Piñera apuesta por un acuerdo nacional con foco social y en reactivación

El Presidente Piñera hizo el llamado a un acuerdo acompañado de sus ministros del comité político. Foto: Mario Tellez/La Tercera.

El Mandatario sorprendió al oficialismo y convocó por tercera vez en su gobierno a una instancia de diálogo, asumiendo un rol protagónico en medio de las propuestas y presiones que circulaban sobre este tema.




“Voy a llamar a un acuerdo transversal”. Esa fue una de las frases que dijo este lunes, de manera imprevista, el Presidente Sebastián Piñera mientras se desarrollaba el tradicional comité político ampliado -vía Zoom- entre ministros y los principales dirigentes de Chile Vamos.

Las palabras sorprendieron a todos los integrantes de la coalición e, incluso, a personeros del gobierno. El Jefe de Estado mencionó brevemente que convocaría a un acuerdo acotado para enfrentar la crisis sanitaria del coronavirus, con foco en medidas sociales y de reactivación económica, pero no dio detalles. “Entró, tiró la bomba y cerró la puerta”, le comentó, según presentes, el diputado de Evópoli Luciano Cruz-Coke al Mandatario, quien se retiraba rápidamente del encuentro. “Hay que agradecer que haya venido a informarnos para que no nos enteremos por la prensa”, acotó el senador UDI Iván Moreira, desatando risas entre los presentes.

Poco después, flanqueado por los ministros del comité político, Piñera salió a realizar una declaración en el Patio de Los Naranjos, en la que -sin aceptar preguntas- convocó, por tercera vez en su segundo gobierno, a un “gran acuerdo nacional”, como él lo definió públicamente.

“Quiero hacer un llamado a todos los sectores. Muchos de ellos han planteado sus ideas y propuestas, y las hemos escuchado con mucha atención”, manifestó Piñera, mencionando cinco áreas para llegar a un consenso: combate contra la pandemia; plan de protección social para las familias; plan para proteger empleos, sueldos, ingresos y las empresas; reactivación de la economía, y un marco fiscal.

Las razones

En La Moneda afirman que el anuncio de Piñera -que coincidió con el aumento de su aprobación, según la última encuesta Cadem, a un 27%, y con el número de contagios diarios de Covid-19 más alto hasta la fecha (4.428)- responde a que el Mandatario venía analizando el tema hace semanas, sosteniendo encuentros con diferentes actores y conversándolo con los ministros del comité político, principalmente Ignacio Briones (Hacienda) y Gonzalo Blumel (Interior). Esto, en un escenario en que la idea de un acuerdo venía siendo impulsada por varios personeros, entre ellos, el presidente de RN, Mario Desbordes, quien incluso suscribió a un documento con el senador José Miguel Insulza (PS). Junto con eso, comenzaron a surgir propuestas de economistas convocados por el Colegio Médico y de centros de estudios como Horizontal, ligado a Evópoli. Así, en Palacio afirman que un pronunciamiento del gobierno no se podía seguir postergando. Eso, además, fue transmitido por dirigentes de Chile Vamos durante el fin de semana a los ministros Briones y Blumel: la necesidad de, ante las numerosas propuestas, liderar este tema.

En el Ejecutivo, además, dicen que la propuesta de los economistas del Colegio Médico fue clave para Piñera y que vio en ella “una ventana de oportunidades”, debido a que ellos plantean un plan con un plazo de 18 meses, lo que -dicen- reafirma la idea del gobierno de que no se pueden utilizar todos los recursos de una sola vez. Esa iniciativa, que incluye a economistas de centroizquierda como Rodrigo Valdés, también ha sido destacada en Chile Vamos como un insumo que permitiría vislumbrar un grado de apoyo en la oposición.

De esta manera, el Jefe de Estado asumió un rol protagónico en la materia. Y a partir de hoy encabezará una ronda de reuniones para ir aterrizando las propuestas: a las 13.00 se reunirá con los presidentes y jefes de bancadas de Chile Vamos, y se espera que en los próximos días haga lo propio con la oposición.

El anuncio del Mandatario, además, ocurrió en medio de las diferencias que existían al interior del oficialismo sobre la idea de un acuerdo: algunos impulsaban que se hiciera un pacto social de largo plazo, mientras que otros se resistían a la idea argumentando que era inconveniente llamar a acuerdos por la actitud que mantenía la centroizquierda o que esto debía ser algo más acotado y concreto, como planteó el presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, el fin de semana en La Tercera.

Así, finalmente el Presidente optó por una fórmula que, según el gobierno y Chile Vamos, pondrá a “prueba” la disposición de la oposición para ver si posteriormente se puede avanzar en un pacto social más amplio, aunque en el oficialismo dicen que el Mandatario transmitió a los líderes de Chile Vamos -en una reunión que se hizo ayer por Zoom, luego del anuncio- que él buscaba, al menos por ahora, un acuerdo concreto y centrado en los desafíos más inmediatos. Las mismas fuentes sostienen que en esa conversación el Mandatario tampoco se cerró a la opción de, por ejemplo, una nueva entrega de cajas de alimentos.

Grupos de trabajo

En La Moneda afirman que Piñera mandató a los ministros Blumel, Briones y de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, para que materialicen el acuerdo en sus respectivas áreas. Así, ayer Blumel -quien había sostenido conversaciones hace semanas con los presidentes de Chile Vamos y de la oposición- se contactó con los presidentes de partidos para abordar el anuncio del Presidente y pedirles que coordinen y envíen nombres para crear grupos de trabajo para sacar adelante el nuevo acuerdo.

De manera paralela, senadores de Chile Vamos sostuvieron ayer reuniones por Zoom para organizarse y poder materializar los acuerdos. En La Moneda dicen que esperan tener propuestas concretas en un par de semanas, las que tengan un plazo de entre 18 y 20 meses.

Comenta