Lista del Pueblo anuncia que no conformará partido político pero competirá en parlamentarias y presidenciales “sin alianzas” con colectividades tradicionales

Tras realizar un congreso para definir su futuro político, también "exigieron" al gobierno y al Parlamento -a través de una declaración pública- "permitir la competencia de los independientes en listas en las mismas condiciones que los partidos políticos”.




Este fin de semana, los convencionales electos por la Lista del Pueblo se reunieron en un congreso para definir su futuro político, de cara a las próximas elecciones.

En la reunión, que llevó como título “Soberanía Popular y Democracia Directa”, participaron ciudadanos independientes de todo el país, así como delegados de los distritos electorales donde la lista compitió en la elección de convencionales constituyentes, el pasado 15 y 16 de mayo.

En el congreso, el pacto concluyó que mantendrá su “independencia absoluta del poder constituido” asegurando que ”no seremos partido político, ni siquiera instrumental, para disputar cargos de representación pública”.

También informaron que “hemos decidido recuperar todos los espacios políticos para el pueblo en las elecciones parlamentarias, de consejeros regionales y presidenciales, sin alianzas, ni vínculos ni pactos con partidos políticos tradicionales”.

En línea con lo anterior, la Lista exigió “al Poder Ejecutivo y al Legislativo asumir su responsabilidad ante el pueblo de emparejar la cancha, permitiendo la competencia de los independientes en listas en las mismas condiciones que los partidos políticos” junto con garantizar la “paridad, inclusión de los pueblos originarios e iguales condiciones de visibilidad e información a la ciudadanía para todas las candidaturas”.

Asimismo, reclamaron “la liberación de los presos de la revuelta, el fin del Estado Policial y el juicio y castigo a los responsables de las violaciones a los Derechos Humanos”, argumentando que “para escribir una Constitución en democracia y bajo un Estado de Derecho, es inaceptable que las condiciones que rodean el proceso sean las mismas que vivimos en dictadura”.

Este último requerimiento ya había sido planteado en una declaración de la Vocería de los Pueblos -en la que participan 20 constituyentes de la Lista del Pueblo, 6 representantes de pueblos originarios y 8 independientes- dada a conocer el martes de la semana pasada.

En la que se conoció como “la declaración de los 34″, los convencionales además plantearon que la convención no se debe subordinar a las reglas fijadas en el acuerdo político del 15 de noviembre, el que abrió el proceso constituyente.

La carta generó una serie de reacciones, incluyendo críticas transversales de parlamentarios y del gobierno. Además, enfrentó a los presidenciables de la oposición, Paula Narváez (PS) y Gabriel Boric (Frente Amplio), con la carta a La Moneda del Partido Comunista, Daniel Jadue, luego de que el también alcalde de Recoleta respaldara el planteamiento de los 34 convencionales.

Me parece impresentable que el candidato presidencial, alcalde, Daniel Jadue, intente pautear la convención constituyente. Ningún candidato presidencial puede pautear a la convención constituyente, que fue electa directamente por la ciudadanía y que, además, ejercerá su trabajo cuando se instale, porque todavía ni siquiera se instala”, salió a afirmar la semana pasada Narváez, agregando que le parecía “una actitud autoritaria y poco democrática”.

Boric, en tanto, planteó que “cuestionar lo que sucedió el 15 de noviembre es un poco bizantino y no colabora a hacer carne las demandas del pueblo de Chile”.

Este lunes, la Lista del Pueblo además hizo un llamado a la ciudadanía “a ser parte del proceso constituyente en sus territorios, a través de las Asambleas del Pueblo para llevar las demandas sociales y mandatos a la Convención Constitucional”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.