Ministro Pérez: “No creemos que a través de una huelga sea posible cambiar una resolución judicial, pero vamos a proteger la vida de esas personas”

El ministro del Interior recalcó que mantienen su disposición al diálogo con los comuneros que actualmente se encuentran en huelga de hambre. En cuanto a los pasos por venir, recalcó que "no es posible tomar una medida legislativa sin la participación de los pueblos originarios" y que todas las personas podrán sumarse al diálogo político con excepción de personas "condenadas por crímenes graves por los tribunales de justicia".




Esta mañana, en una sesión especial, la sala del Senado discutió los episodios de violencia que han ocurrido en los últimos días en La Araucanía, como tomas de municipios, ataques a fundos y cierre de caminos.

De forma paralela a dichas situaciones, se están desarrollando una serie de huelgas de hambre por parte de un grupo de comuneros mapuche que están condenados por crímenes o que actualmente están cumpliendo la medida cautelar de prisión preventiva en recintos penitenciarios, quienes acusan que su reclusión tiene fines políticos.

En este contexto, el ministro del Interior, Víctor Pérez, se presentó ante la Cámara Alta para dar cuenta del rol que tendrá el gobierno para destrabar el conflicto actual en la zona.

Al respecto el secretario de Estado afirmó que “valoraba” la convocatoria por la importancia “que el Senado sea convocado para discutir las diversas posiciones que existen frente a una situación compleja, difícil, que necesita el esfuerzo de todos para encaminar a una solución definitiva”.

Respecto a las acusaciones en su contra debido a su visita a la zona la semana pasada, antes que se produjeran los principales hechos de violencia de los últimos días, señaló que “yo acepto la crítica política. Creo que en la democracia ese es un elemento esencial, y yo cuando asumo plantée mi especial preocupación por La Araucanía”.

Detalló que “asumí en el momento en que había más de cinco municipios tomados, asumí cuando había una serie de maquinarias quemadas, en el momento que se cortaron distintas rutas. Eso significaba miedo e incertidumbre y una serie de dificultades. Por eso fui a La Araucanía, para transmitir un mensaje, que el diálogo era el único camino que nos iba a sacar, pero también dije, con mucha fuerza, que el orden público era una responsabilidad de gobierno y particularmente del ministro que habla”.

“Teníamos que fortalecer y mejorar el accionar policial y la coordinación de las autoridades, pero junto con eso llamé al diálogo, diciendo con énfasis que esto es un problema político, y ese problema político lo tenemos que abordar todos”, recalcó.

Respecto a las peticiones por parte de personas condenadas en La Araucanía, junto con confirmar que continuará el diálogo entre las autoridades del Ministerio de Justicia, Pérez señaló que “me alegro que ninguno de los senadores haya exigido la libertad de las personas que hoy están condenadas por los tribunales de justicia por crímenes atroces. No creemos que a través de una huelga de hambre sea posible cambiar una resolución de los tribunales de justicia, pero vamos a proteger la vida de esas personas”.

Posteriormente afirmó que “el problema que nos va a ocupar es el problema político. Las medidas tienen que ser las tareas que asumamos, gobierno y Senado, con las comunidades. Y ese es un esfuerzo importante que el gobierno del Presidente Piñera inició, pero tenemos que perseverar. No es posible tomar una medida legislativa sin la participación de los pueblos originarios, sin la participación de sus comunidades. Porque estoy seguro que eso va a ser mantener el denominador común de los fracasos de los últimos 30 años años”.

Posteriormente sostuvo que “nosotros no tenemos ninguna intención de no conversar con alguien en específico. El único límite es que sea una persona condenada por crímenes graves por los tribunales de justicia. Nadie puede exigirle a este gobierno que converse temas políticos con personas que han sido condenadas en los tribunales de justicia. Eso no lo podemos hacer y lo quiero decir con la mayor franqueza”.

Comenta