Presidente de la Cámara tras rechazo de ambos proyectos de retiro: “La estrategia del gobierno fue un error”

Raúl Soto, presidente de la Cámara de Diputados. Foto: Agencia Uno.

Raúl Soto, presidente de la Cámara de Diputados. Foto: Agencia Uno.

El diputado del PPD también abordó su voto favorable para los iniciativas asegurando que tenía "legítimas diferencias", y que no se puede pretender que la corporación "sea un mero buzón del Ejecutivo donde los proyectos se imponen sin un necesario y legítimo y conversación previa".




Tras siete horas de debate, la Cámara de Diputados optó por rechazar el proyecto de quinto retiro universal de los fondos de pensiones así también como la iniciativa de acceso más restringido presentada por el Ejecutivo.

El primero de ellos fue rechazado por 70 votos a favor, 70 en contra y 12 abstenciones -necesitaba 98-, mientras que el proyecto del gobierno fue rechazado con 68 votos a favor, 83 en contra y una abstención -necesitaba 78-.

El presidente de la corporación, Raúl Soto (PPD) conversó en Radio Duna a propósito de este escenario, pero inició apuntando a su respaldo a ambas iniciativas. Si bien su tienda habría sostenido un almuerzo con el ministro de Hacienda, Mario Marcel, durante el mediodía de este lunes, esa gestión no fue suficiente para contar con su voto en contra de la moción parlamentaria.

“Teníamos algunas legítimas diferencias. La colaboración, la lealtad al gobierno no significa, necesariamente, obsecuencia ni mucho menos”, dijo el parlamentario y planteó que “tiene que existir una actitud autocrítica del gobierno de dialogar a tiempo, construir consensos con mayor anticipación y a partir de allí generar los acuerdos que sean los más amplios posibles para generar viabilidad a los diseños legislativos. No se puede pretender que la Cámara sea un mero buzón del Ejecutivo donde los proyectos se imponen sin un necesario y legítima conversación previa, no sobre la marcha, no a última hora”.

Respecto a los 10 votos que faltaron para que la propuesta del gobierno fuera aprobada puntualizó que hubo errores de forma y fondo. “Se plantea en una instancia muy encima, con una discusión inmediata que de cierta manera nos obligó a llevarlo rápidamente y, en conjunto, con la reforma constitucional a la sala. Quizás faltó un poquito más de tiempo, de días de conversación, pero también una bajada comunicacional a la ciudadanía para que terminaran entendiendo de qué se trataba”, sostuvo.

Asimismo, fue consultado por el grupo de parlamentarios oficialistas que estaban por el quinto retiro universal, los cuales terminaron rechazando la moción privilegiando la iniciativa del gobierno, para que al final no se aprobara ninguno.

Su respuesta fue tajante: “Yo creo que la estrategia del gobierno -se lo he dicho al gobierno, a los ministros y al propio presidente Boric- fue un error. Yo creo que pudiesen haber habido alternativas que a lo mejor concitaran un mayor apoyo, pero tirarse a la piscina sin agua, sin tener un acuerdo político amarrado con todos los sectores era un riesgo”.

“Espero que de aquí adelante esto se pueda corregir, que exista más fluidez en las conversaciones de los ministros con las bancadas parlamentarias, que no tengamos este tipo de errores en lo que viene para adelante”, complementó.

Otro de los temas que abordó Soto fue el ingreso de la reforma constitucional -por parte del Ejecutivo- para garantizar que los fondos de pensiones no se pueden expropiar por ley. En cuanto a eso afirmó que esta jornada comenzarán las conversaciones con el gobierno, pero que “personalmente tengo un tema interno bien contradictorio en el punto de vista que comparto el principio (...), pero al mismo tiempo la forma en que se ha procedido, de concesión o negociación con la derecha que también pone en entredicho lo que va a pasar como una especie de efecto espejo en la Convención, me parece delicado, me parece que hay mirarlo con prudencia”.

Tras la votación en la Cámara el ministro Marcel declaró que “nosotros veremos si hay espacio para poder insistir en algunos de estos temas”. El presidente del hemiciclo confirmó que el gobierno, efectivamente, tiene la posibilidad de insistir en el proyecto en el Senado, pero que es difícil el escenario debido al debate que hay en la Constituyente.

“La complejidad es que requiere dos tercios de los votos de los senadores y senadores. El escenario en el Senado está especialmente complejo a propósito de lo que está ocurriendo con los cambios institucionales en la Convención. No sé si hay agua en la piscina para llevar adelante esa insistencia”, enfatizó.

Por último aseguró que es “política y jurídicamente inviable” la idea de legislar un proyecto de similares características al quinto retiro, incluyendo los que ya están presentados.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.