Mesa de la Convención responde a acusación de Larraín Matte: afirma que reglamento general les permite introducir correcciones al borrador para dar cumplimiento a “principio de coherencia”

La presidenta de la Convención Constituyente, María Elisa Quinteros, junto al vicepresidente Gaspar Domínguez.

Tras cuestionamiento del convencional de Evópoli -quien denunció que la mesa modificó en un artículo, "sin tener la facultad para hacerlo", la expresión "pueblos y naciones preexistentes al Estado por "pueblos y naciones indígenas", la directiva manifestó que esta última frase se repite "en más de 30 oportunidades" en el texto armonizado, y que el "sinónimo utilizado obedece a las reglas de lenguaje claro que esta Convención ha adoptado para todo el texto".




Luego de que el vicepresidente adjunto de la Convención Constitucional Hernán Larraín Matte (Evópoli) acusara este jueves a la mesa del órgano redactor de modificar, de forma “antirreglamentaria”, un artículo del texto constitucional sobre consulta indígena aprobado por el pleno, la testera de la Convención salió a responder mediante un comunicado.

Larraín Matte acusó que la mesa decidió en una votación realizada la tarde de este jueves -en la que él fue el único que manifestó la opción contraria- sustituir en el artículo 191 del borrador la expresión “los pueblos y naciones preexistentes al Estado” por “los pueblos y naciones indígenas”.

“Es complejo anticipar las consecuencias interpretativas, el sentido y alcance de esta modificación”, sostuvo el convencional.

En su respuesta, el resto de la mesa explicó que adoptaron el acuerdo de “interpretar, de acuerdo con la facultad contenida en el artículo 39, letra u) del reglamento general, que la mesa directiva tiene atribuciones para introducir correcciones en el texto constitucional, con el objeto de dar cumplimiento al principio de coherencia consagrado en el artículo 3, letra a), del mismo reglamento”.

Mediante el comunicado, la mesa explicó que “dicho acuerdo tenía como finalidad dotar de contenido a las recomendaciones efectuadas por la Secretaría Técnica en virtud de la atribución conferida en el artículo 60, letra c) producto del rechazo de algunas indicaciones de armonización por parte del pleno, y a las formuladas por la Secretaría de la Convención Constitucional en virtud de lo dispuesto en el punto 5 del Protocolo de Debate y Votación en el Pleno de las propuestas de Armonización, dictado por la mesa directiva en virtud de la habilitación reconocida en el artículo 101, letra f), del reglamento general”.

En este sentido, los otros ocho integrantes de la mesa -la presidenta, María Elisa Quinteros, su vicepresidente Gaspar Domínguez, y las vicepresidencias adjuntas Bárbara Sepúlveda, Natividad Llanquileo, Yarela Gómez, Francisco Caamaño, Luis Jiménez y Tomás Laibe- agregaron que “de hecho, es posible constatar que en el texto armonizado esta referencia, luego de las votaciones en el pleno, se repite en más de 30 oportunidades. El sinónimo utilizado obedece a las reglas de lenguaje claro que esta Convención ha adoptado para todo el texto, siendo un aspecto clave para la comprensión de la propuesta por parte de la ciudadanía”.

Añadieron que, ante este escenario, y como resultado de la aprobación de algunas indicaciones de armonización, y el rechazo de otras, persistió una referencia distinta en el artículo 191.2, utilizando la expresión ‘pueblos y naciones preexistentes’”, expresión que, aseguraron desde la mesa, “también fue sustituida por el pleno en otros artículos”.

En el texto, la testera concluye señalando que “frente a este evidente problema formal de referencia, sin cambiar el sentido de la norma, la mesa directiva, por mayoría de sus miembros, adoptó el acuerdo de corregir la referencia y dotar de coherencia al texto, de acuerdo con las atribuciones anteriormente señaladas”.

Reacciones

La explicación de la mesa generó diversas reacciones entre los convencionales y aunque integrantes de la directiva intentaron explicar el hecho, en redes sociales surgieron una serie de críticas al actuar de la testera, principalmente de parte de constituyentes de derecha.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.