Ministro de Educación crítica a gobierno anterior por falta de “anticipación” en actuales demandas de liceos emblemáticos

El ministro Marco Antonio Ávila, durante la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados. Foto: Leonardo Rubilar Chandia / Agencia Uno

Foto: AgenciaUno.

En el marco de las movilizaciones estudiantiles, el titular de Educación sostuvo que "estas legítimas demandas que compartimos nosotros tienen una vía de solución a través del diálogo, y de la coordinación anticipada de las distintas autoridades".




El ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, se refirió este lunes a las distintas movilizaciones y tomas en los liceos emblemáticos de Santiago, sobre ello dijo que comparte sus demandas porque hay “problemas de infraestructura”.

De acuerdo al petitorio de los estudiantes, el secretario de Estado sostuvo en conversación con Tele13 Radio que “hay un problema de infraestructura efectivamente, el último censo de infraestructura tiene 10 años y la detección del deterioro ya era importante, imagínense después de la pandemia con el abandono y la falta de mantención de los establecimientos se agudizó”.

“Más allá si hay coordinación o no, me gustaría establecer que estas legítimas demandas que compartimos nosotros tienen una vía de solución a través del diálogo, y de la coordinación anticipada de las distintas autoridades para hacerle frente que siempre es lo más complejo: cómo yo me instalo en una mesa de trabajo con estudiantes, con las comunidades y empiezo a identificar con los escasos recursos que siempre tenemos qué es lo que vamos a resolver primero”, añadió.

Por otro lado, el ministro realizó una crítica al gobierno anterior, del expresidente Sebastián Piñera, señalando que lo más importante “es el proceso de anticipación y es nuestra principal crítica al gobierno anterior. En términos generales, el cómo se pensó esta vuelta a clases, volvimos en marzo clases de manera abrupta, sin una gradualidad que permitiera haber detectado situaciones que iban a ocurrir, como la sobrecarga y el estrés que generó, para millones de jóvenes, que volvían por primera vez a la presencialidad; habiendo desaprendido habilidades sociales”.

“Hay una sobrecarga importante en el sistema educativo que había que atender, entonces era natural que si usted lo suma a los problemas de salud mental sumados a la cuestión de la infraestructura, obviamente que podía provocar estos tipos de estallido, que son cosas que creemos hay que anticipar”, destacó Ávila.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.