El nuevo round en el historial RN-gobierno

RN

El presidente de RN, Mario Desbordes, junto al Mandatario Sebastián Piñera, en marzo pasado, durante el aniversario de Chile Vamos. Foto: AgenciaUno

Timonel de RN cuestionó duramente la agenda del Presidente Piñera, afirmando que la seguridad ciudadana no era una prioridad. "La gente siente que no estamos cumpliendo", dijo. El episodio se suma a desencuentros en reintegración tributaria y 40 horas laborales.




"¿Por qué no podemos negociar la reintegración y sí podemos negociar el control de identidad? ¿Qué es más importante para la ciudadanía?". Esa fue una de las varias críticas que el presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, lanzó este jueves en Radio Cooperativa, cuestionando la labor del gobierno en materia de seguridad ciudadana y asignando, además, la responsabilidad al propio Presidente Sebastián Piñera. Esto, pues sostuvo que el Mandatario "no es un cabro chico, es un hombre grande, que toma sus decisiones. Él tiene prioridades que son esas y yo no estoy de acuerdo con él en ese punto".

En su análisis, el diputado abordó las dos materias que en los últimos días han tenido enfrentados a La Moneda con parlamentarios de RN. Porque a la amenaza de diputados de esa colectividad de desmarcarse del acuerdo que el Ejecutivo había alcanzado con la DC para aprobar la ampliación del control preventivo de identidad a menores desde los 16 años -mientras que la propuesta original era desde los 14-, son dos senadores de ese mismo partido -Andrés Allamand y Manuel José Ossandón- los que han liderado la apertura oficialista para buscar un "plan B" si es que la oposición termina rechazando la reintegración que busca la reforma tributaria del gobierno.

De hecho, Allamand participó ayer de una reunión entre senadores del oficialismo y la oposición, en donde el único tema abordado fue la integración del sistema tributario, pese a que el gobierno ha negado que ese aspecto pueda negociarse con la centroizquierda para aprobar la reforma.

Esa misma negativa le fue enrostrada al propio Desbordes por parte del Ejecutivo cuando, en junio pasado y con el proyecto de modernización tributaria en pleno trámite en la Cámara de Diputados, el timonel RN sugirió abrirse a desechar la reintegración si es que no se lograba un acuerdo con la oposición y aprobar los demás aspectos de la reforma. Estos episodios se suman a una serie de desencuentros entre RN y el gobierno, que han tensionado la relación en la segunda administración de Piñera.

Críticas en privado

"La gente siente que no estamos cumpliendo lo que hemos prometido. Hay una sensación general, y tiene sustento y a mí me molesta, de que la policía no está teniendo el apoyo que necesita; no lo tiene de la fiscalía, no lo tiene de los juzgados de garantía, pero no lo tiene del Ejecutivo hace un buen rato. Yo quisiera ver a los carabineros, a los detectives, con más respaldo, con más espaldas", dijo este jueves Desbordes, recibiendo una pública respuesta de parte de Piñera.

Tras recibir en Palacio a los padres de un niño baleado, el Mandatario afirmó que "la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico ha sido desde el primer día. Por eso, es más fácil criticar que avanzar. El camino a seguir es unirnos".

Y sin hacer alusión al diputado RN, Piñera aseguró: "Yo no presto atención a las críticas cuando se hacen (a través) los medios de comunicación. Sí presto mucha atención a las críticas constructivas cuando se hacen en forma directa, y créame que lo primero que hicimos en nuestro gobierno fue llamar a una mesa contra la delincuencia".

"Como cosa general, uno siempre tiene que prestar atención a las críticas, es algo saludable, sobre todo en democracia", fue la respuesta que un par de horas después entregó Desbordes, desde el Congreso, en Valparaíso. Además, dijo no sentirse aludido por los dichos del Jefe de Estado, pues "lo que he planteado estos días y las semanas anteriores y los meses anteriores, se lo he dicho al Presidente, al ministro del Interior y al gobierno desde hace más de un año".

En el gobierno afirman que el presidente de RN ha transmitido su malestar a La Moneda y que mantiene un diálogo fluido con la ministra de la Segegob, Cecilia Pérez, quien, según las mismas fuentes, ha sostenido conversaciones durante estos días con Desbordes para abordar las diferencias.

Tanto fuentes de La Moneda como desde la propia bancada de RN explican que existe malestar entre los parlamentarios de esa colectividad, entre otras razones, porque sienten que han sido marginados de las negociaciones en los proyectos emblemáticos. Son varios los parlamentarios que acusan "falta de diálogo" con el gobierno y piden construir "una relación más estrecha".

Así lo plantea el diputado Sebastián Torrealba, asegurando que "cada vez que nos hemos reunido con el Presidente hemos logrado buenos resultados, y eso demuestra que la relación del gobierno con los parlamentarios tiene que ser más estrecha aún. No basta solo con comunicarnos que es lo que quiere hacer el gobierno, sino que también hacernos parte de eso".

Su par Gonzalo Fuenzalida añade que "la coordinación está fallando con el gobierno hace bastante tiempo, y eso es lo que de alguna manera Mario plantea, es la coordinación legislativa". Sobre el punto, explica que, en distintos proyectos, los legisladores han planteado una opinión distinta a la del gobierno, "pero no se nos considera y, finalmente, se termina negociando con la oposición por los votos, cosa que es entendible, porque el gobierno no tiene mayoría, pero de muchos de los acuerdos que se toman nos enteramos por la prensa, y después nos piden que votemos ciegamente".

Cita oposición-RN

En paralelo a las críticas de Desbordes por seguridad, desde el gobierno también miraban con atención lo que estaba sucediendo en otro escenario.

En la sede del Congreso en Santiago, los senadores RN Andrés Allamand, José García Ruminot y Rodrigo Galilea se reunieron con sus pares Ricardo Lagos Weber (PPD), Carlos Montes (PS) y Jorge Pizarro (DC), cita que, dijeron, será la primera de una serie de conversaciones para abordar la reforma tributaria.

En el encuentro, según presentes, García y Galilea hicieron una larga exposición sobre los "beneficios" de la reintegración. Ahora bien, asistentes a la cita comentaron que los legisladores oficialistas consideraron en el análisis la posibilidad de buscar herramientas distintas en caso de que el rechazo a la reintegración termine siendo mayoritario en el Senado. Mientras, los senadores opositores insistieron en que no apoyarán la fórmula propuesta por el Ministerio de Hacienda.

Así, ambas partes constataron que el margen para lograr un acuerdo en las condiciones actuales es mínimo. "Usando un lenguaje diplomático, acordamos que estamos en desacuerdo respecto de la integración. Hay una profunda diferencia en esa materia", sostuvo Lagos Weber tras la reunión.

"El gobierno tiene que tomar nota de que la situación está más que compleja y que si no se abre realmente a conversaciones con la oposición en el Senado, entonces, su proyecto de reforma tributaria, tal como está, no va a pasar", dijo a su vez el senador Pizarro.

Montes, en tanto, señaló que "es bien importante que a más de un año de debate un sector de Chile vamos se abra a conversar a partir de relativizar el significado de la reintegración. Ellos insinúan y plantean la posibilidad de alternativas a eso y esta fue una conversación franca. Está claro que hay diferencias importantes".

Desde RN hicieron un diagnóstico similar, explicando que las diferencias "insalvables" se evidenciaron y se pudo confirmar que "no hay piso" para avanzar en materia tributaria sin hacer concesiones, lo que terminaría obligando al Ejecutivo a abrirse a negociar otros mecanismos con la oposición.

Además, según trascendió, los opositores les habrían pedido a los senadores oficialistas intentar "convencer" al Ejecutivo de revaluar su estrategia en la materia.

Pese a todo, en ambos sectores valoraron este primer encuentro y quedaron de reunirse nuevamente en algunas semanas más.

Comenta