Piñera dice que plebiscito "nos tiene que servir para dejar atrás la violencia y divisiones" y llama a recuperar la "buena política"

A_UNO_1142173

En la ceremonia destacó la presencia de la timonel de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, cuyo partido suspendió relaciones con la coalición oficialista luego de que RN y Evópoli respaldaran las indicaciones en materia de paridad de género y escaños reservados para pueblos originarios. También asistió el exmandatario Ricardo Lagos Escobar. 


Este lunes, el Presidente Sebastián Piñera promulgó en La Moneda la ley que convoca a un plebiscito para una nueva Constitución para el próximo 26 de abril.

La ceremonia se realizó ante la presencia de ministros de Estados, subsecretarios y los presidentes de los principales partidos de Chile Vamos y de la oposición. En este sentido, destacó la presencia de la timonel de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, cuyo partido suspendió relaciones con la coalición oficialista luego de que RN y Evópoli respaldaran las indicaciones en materia de paridad de género y escaños reservados para pueblos originarios. También asistió el exmandatario Ricardo Lagos Escobar.

Entre los ausentes, estuvieron los presidentes de partido del Frente Amplio -quienes ya habían notificado que no concurrían a La Moneda- y la del presidente del Senado, Jaime Quintana, quien al momento de la ceremonia se encontraba en el distrito que representa.

"Ninguna Constitución política es inamovible y tampoco lo será esto", sostuvo el Mandatario, y agregó que "lo que hemos vivido en los últimos 66 días es una clara y elocuente muestra de ese cambio". Además, sostuvo que la promulgación de la ley que habilita el plebiscito "nos tiene que servir para dejar atrás la violencia y divisiones".

En este sentido, destacó la "equitativa participación de hombres y  mujeres". "Ciudadanos hombres y mujeres no solo tendremos primera palabra en la naturaleza y mecanismo del proceso constitucional, a través de un plebiscito de entrada, y también la última palabra respecto a principios y contenidos de esa nueva Constitución a través de plebiscito ratificatorio", dijo el Mandatario.

Piñera agradeció a los presidentes de partido por lograr el acuerdo constitucional. Y en esta línea, llamó a "recuperar valor de la tolerancia y el respeto", momento en que sacó aplausos entre los presentes. "De aquí, la enorme importancia de condenar en forma clara, categórica y permanente todo tipo de violencia, todo tipo de amenazas porque eso solo envenena el alma de nuestro país", expresó.

Además destacó la importancia de "honrar nuestro juramento, de respetar y hacer respetar siempre nuestra Constitución, nuestra democracia y nuestro Estado de Derecho", comentó.

El Presidente insistió en que si la ciudadanía vota por una nueva Constitución en el plebiscito, "este texto deberá respetar siempre el carácter de República que tiene el estado de Chile, el régimen democrático, las sentencias firmes y ejecutoriadas y los tratados internacionales suscritos por Chile".

El Mandatario enfatizó que la nueva Constitución debe consagrar derechos como "la protección de la vida, la libertad, la dignidad, la diversidad y el respeto de los Derechos Humanos de todas las personas". Respecto a la familia sostuvo que es "el núcleo fundamental de la sociedad".

En este sentido, Piñera advirtió que "si no recuperamos la buena política, nunca vamos a tener una buena Constitución y una buena República".

Además llamó a "ser honestos sobre qué puede esperarse de una nueva Constitución".

"Nuestro gobierno va a garantizar a todas las partes un proceso constitucional limpio libre transparente y democrático", agregó el Mandatario.

Comenta