisis, en que -apuntan- se habría buscado "blindar" su imagen, considerando que es una de las principales cartas del sector para la elección de gobernadores.


"No la vimos, no conversó con la prensa. ¿Dónde estuvo?". Esa fue una de las preguntas que le hicieron anoche, pasada la una de la madrugada, a la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar. Su aparición en el último punto de prensa que se realizó en La Moneda llamó la atención, luego que, durante el día, la autoridad metropolitana se mantuviera al margen de las distintas acciones y vocerías que emprendía el gobierno.

Ante la consulta, Rubilar afirmó que "estuve toda la mañana monitoreando esta situación. Estuve hasta las 12 de la noche en la zona metropolitana en Amunátegui; en la mañana partí las 6.30 a la DAG, coordinando al comité operativo de emergencia (...) No me sumé tan tarde". Tajante, la intendenta agregó: "Uno trabaja, no tiene que dar explicaciones, sino que tiene que informar a la ciudadanía y controlar la emergencia".

Previo a esa intervención pública, la autoridad había llegado a las 23:17 horas del viernes al palacio de gobierno, para participar en la reunión que, hacía menos de una hora, estaba encabezando el Presidente Sebastián Piñera con el fin de analizar las medidas que permitieran enfrentar los disturbios que había en distintos puntos de Santiago. Durante la jornada, los llamados a "evasión masiva" del pago del pasaje de Metro en respuesta al alza en la tarifa habían derivado en disturbios e incendios en distintas estaciones del tren subterráneo y otros sectores de la capital, lo que terminó con la decisión presidencial de decretar estado de emergencia en la provincia de Santiago y las comunas de San Bernardo y Puente Alto.

Al encuentro, la intendenta llegó -carpeta en mano- con un informe actualizado del catastro de los daños en distintos puntos. De hecho, de acuerdo a fuentes oficialistas, Rubilar había llamado previamente al Mandatario para informarle de la situación, momento en que Piñera la habría convocada a La Moneda.

Durante el día, sin embargo, Rubilar había estado ausente de la escena pública y, de hecho, no participó en las dos reuniones previas que se habían realizado en la sede de gobierno. Su marginación fue notoria y, por tanto, tema obligado entre asesores de Palacio y dirigentes oficialistas. Consultadas distintas fuentes de la intendencia y de Chile Vamos sobre esa determinación, en privado aseguran que la marginación de la intendenta responde al diseño comunicacional definido por La Moneda, en el que se decidió radicar las vocerías en los ministros Andrés Chadwick (Interior) y Gloria Hutt (Transportes), y en el presidente del directorio de Metro, Louis de Grange.

En los análisis de hoy, las mismas fuentes apuntan que la "jugada" del gobierno fue una manera de "blindarla", debido a que es una de las cartas que se perfila como más segura para competir en las elecciones de gobernadores regionales del próximo año y que, de acuerdo a la ley, debe renunciar a su cargo antes del próximo viernes para poder competir en esos comicios. En el entorno de la autoridad regional, en tanto, descartan alguna intención de querer evitar algún costo político y recalcan que Rubilar "siempre ha dado la cara", análisis compartido también por fuentes de RN. Incluso, en esa colectividad algunos comentan que la salida de Rubilar está en duda y que, "por motivos personales", podría –finalmente- quedarse en su cargo y no ir a la elección.

Respecto de la labor que desempeñó específicamente el viernes, en el entorno de la intendenta enfatizan que ella estuvo monitoreando la situación durante todo el día, hasta las 4 de la madrugada del sábado, y cumplió una función "más operativa", aunque también planteó desde un primer momento la necesidad de enfrentar la crisis no solo desde el punto de vista de la seguridad pública, sino también con un enfoque político.

Hoy, en tanto, Rubilar retomó sus funciones a las 7:00 horas, participando en actividades públicas y desplegándose por la comuna de La Florida.

Comenta