Presidente del Senado sobre disposición de la UDI para modificar los 2/3 en la actual o futura Constitución: “Si ellos quieren hacerlo ¿por qué nos vamos a oponer?”

El presidente del Senado, Álvaro Elizalde.

Sobre la propuesta del partido gremialista de impulsar un nuevo proceso constituyente a partir del Rechazo al borrador emanado de la Convención Constitucional, Álvaro Elizalde precisó que “aquellos que en el pasado se han opuesto sistemáticamente a estos cambios tienen que dar muestra de que tienen una voluntad distinta”.




El presidente del Senado, Álvaro Elizalde, abordó esta mañana la propuesta de la UDI sobre un nuevo proceso constituyente a partir del Rechazo al borrador emanado de la Convención Constitucional.

A poco más de dos meses del plebiscito de salida convocado para el 4 de septiembre, para ratificar la nueva Constitución, en diálogo con La Tercera Domingo, el senador y presidente del partido gremialista, Javier Macaya, expresó que desde la tienda política están convencidos de que la actual Carta Fundamental “ya está superada” y que existe una voluntad para modificarla.

Sin embargo, reconoció que hay poca credibilidad desde otros sectores hacia su postura, “y con justa razón pueden no creer, porque han pasado 30 años en que la UDI fue una gran opositora al cambio constitucional”.

Sobre ese escenario, el timonel señaló que están dispuestos a entregar “pruebas concretas” y “señales de confianza”, como la modificación del quórum de los 2/3 de la actual o futura Constitución: “Si bajar los quórum se tiene que hacer antes del 4 de septiembre, estamos disponibles”.

Ante aquella propuesta, esta mañana -en diálogo con Tele13 Radio-, el presidente del Senado hizo un llamado a que “que lo hagan” y que no solo “sean palabras”, pero advirtió que “lamentablemente son muchas las veces en que los sectores conservadores han dicho que tienen la mejor disposición, pero cuando llega el momento de las definiciones se cierran”.

Pero aquellos que en el pasado se han opuesto sistemáticamente a estos cambios tienen que dar muestra de que tienen una voluntad distinta”, agregó.

Ante ese escenario, valoró la “honestidad” con que el presidente de la UDI reconoció “que no se les cree”, pero precisó que “no olvidemos que cuando la presidenta Michelle Bachelet presentó su propuesta de reforma constitucional, lo que recibió fue un portazo”.

Sin embargo, apuntó a que “si los sectores del rechazo quieren presentar una reforma constitucional están en su legítimo derecho y se discutirá en su mérito”, pero puntualizó que “más bien me inclino a que esto se lleve adelante a través del proceso constituyente que está en marcha”.

Y en detalle, respecto a la propuesta de disminuir el quórum de los 2/3, precisó que “si ellos quieren hacerlo ¿por qué nos vamos a oponer?”.

“Esperamos que este proceso sea exitoso (...), pero si obviamente los sectores del rechazo quieren presentar una reforma para bajar los quórums de la reforma de la actual Constitución, por qué habríamos nosotros de oponernos”, enfatizó.

A juicio del presidente de la Cámara Alta, “es evidente que la Constitución actual está política y socialmente derogada- aunque no jurídicamente- porque el plebiscito de entrada fue de tal magnitud el resultado a favor del Apruebo que nadie puede pretender que esta Constitución siga vigente, independiente del resultado del llamado plebiscito de salida”.

Así, indicó que está a la espera del texto final y que han habido avances importantes en el proceso de la creación de la nueva Carta Magna.

“Son las dictaduras las que recurren a los decretos”

Durante la instancia, Elizalde se refirió nuevamente a la propuesta emanada de la Contraloría General, en el marco de la transición constitucional.

El 18 de mayo, el contralor general, Jorge Bermúdez, expuso ante la Comisión de Normas Transitorias de la Convención la posibilidad de habilitar al gobierno para que pueda adecuar normativas a la nueva Constitución mediante Decretos con Fuerza de Ley (DFL), en caso de que triunfe el Apruebo.

Si bien la idea fue respaldada por el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Giorgio Jackson, recibió un portazo por parte de integrantes del Congreso. Y entre ellos el presidente del Senado, quien rechazó la propuesta y aseguró que “las dictaduras legislan por decreto”.

“En el marco jurídico existen los Decretos con Fuerza de Ley, pero son excepcionalísimos. Se tienen que dictar en un plazo máximo de un año y corresponden a una delegación de las facultades legislativas del Congreso”, reiteró esta mañana.

“Aquí lo que se plantea es que haya una especie de delegación directa, sin que pase por decisión del Congreso Nacional, y eso no me parece adecuado”, aseveró.

Así también, precisó que “en democracia se legisla a través del Congreso” y que “son las dictaduras las que recurren a los decretos”. “No es una buena idea hacer de esto una regla general dentro de las normas transitorias. (...) Es más, creo que, al igual como en la regulación actual, es el Congreso el que debe delegar la facultad legislativa”, puntualizó.

En caso de aprobarse la nueva Constitución, el Senado tendrá su fin y será reemplazado por una Cámara de las Regiones. Sobre la discusión de la duración de los mandatos de los senadores electos en 2021 -también en el marco de las normas transitorias- el presidente de la corporación hizo un llamado a respetarlos y rechazó la idea de concluirlos de manera anticipada.

“Esperamos que se respeten los mandatos, porque son mandatos democráticos, no olvidemos que este es un Congreso íntegramente elegido con sistema proporcional”, precisó, agregando que “quiero insistir en la importancia de que este proceso constituyente se traduzca en que elevemos los estándares democráticos, no que los bajemos”.

En ese marco, enfatizó que si bien “a uno le puede gustar o no la conformación de un Congreso”, aquello “no es un argumento para no respetar la democracia. Al contrario, en eso consiste la democracia, en respetar la voluntad soberana expresada en las urnas”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.