Las primeras conversaciones para la nueva hoja de ruta del Apruebo y las dudas por el rol de Jackson

20 Diciembre 2021 El Presidente electo Gabriel Boric sostuvo una reunion protocolar con el Presidente Sebastian Piñera en la Moneda, acompañado por Izkia Siches y Giorgio Jackson. Foto: Andres Perez20 Diciembre 2021 El Presidente electo Gabriel Boric sostuvo una reunion protocolar con el Presidente Sebastian Piñera en la Moneda, acompañado por Izkia Siches y Giorgio Jackson. Foto: Andres Perez / La Tercera

Si bien las palabras del Mandatario -quien instó a un acuerdo de reformas a la nueva Constitución previo al plebiscito del 4 de septiembre- desacomodaron a Apruebo Dignidad, al menos el Frente Amplio acordó respaldar la idea de presentar propuestas para mejorar el texto de la Convención. Sin embargo, desde el PS y PPD surgieron reparos frente al papel que tendrá la Segpres para recoger los planteamientos de los partidos y legisladores oficialistas.




Una seguidilla de reuniones se desencadenaron desde el mismo lunes en la noche entre las bancadas y partidos oficialistas para comenzar a tirar las primeras ideas de cómo consensuar un paquete de reformas a la nueva Constitución en caso de que gane el Apruebo.

Tras la sesión del lunes de la Cámara, los comités de diputados de Revolución Democrática (RD) y de Convergencia Social (CS) se reunieron por separado para analizar el nuevo giro del Presidente Gabriel Boric, quien instó a las fuerzas gubernamentales a buscar una propuesta de eventuales modificaciones al texto que elaboró la Convención Constitucional. Esto, pese a que, en declaraciones anteriores, había señalado matices respecto de avanzar en un consenso previo a los comicios del 4 de septiembre.

“¿Ve viable que se llegue a un acuerdo previo al plebiscito, a un documento único entre sus dos coaliciones?”, se le preguntó este lunes al Presidente. “No solamente lo veo viable, sino que lo insto”, respondió.

Las palabras del Mandatario desacomodaron especialmente a la coalición de Apruebo Dignidad (Frente Amplio, PC y FRVS), donde si bien algunos estaban abiertos a conceder algunos ajustes precisar y despejar temores en sectores indecisos frente a la nueva Carta Fundamental, mayoritariamente sus directivas abogaban por no abrir ese debate antes del plebiscito del 4 de septiembre.

Sin embargo, tanto en las primeras reuniones del lunes y luego en un almuerzo realizado este martes, en el que participaron diputados del Frente Amplio (RD, CS, Comunes e independientes afines), se acordó seguir el llamado del Presidente y respaldar el rol que asumirá el ministro secretario general de la Presidencia, Giorgio Jackson (RD), quien recogerá y sistematizará las propuestas que emanen de los parlamentarios y de los partidos oficialistas.

Una de las ideas que volvió a cobrar fuerza es conformar una comisión parlamentaria de armonización o implementación (concepto que defiende particularmente el Frente Amplio, con el fin de no dar pie a la idea de una “cirugía mayor”) para adelantar trabajo respecto de eventuales reformas que se requerirán para precisar y corregir vacíos o problemas del texto emanado de la Convención. Una iniciativa que surgió de RD y que comenzó a socializar hace algunos días con sus pares de la coalición.

El Partido Comunista, por su parte, que ha sido el más renuente a anticipar reformas para no desviar esfuerzos de campaña, acordó que todo se canalice a través del presidente de la colectividad, Guillermo Teillier.

El Partido Socialista, en tanto, convocó a una comida este martes a todos sus senadores y diputados, además de los integrantes de la directiva del PS, para abordar el emplazamiento del Presidente. La cita se iba a realizar -hasta el cierre de esta edición-, en el comedor de la Presidencia del Senado. En esa colectividad, su presidenta, Paulina Vodanovic, ha defendido la postura de “Aprobar sin vacilaciones”, por lo que, a juicio de varios dirigentes de ese partido, tras los dichos de Boric su planteamiento queda “fuera de juego”, por lo que creen que, en teoría, Vodanovic debería adherir a la postura mayoritaria del Socialismo Democrático.

El diputado Leonardo Soto (PS) y parte de la mesa ejecutiva de la tienda señaló que iniciarán conversaciones primero dentro de la misma coalición y luego con Apruebo Dignidad. “Hay temas que claramente hay que afinar y acotar, darles certidumbre, como el consentimiento indígena. Se cometió un claro error en dejarlo sin límites”, replicó esta tarde.

Por otro lado, durante el lunes y este martes, el presidente de los liberales, Patricio Morales, acudió hasta la sede del PS para coordinar conversaciones con la mesa socialista.

En el PPD valoraron las palabras del Presidente y afinarán una propuesta a través de la directiva, mientras que el Partido Radical tiene previsto realizar un encuentro de su máxima instancia el 11 de agosto. Hasta ahora, la posición de los radicales es “Aprobar para unir”. Sin embargo, ante el llamado del Jefe de Estado, su timonel, Leonardo Cubillos, adhirió a esa postura. “La idea no es hacer una lista de supermercado que termine con un texto distinto al que se aprobará en el plebiscito”, dijo.

Esta semana, además, se producirá una nueva reunión entre Apruebo Dignidad y el Socialismo Democrático (la otra coalición de gobierno que reúne al PS, al PPD, a los radicales y a los liberales), donde uno de los temas centrales será el emplazamiento del Mandatario.

El peso sobre Jackson

En medio de las tratativas para alcanzar un consenso, en algunos sectores del Socialismo Democrático afloraron dudas respecto del rol que asumirá Jackson para sistematizar las propuestas.

Uno de los que públicamente expresó sus reparos fue el actual presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados, Raúl Soto (PPD), quien si bien valoró la señal del Presidente, recalcó que la búsqueda del consenso de reformas “debe hacerse por los comandos y los partidos... Son ellos los que deben manejar los alcances de este acuerdo... Estamos en un proceso electoral, donde hay que ser prudente. Lo conveniente es que esto sea canalizado exclusivamente por los partidos y los comandos, y que a partir de trabajo colectivo se pueda establecer un principio de acuerdo”.

Por su parte, el senador socialista Fidel Espinoza, quien se ha caracterizado por cuestionar el rol del titular de la Segpres, también manifestó sus reparos. “Es lamentable que la Segpres quiera ser partícipe como garante de la etapa a la que está convocando el Presidente Boric. Jackson y su gente debieron haber morigerado a los constituyentes, pero hicieron todo lo contrario: les avivaron la cueca y acá tenemos los resultados. Un triunfo del Apruebo está en serio riesgo por la responsabilidad de esos constituyentes”, señaló.

Y agregó: “Dada la importancia del proceso histórico que se avecina, busquen otros interlocutores. Esto no puede ser un espacio para que algunos pretendan redimirse”.,

Otros parlamentarios del PS, que prefirieron no opinar públicamente, también expresaron en privado sus dudas respecto del papel que pueda ejercer Jackson. En el Socialismo Democrático algunos transmiten que lo que está detrás del protagonismo del secretario de Estado es una apuesta por “apuntalarse” en el cargo, en el cual ha sido cuestionado por algunos actores. En todo caso, en el Ejecutivo descartan eso e, incluso, afirman que el ministro está asumiendo el “rol que le corresponde como Segpres” y que está asumiendo riesgos para evitar que responsabilicen al gobierno de no haber actuado oportunamente.

Algunos creen que el ministro está sometido a una fuerte presión y a críticas constantes, una de las cuales es precisamente su falta de diálogo con los legisladores. Otros lo ven colapsado y superado por la gran cantidad de tareas de su ministerio. Además, coinciden en que no será fácil articular posiciones distantes, desde grupos ligados a la extrema izquierda hasta un centro más moderado. Como muestra, mencionan las declaraciones del exconvencional Daniel Stingo, elegido en cupo de RD, quien cuestionó a Boric por haberse abierto a reformar el texto de la Convención.

Este martes, en todo caso, el mismo Jackson se hizo cargo de las dudas y descartó una falta de disposición al diálogo. “En caso del Apruebo (el Presidente) lo que está pidiendo es que los partidos puedan hacer llegar las propuestas para que desde la Segpres podamos armar. Vamos a recibir todos la ideas y queremos sacar los mínimos comunes ‘’, explicó Jackson, quien añadió que el objetivo es “tener claridad de los elementos y los escenarios” que enfrentará el gobierno, en conjunto con el Congreso, a partir del 5 de septiembre.

“Lo que el Presidente nos pide, es que busquemos aquellos mínimos comunes, donde tengamos acuerdos, y en las cosas que no tengamos acuerdos, bueno, el debate democrático lo zanjará, pero que hagamos un esfuerzo como coaliciones que apoyan al gobierno”, añadió el senador y timonel RD, Juan Ignacio Latorre.

Por su parte, el diputado y jefe de bancada del Frente Amplio, Gonzalo Winter, agregó que “nos ponemos a disposición de la construcción de acuerdos que sean necesarios. Por ejemplo, la autonomía territorial indígena. Es correcto que la nueva Constitución lo haya dejado como un principio general, pero si es necesario llegar a acuerdos más amplios para que explicitemos en la Constitución o las leyes esa autonomía, igualmente obliga a normas de probidad y transparencia o que eso no afectará el derecho a la libre circulación, estamos disponibles”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.