Los otros venezolanos que residen en la embajada de Chile en Caracas

Police officers stand outside the residence of the Chilean ambassador in Caracas

Police officers stand outside the residence of the Chilean ambassador in Caracas, Venezuela April 30, 2019. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Esta jornada Leopoldo López y Lilian Tintori ingresaron como huéspedes a la vivienda diplomática nacional. Desde La Moneda y Cancillería -hasta las 17.00- detallan que ambos no han pedido formalmente asilo. Sin embargo, fuentes del Ejecutivo hacen ver que en el caso de que se sigan refugiando disidentes que después pidan asilo, se tendría que evaluar si se configura o no un riesgo de agresión al edificio donde habita la representación diplomática chilena.


Esta tarde el canciller Roberto Ampuero confirmó que Leopoldo López, Lilian Tintori y la hija de ambos ingresaron como huéspedes en la embajada de Chile en Caracas, Venezuela. Esto en medio del alzamiento opositor que se vive en dicho país en contra de Nicolás Maduro.

López, fundador del partido Voluntad Popular y uno de los líderes opositores más importantes de Venezuela, había sido liberado esta mañana por Juan Guaidó del arresto domiciliario impuesto en su contra por el régimen de Nicolás Maduro.

La decisión de López y Tintori sumaría dos nuevos huéspedes a la residencia nacional en tierras llaneras. Ya que en la vivienda diplomática se encuentran los asilados Roberto Enríquez, dirigente del Copei y el líder opositor Freddy Guevara. Además de Roberto Araos, el encargado comercial de Santiago en Caracas y personal de seguridad y servicio del gobierno nacional.

Enríquez llegó en abril de 2017 por "diversas circunstancias políticas"; mientras que Guevara lo hizo en noviembre de ese mismo año aduciendo "inminentes amenazas a su seguridad". Ambos dirigentes ingresaron a la residencia diplomática durante el gobierno de Michelle Bachelet.

Hace algunas semanas Guevara contó a La Tercera PM cómo era vivir en la embajada chilena, donde goza de diversos beneficios como cocina con chef, piscina y acceso a Internet.

"Los primeros meses fueron complicados por la adaptación. Cuando estaba el embajador Pedro Felipe tuvimos una etapa mucho más activa. Pero después de su salida, en mi día a día me levanto, trato de hacer ejercicio, leer, pensar y conversar por teléfono mediante alguno de los mecanismos seguros para que no escuche el régimen, con compañeros o familiares. También intento generar ideas para salir de esto", detalló en dicha oportunidad.

Solicitud de asilo

Al menos hasta pasadas las 17 horas, la versión de Cancillería y de La Moneda es que ni López ni su familia han pedido asilo político tras refugiarse en la embajada. Entre los más cercanos al Presidente Piñera precisan, al ser consultados por La Tercera, que no hay que perder de vista que la decisión es política. Y eso trae consigo consideraciones.

Concederle el asilo a los López-Tintori, al menos en el papel, parecería sencillo y rápido. También, en teoría, Piñera no arriesgaría costos en ese escenario, considerando que ya está más que abanderizado en esta contienda. Pero -hacen ver en el Ejecutivo- otra cosa es qué sucede si se siguen refugiando disidentes que después pidan asilo. Ahí habría que evaluar si se configura o no un riesgo de agresión a la embajada por parte del gobierno de Maduro o de sus simpatizantes.

De cualquier modo, y sin perjuicio de estos escenarios, en la sede de Gobierno recalcaron que de momento son solo eso: supuestos. Y que tal riesgo no se ha declarado.

Comenta